Schiaretti defendió el superávit fiscal y el rol del Estado para garantizar equidad

Ante empresarios de la Fundación Mediterránea afirmó que es bueno que “no aparezca ningún trasnochado queriendo plantear el default de la deuda” argentina y desconfió de la teoría del derrame “porque nunca derrama nada”.

Por Gabriela Origlia

El gobernador Juan Schiaretti abrió el ciclo de almuerzos de la Fundación Mediterránea planteando que el déficit fiscal “recurrente” es el hilo conductor de las crisis argentinas. “Hasta que Argentina no resuelva ese tema; por eso quiero rescatar la defensa del superávit fiscal; es una necesidad que las fuerzas políticas defendamos el superávit. Es un acuerdo básico que Argentina precisa sí o sí llevar adelante”, dijo.
En rol de dirigente nacional del Peronismo Federal, también apuntó que estar “integrados al mundo” es el otro factor a defender “porque nosotros no fabricamos dólares; teniendo equilibrio fiscal el crédito que uno pueda tomar es para financiar obra pública”.
También mencionó dos veces que es bueno que “no aparezca ningún trasnochado queriendo plantear el default de la deuda” argentina más allá de que haya incrementado en los últimos años. A lo largo de su presentación, Schiaretti se movió entre el tono nacional y el de Gobernador.
Confió en que Argentina superará esta crisis y en que Córdoba será de las primeras en superar los problemas por su estructura productiva.
En ese contexto indicó que la Provincia cuenta con un nivel de ahorro neto de 16% en los últimos tres años, a los que definió como “los mejores desde el punto de vista fiscal desde el regreso de la democracia” y enfatizó que el 12% de los ingresos netos en ese período fueron destinados a obra pública. Los intereses de la deuda representan el 3,6% de los ingresos netos anuales.
En su discurso destacó que este año la presión efectiva de Ingresos Brutos en Córdoba será de 2,4% mientras que el promedio país es de 2,9%; recordó que la Provincia bajó alícuotas en 2018 y también este año. Otro ítem que apuntó es que Córdoba es uno de los distritos con relación más baja entre empleados públicos y población.
“No somos partidarios de un Estado que pretenda sustituir al sector privado como productor de bienes y servicios; debe ser el que tome las medidas y haga las inversiones necesarias para que haya más producción. No hay nadie que haga realidad la justicia social sino es el Estado; no creemos en la teoría del derrame en un país que nunca derrama nada. Sólo el Estado puede garantizar la equidad social, peor no puede para eso castigar la producción privada”, subrayó Schiaretti.
Después de la defensa del accionar del Estado, aseguró que Córdoba tiene garantizado el pago de su deuda. En ese marco, insistió en que el Estado provincial está sólido desde lo fiscal y puede soportar la caída de recaudación producto de la recesión. “Tenemos las condiciones para soportarla, honrar los compromisos y seguir con la obra pública”.
Adelantó que la Provincia podrá tomar préstamos del BID que la Nación no asumirá y reasignará a los distritos subnacionales; por ejemplo, mencionó que quiere que se concrete el plan de escuelas que estaba previsto por esa vía.
En el repaso de las obras, obviamente destacó la de los gasoductos troncales y afirmó que 437 empresas pidieron el servicio por lo que felicitó el “coraje” de los hombres de negocios que –en medio de la crisis- siguen invirtiendo. Se definió “tremendamente” optimista respecto del futuro de la provincia y advirtió que están avanzando para crear un “número importante de parques industriales” para aprovechar la infraestructura.

Reclamo de responsabilidad
La presidenta de la Fundación Mediterránea, María Pía Astori subrayó que el déficit externo y fiscal y un Estado gigante es el lastre que “nos acompaña” desde hace varias administraciones.
“Reconocemos que este Gobierno ha hecho avances; se trata de cambios estructurales que debemos acompañar. En el corto plazo a la crisis la sufren las personas de carne y hueso, cae el poder adquisitivo y se pierden puestos de trabajo”, dijo y planteó que en el caso de las empresas sufren alta presión tributaria y tasas muy elevadas para financiarse.
Respecto del año electoral, reclamó “mucha responsabilidad” de la política para “minimizar la incertidumbre” que la sucesión de elecciones puede generar en la economía.



Dejar respuesta