Negri cerrará la lista al PRO (acelera diáspora macrista)

Ratificaron a la radical Alicia Migliore como compañera de la fórmula municipal que encabeza Luis Juez. Si se apuntan nombres nuevos serán para cubrir las bajas producidas tras la ruptura de Cambiemos.



Por Yanina Passero
[email protected]

El legislador Darío Capitani quedó como único interlocutor del PRO orgánico con el tridente que componen Mario Negri, Héctor “La Coneja” Baldassi y Luis Juez, los rostros de Córdoba Cambia. En privado, el presidente del macrismo local reconoce a sus conmilitones las consecuencias de haber quedado al medio del “deber ser” dentro de la alianza Cambiemos y la única apuesta del partido a la candidatura municipal del radical Rodrigo de Loredo, hoy integrante del escuadrón mestrista.
Negociaron en desventaja y, todo parece indicar, que la fractura consumada de la entente no abrirá la posibilidad de mejorar sus acciones como miembro agregado del Grupo Balcarce. Les urge, porque quedaron varios heridos tras la confección de unas listas pensadas para la interna que iba a realizarse el 17 de marzo.
En el nuevo contexto, Capitani trató de reflotar a su par en el distrito Capital y el recinto, Soher El Sukaria, como compañera de fórmula municipal del referente del Frente Cívico. Invocó a Marcos Peña, sin suerte. Probablemente, la negativa pública de Juez haya sido el fuerte descargo contra el PRO de algunas noches atrás. Calificó al espacio de “retrógrado” y lo vinculó a su antecesor en el Palacio 6 de Julio, Germán Kammerath.
Los voceros de “Córdoba Cambia” coinciden al señalar que las fórmulas están cerradas. La correligionaria Alicia Migliore escoltará al exembajador porque creen que no pueden prescindir de una mujer respetada dentro de la UCR, pese a su bajo nivel de conocimiento entre los electores. Entonces, el PRO no tuvo más remedio que presionar por algunas bancas.
Las fuentes más moderadas del Grupo Balcarce anticipan que no habrá cambios rimbombantes en las listas legislativas provincial y municipal. Los más tajantes aseguran que la pulseada está cerrada salvo para casos puntuales, como por ejemplo, contener algunas fugas de candidatos que prefirieron saltar del barco, desconfiados de sus chances electorales tras la ruptura de la marca ideada por el jefe de Gabinete de la Nación y el asesor ecuatoriano, Jaime Durán Barba.
Por caso, el candidato a legislador por el departamento Colón, César Seculini, declinó su postulación con fuertes críticas. “La gente pide grandeza de la clase política y lo que han demostrado, en las dos semanas que han pasado, los dirigentes provinciales y nacionales es una falta total de perspectiva en cuanto a lo que necesita la gente. Se necesitan propuestas para cambiar y no para ver como dos o tres personas se siguen acomodando en los cargos”, dijo en Radio Jesús María, de la localidad que supo ser el corazón de Cambiemos en el populoso punto del territorio.
El legislador del Frente Cívico, Juan Pablo Quinteros, abrió la ronda. Algunos dirigentes del PRO aseguran que la lista de desertores no puede cerrarse al tiempo que admiten que el macrismo cordobés tendrá que reconfigurarse después del año electoral no sólo en el plano partidario, sino también de la probable catarata de derrotas.
Como Seculini que observó que no podría retener la banca frente al peronista Rodrigo Rufeil, la escena se repite en algunos municipios del interior como Oncativo que habían logrado una lista de unidad –un Cambiemos auténtico- y ahora se encuentran a la deriva. Una situación parecida se vive en San Francisco.
La subestimación de los efectos de la interna de Cambiemos por parte de sus popes impactó de lleno en una fuerza amarilla y su autonomía para la toma de decisiones. Los dirigentes tomaron nota y las autoridades del PRO prepararán un plan de fidelización. Será después de mayo.



Dejar respuesta