Schiaretti aspira aliados mientras oposición se fragmenta

El gobernador de Córdoba dio la bienvenida ayer a los nuevos socios. Les prometió lugares en las listas y también en el gabinete si resulta reelecto.



Por Yanina Soria
[email protected]

El operativo refresh que puso en marcha el gobernador Juan Schiaretti para mostrar un peronismo reinventado después de dos décadas ininterrumpidas al frente del poder provincial, -con amplias chances de extenderlo durante un periodo más- fue presentado ayer con un cotillón más típico del PRO que del justicialismo tradicional.
La idea fue exponer justamente una fuerza política moderna que también se sostuvo desde la puesta en escena. Ayer, el gobernador Juan Schiaretti lanzó la nueva marca con la que irá por su reelección el próximo 12 de mayo, desde un escenario semicircular enmarcado por una pantalla LED gigante que en todo momento proyectó el nuevo logo.
“Hacemos por Córdoba” es la denominación que reemplazará al sello de altísima ganancia electoral fundado por el ex gobernador José Manuel de la Sota. Con el fin de la etiqueta de Unión por Córdoba (UPC) y la nueva coalición partidaria, el PJ local busca darle paso a una nueva era que le permita seguir siendo atractiva frente al electorado.
“Nuestra concepción de hacer coaliciones arranca de un convencimiento democrático, pluralista, republicano, progresista y federal. Nos debemos a Córdoba y trabajamos por Córdoba”, dijo durante su discurso el gobernador Juan Schiaretti ayer al cerrar el encuentro que tuvo lugar en hotel de la ciudad de Córdoba.

El plan de seducción que Schiaretti echó a rodar desde fines del 2017, después de las elecciones legislativas nacionales, dio sus frutos. Como una especie de aspiradora política, la maquinaria oficialista chupó un montón de sellos que, hasta ayer, pertenecían a otros espacios políticos.
Por caso, Concertación Forja cuyo presidente es el diputado nacional kirchnerista Juan Manuel Pereyra, es un sector siempre ligado al cristinismo que ahora se suma al oficialismo provincial. En representación, estuvo sentado en primera fila y mezclado entre dirigentes del PJ, el ex intendente Daniel Giacomino que luego se fundó en un abrazo con el mandatario provincial.
Compromiso Federal, referenciado ene gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá, es otro de los espacios que hasta hace algunas horas parecía estar dentro de Unidad Ciudadana y que ayer fue nombrado como nuevo aliado de UPC. El Partido Intransigente, igual.
Tampoco se conocía y causó sorpresa que Acción para el Cambio (APEC), un partido sustancial dentro del movimiento ADN y que acompañó a Tomás Méndez en su candidatura del 2015, se pasara a las filas del justicialismo. La decisión del concejal que preside ese sello, David Urreta, se debió a la decisión del periodista de declinar una posible candidatura este año (ver pág. 10).
En cambio, ya se había notificado que el Partido Socialista (PS) conducido por Matías Chamorro y el GEN con Walter Sosa a la cabeza, serían nuevos actores dentro de la ahora ex Unión por Córdoba mientras que el intendente de Carlos Paz, Esteban Avilés, se sumaría a la grilla de los “nuevos”.
El coqueteo del jefe comunal con el peronismo y viceversa, lleva mucho tiempo y éste era uno de los finales posibles. Si bien todavía no hay certezas respecto a los lugares que se les otorgará a cada dirigente y fuerza política, eso quedará claro el 23 de marzo, se descuenta que el carlospacense tendrá un lugar destacado en la boleta. Es uno de los referentes de Punilla con mayor capital electoral por lo que su posible candidatura legislativa es lo que más suena.
Es que el pacto político que trabaron los nuevos aliados no incluyó ninguna cláusula de cargo posible, pero sí promesas. Es más, ayer Schiaretti tranquilizó a los inquietos ayer cuando dijo: “No tengo dudas de que todas las fuerzas políticas tienen para aportar, y eso se verá reflejado en las listas y en la composición del gabinete que viene, si la gente nos elige para seguir gobernando los destinos de nuestra provincia”.

Proyección nacional
La incorporación del PS y el GEN debe leerse en clave nacional. Es parte de un acuerdo macro entre el cordobés en representación del Peronismo Federal, el gobernador santafesino Miguel Lifschitz y la referente del GEN, Margarita Stolbizer. Schiaretti anexó a su proyecto político los mimos aliados que busca Roberto Lavagna en su carrera rumbo a los comicios de octubre. De hecho, se espera la visita del ex ministro de Néstor Kirchner para la semana que viene y se descuenta que mantendrá un encuentro político con el titular del Panal para avanzar en ese armado nacional donde también se pretende sellar una mega alianza.



Dejar respuesta