En horas, Schiaretti blanquea pacto capitalino con Riutort

Hasta anoche, estaba cerrado el acuerdo para que la ex concejala sea la compañera de fórmula de Martín Llaryora.



Por Yanina Soria
[email protected]

Los entretelones de los socios locales que derivaron finalmente en la implosión de Cambiemos, dejaron al peronismo cordobés en situación de ventaja política.
No sólo por el tiempo ganado para el armado y definición de la estrategia electoral del oficialismo, en clara contraposición al desgaste de los aliados cuyo principal adversario político dejó de ser Unión por Córdoba (ahora “Hacemos por Córdoba”) para ser ellos mismos, sino que además le permitieron al PJ perfilar sus candidatos en función a los jugadores que la estallada alianza puso a rodar en la cancha prematuramente.
Por eso, si bien los ex cambiemitas aguardan algún milagro que pueda frenar la división, ahora la principal incógnita pasa por saber cómo completará las fórmulas y cómo quedarán armadas las listas del justicialismo cordobés. El sábado a última hora se cumple el plazo fatal y por estas horas son intensas las negociaciones (y operaciones) para diagramar la grilla final.
Aunque aún no oficializados, desde hace meses se sabe que la ex Unión por Córdoba llevará al propio Juan Schiaretti para su reelección y al diputado nacional Martín Llaryora como la carta fuerte para jugar en Capital. Es precisamente el principal distrito electoral de la provincia donde más arriesgará el peronismo y donde más fuerte planea jugar, ya que existe un convencimiento interno de que, esta vez, podrán arrebatarle la conducción del Palacio 6 de Julio a Cambiemos (o lo que quede de él).
Por eso, desde el momento en que aceptó ser el candidato del PJ en la ciudad, el sanfrancisqueño no contempló otro escenario que no sea el de su triunfo.
De allí que, aún frente la resistencia de una porción importante de la estructura partidaria, Llaryora focalizó en Olga Riutort como compañera de fórmula. Lo hizo con números en la mano que daban cuenta de que un binomio que los contenga a ambos dirigentes, allanaría el camino al PJ rumbo al objetivo municipal. En el llaryorismo creen que la ex secretaria General de la gobernación puede aportar un caudal de votos que hoy no están dentro de la ex UPC, justamente por haber construido la mujer por fuera del partido.
Las negociaciones con la ex concejala llevan casi dos meses.
La ex funcionaria provincial que por momentos se entusiasmó con la idea del llamado de unidad que hizo el propio Schiaretti tras la muerte del ex gobernador José Manuel de la Sota, puso la vara alta en el arranque de la discusión.
Para declinar su candidatura a la intendencia, Riutort arrancó con condiciones fuertes: “quiero 10 concejales y un tribuno de cuentas”, dijo. “Imposible”, le respondió Llaryora en aquella primera cena que mantuvieron en la casa de ex edila, en Nueva Córdoba.
De allí, hubo muchas idas y vueltas, nuevos encuentros, avances y retrocesos que, por momentos, dejaron las conversaciones en stand by. Sin embargo, a horas del cierre de las listas, el llaryorismo confía en que el acuerdo quedará finalmente sellado y será rubricado por el máximo jefe político del PJ.
Además del propio Llaryora que llevó adelante parte de la discusión, también fue parte de la cocina el ministro de Gobierno, Carlos Massei.
Al cierre de esta edición, contaban a Riutort adentro del PJ. “A esta hora, está un 99% cerrado”, dijo un encumbrado dirigente del pejotismo cordobés. “Sólo falta la foto final que podría darse entre mañana o pasado (por hoy y mañana)”, detalló.
Más allá de cómo será la oficialización del acuerdo, desde el Centro Cívico creen que con todo el peronismo unido el anhelo de recuperar la ciudad está muy cerca. Sumado a que Cambiemos se presenta con dos listas y que habrá en la cancha otros candidatos a intendentes, como posiblemente Juan Pablo Quinteros, que pueden restarle votos a Luis Juez, por ejemplo.
Por otro lado, también hubo consenso para que la diputada Alejandra Vigo -en la práctica, la conductora política del PJ de la ciudad de Córdoba- sea la candidata a legisladora por el departamento Capital. De esta manera, el PJ cuenta con sus máximos referentes capitalinos trabajando todos para la misma canasta.

Concesiones
Según trascendió desde el Panal, las pretensiones de Riutort bajaron, y contará con “no menos de cuatro concejales” y, en principio, ningún tribuno de cuentas.
Si bien los cargos en el Ejecutivo no fueron parte de la negociación estricta, se supo que Llaryora estaría dispuesto a incorporar parte de los equipos de Riutort que se destacan en áreas como salud o economía, por ejemplo. De cualquier modo, esa es una conversación que corresponderá a una segunda etapa.
Por ahora, la prioridad del llaryorismo es ganar. Todas las concesiones que el diputado está dispuesto a dar, no sólo frente a la ex concejala sino también ante las peticiones de adentro del PJ Capital, responden a un solo objetivo: cantar victoria en la ciudad de Córdoba el 12 de mayo. Muestra de ello es que el candidato a intendente no tendrá más de tres o cuatro concejales propios dentro de la lista de 16 que se oficializará el sábado.
Los problemas de marquesina, la convivencia política entre las distintas vertientes peronistas, los riesgos de gobernabilidad para Llaryora por contar con un bloque multicolor…entre tantas otras dificultades que ya se advierten producto de esta ampliación política, serán problemas a sortear una vez que “Hacemos por Córdoba” logre desembarcar en el Palacio 6 de Julio.

 

Elogios a Llaryora

Ayer, en la inauguración de la Comunidad Terapéutica de San Francisco, el gobernador Schiaretti elogió a Llaryora y, por primera vez públicamente, se refirió a su candidatura en Capital. “Cuando mostraba las cosas que se inauguraron y las que están en marcha en San Francisco se nota lo excepcional que fue Martín Llaryora como intendente, creando el Polo Educativo y Productivo, entre otras cosas”, arrancó. Y luego agregó: “Cómo será de bueno que cuando uno le pregunta a los habitantes de Córdoba quién es el que prefieren que sea el próximo intendente el que parece primero es Llaryora. Fíjense si habrá hecho una muy buena gestión aquí”.



1 Comentario

  1. PJ EX-UPC Y CAMBIEMOS los frentes que tiene CORDOBA, van camino a desaparecer, y mas aun cuando no sean gobierno, LA CAPITAL quizás MESTRE pierda o CAMBIEMOS pierda, y pierda mas porque se ha desarmado ya no existen, y ese camino tomara EL EX-UPC, pronto desde adentro del mismo frente, eso cuando recorran los meses de gobierno, dado que cuenta que ganan la gobernación y la intendencia de la capital, eso todo se vera.
    El tema que toco es la desaparición de los frentes que armaron, varias causas lo atezoran, ganaran pero cada vez con menos votos, aunque ellos y la prensa oficial los dibujen, los votos cada vez menos. Es ahi cuando con buen trabajo las izquierda la cual debe unirse cada vez mas, la unidad mas profunda, podrá discutir las elecciones, a pesar que son burguesas, pero la participación de obreros (desocupados) estudiantes, amas de casa, campesinos pobres todo esto junto, organizado y unidad deberán competir para tomar el poder, ganar es un camino, el otro y el final es una insurreccion armada para tomar la totalidad del poder….

Dejar respuesta