UEPC aceptaría hoy la oferta de la Provincia

El Panal logrará cerrar hoy la paritaria docente y se librará de un frente gremial que podía incomodarlo durante la campaña. A pesar de que en Capital los docentes rechazaron la 2da oferta del Centro Cívico, la aceptación se impuso en el interior y la asamblea provincial de UEPC avalará el acuerdo.



Por Felipe Osman

La provincia cerrará hoy el acuerdo paritario con el principal gremio público: los docentes. Aunque no sin algunos contratiempos, ya que la UEPC rechazó la primera propuesta arrimada por El Panal y construida conjuntamente por los funcionarios provinciales y la conducción del gremio docente.
Esa primera oferta contemplaba un aumento del 5 por ciento en febrero junto a la aplicación de una cláusula gatillo que -hasta junio- no estaría “atada” a la evolución de la recaudación provincial, quedando condicionada a ella desde el segundo semestre.
Además, la Provincia ofrecía un adicional de hasta 1.000 pesos por mes (no remunerativos) durante doce meses para contrarrestar, de manera parcial, el poder adquisitivo perdido por los educadores durante 2018, año que –como el resto de los sindicatos públicos- terminaron con un aumento total del 36 por ciento, mientras la inflación acumulada fue de 47 puntos porcentuales. Esto significó una disminución del salario real de (casi) un 11 por ciento.
Aunque las objeciones a esta primera propuesta fueron diversas. Las principales apuntaron a que no recompone la pérdida salarial sufrida durante 2018, y no garantiza que el gremio no vuelva a perder frente a la inflación en 2019, ya que la cláusula gatillo seguiría condicionada a la evolución de la recaudación provincial.
Estas críticas determinaron que UEPC rechazara la propuesta –de cuyo diseño había participado su propia conducción- y aplazara el comienzo de clases a la segunda semana de marzo con un paro de 72 horas. Y aunque cabe señalar que la adhesión a esta medida de fuerza fue dispar, vale también destacar el primer día de huelga tuvo un acatamiento cercano al 50 por ciento, muy superior al que tuvieron los anteriores paros docentes.
Una semana más tarde llegó la segunda oferta de la Provincia, que los educadores discutieron ayer en asambleas departamentales y que seguramente se aprobará hoy. Sin distar demasiado del primer ofrecimiento, el Centro Cívico mejoró los números de su primera propuesta al proponer un 5 por ciento de aumento en febrero más una cláusula gatillo que recién quedaría condicionada a la evolución de la recaudación Provincia a partir de septiembre. Es decir, el reajuste inflacionario para los docentes se hará mes a mes compensado el aumento de los precios hasta agosto, pero si en septiembre la recaudación pierde a manos de la inflación el acuerdo deberá ser renegociado.
Adicionalmente, esta segunda oferta mejora a la primera al incrementar los montos fijos mensuales que los docentes recibirán como compensación del poder adquisitivo perdido durante 2018 de la siguiente manera: en febrero los educadores recibirán 1.000 pesos, en marzo 1.300 y a partir de abril 1.500. Además, todas estas sumas serán duplicadas en el caso de que el agente cumpla un cargo doble, cosa que no sucedía en la primera propuesta.
Las críticas a esta segunda oferta tampoco tardaron en hacerse oír. Desde la oposición al oficialismo gremial, actualmente en manos de Juan Monserrat y la lista Celeste y Blanca, varios delegados apuntaron que, al tratarse de sumas no remunerativas, los montos que la Provincia ofrece para compensar la pérdida de poder adquisitivo sufrida durante 2018 no se toma como base de cálculo para los beneficios que estipula el convenio colectivo, como adicionales por antigüedad y “zona desfavorable”, achatando el escalafón.
Aún así, la oferta fue aprobada por la mayoría de las asambleas departamentales en el interior, y el rechazo que sufrió en capital por 362 votos en contra a 217 votos a favor no alcanzaría para revertir los números que llegan desde el resto de la provincia.
Todos los delegados consultados por Alfil coincidieron en que la propuesta será aceptada. Sin embargo, quienes responden a espacios opositores a la lista Celeste y Blanca apuntaron que el oficialismo pagará algún costo político por haber consensuado en primera instancia una oferta menor a la que terminó lográndose, y se entusiasman con avanzar, en las próximas elecciones, arrebatando a Monserrat el departamento Capital.



Dejar respuesta