Lavagna llega a Córdoba, punto neurálgico para el armado nacional

El ex ministro de Economía llega a Córdoba para disertar ante empresarios en la Fundación Mediterránea y acercarse a Schiaretti. Con un triunfo sólido el 12-M, el gobernador sería el único socio de Alternativa Federal que podría facilitar a Lavagna una candidatura sin internas.

Por Felipe Osman

El es ministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner llegará hoy a Córdoba para disertar ante el empresariado en la Fundación Mediterránea, y se espera –aún sin confirmación- que sea recibido luego por Juan Schiaretti.
El objetivo de la visita es múltiple. Lavagna viene de tener dos importantes reuniones durante la semana pasada: la primera, con Marcelo Tinelli; la segunda, con una mesa sindical presidida por Luis Barrionuevo pero compartida también por otros sindicatos de peso, como Uocra, Comercio, UTA, Textiles y UPCN.
El ex ministro trabaja en la construcción de una pata gremial y en la búsqueda de un candidato competitivo en provincia de Buenos Aires. Y en Córdoba atenderá a otros dos frentes: encontrar una plataforma política desde la cual lanzar su candidatura y seducir al empresariado cordobés, estrechamente vinculado con el agro.
En cuanto a este último punto, Lavagna ha empezado un plan de acercamiento con el campo. El apellido del creador de las retenciones agropecuarias aún genera recelo entre los empresarios del sector, y el gobernador santafesino Miguel Lifschitz sería el nexo que intentaría acercar posiciones entre el economista y el agro.
Aún así, el mayor interés del ex ministro estaría puesto en el director de orquesta del peronismo cordobés.
Schiaretti acaba de lanzar Hacemos por Córdoba, una versión ampliada del exitoso sello que sostiene al PJ en el poder desde hace (casi) 20 años. Además de un refresh para la marca Unión por Córdoba, esto significó una apertura del espacio para cobijar dentro de sí a otros actores como el GEN de Margarita Stolbizer y el Socialismo del propio Lifschitz.
Estas incorporaciones no son otras que las que le propio Lavagna imaginó para un espacio que pudiera servirle como plataforma política desde la cual lanzar su candidatura presidencial. Córdoba será entonces el laboratorio donde se testeará el andamiaje de alianzas con el que el economista sueña para alcanzar el sillón de Rivadavia.
Pero por si fuera poco, éste no es el único elemento que dota de una importancia capital a Córdoba y El Panal para Lavagna. Además, Schiaretti gobierna el segundo distrito electoral del país, el primero en manos del peronismo, y es el único socio fundador de Alternativa Federal que puede presumir de liderar con comodidad las encuestas en su provincia.
Juan Manuel Urtubey, inhibido para buscar una nueva reelección en Salta, ve como el candidato kirchnerista lidera las encuestas en su provincia. Miguel Ángel Pichetto no podría renovar su banca en el senado por su enfrentamiento con el clan Soria, que maneja los hilos del justicialismo rionegrino, y Sergio Massa –según muestran las encuestas- no logra terciar entre Cambiemos y el kirchnerismo.
Este escenario se ve acentuado desde que Cambiemos implosionó en Córdoba, hace poco más de una semana atrás. Desde entonces las chaces de la alianza de desembarcar en el Centro Cívico se redujeron drásticamente, y el oficialismo se entusiasma con lograr un triunfo holgado que posicione a Schiaretti como líder indiscutido de Alternativa Federal.
Si así resultara, el mandatario provincial sería –probablemente- el único socio de Alternativa Federal con el poder suficiente como para garantizar a Lavagna una candidatura presidencial que no necesitara de una interna previa.
La visita de Lavagna, por lo tanto, debe ser vista como un acercamiento a Schiaretti, pero desde luego no deben buscarse definiciones políticas a su alrededor.
Antes de tomar cualquier decisión, Schiaretti y el espacio que integra esperarán a cruzar el meridiano que el 12-M dibuja en el almanaque. A partir de allí, y ya conociendo al detalle el desempeño electoral de Hacemos por Córdoba y el efecto de la partición de Cambiemos en las urnas, podrá empezarse a buscar precisiones sobre el juego del peronismo cordobés en el mapa nacional.



Dejar respuesta