Schiaretti vació acto del PJ; Gioja apeló a plan De la Sota

Al Congreso partidario no asistió ninguno de los gobernadores que integra Alternativa Federal. El presidente del partido ponderó al ex gobernador y su idea de unir a todo el peronismo, incluido, el kirchnerismo.

Por Yanina Soria
[email protected]

PJ
José Luis Gioja tatuándose el rostro de José Manuel de la Sota

El microestadio de Ferro fue el escenario elegido ayer por el PJ Nacional para realizar el congreso partidario con intenciones de comenzar a darle forma a la estrategia electoral. Los congresales se reunieron para habilitar al PJ a formalizar alianzas e integrar un frente amplio para las elecciones generales del 27 de octubre próximo.

Del encuentro dominado casi exclusivamente por presencias kirchneristas, surgió la idea de convocar formalmente al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y a los gobernadores de Alternativa Federal para construir un “Frente Patriótico” de carácter electoral. El objetivo: destronar a Mauricio Macri y volver al poder central.

Vale decir que pese a las reiteradas apelaciones a la unidad que se escucharon en todos los discursos, resultó notoria la ausencia de varios gobernadores PJ. Concretamente, los que integran el espacio que comanda, entre otros, el cordobés Juan Schiaretti, quien les vació el acto no sólo por su ausencia sino porque no envió a ningún representante del PJ local. Por la provincia mediterránea, en cambio, sí estuvieron los diputados cristinistas Pablo Carro y Gabriela Estévez, y el legislador Martín Fresneda.

El polo justicialista que integra Schiaretti a nivel nacional es también compartido por otros diez mandatarios PJ; se trata de un espacio que busca construir una oferta electoral distinta al macrismo pero también alejada del kirchnerismo. En ese sentido, el cordobés junto al salteño Juan Manuel Urtubey y el senador Miguel Ángel Pichetto conforman el ala más dura anti K de ese sector y, hasta el momento, mantienen una posición intransigente respecto a la posibilidad de fusionarse con el campo que comanda la ex presidenta.

Y justamente la ausencia de los gobernadores de Alternativa Federal es la que da cuenta de las dificultades del peronismo para consolidarse como un cuerpo homogéneo, y sin fisuras.

Sin embargo, ayer, el presidente del PJ Nacional, José Luis Gioja, echó mano a una estrategia con la que espera acercar posiciones, al menos, con Schiaretti, uno de los armadores y articuladores clave que tiene el espacio.

Al abrir su discurso, el diputado recordó la figura del ex gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, comentando que habían quedado en verse antes de que el ex candidato a presidente perdiera la vida en accidente automovilístico.

Su homenaje no fue casual, eligió la figura del hombre que había encarnado el plan de unidad intentando acercar posiciones con Cristina Fernández de Kirchner (CFK), entendiendo que contar con la ex mandataria sería la única forma de unir las partes y enfrentar al macrismo en las urnas.

“Si viviera, estaría acá con nosotros. El Gallego quería la unidad, era un compañero que estaba buscando hablar con todos”, describió Gioja desde el microestadio de Ferro frente a cientos de dirigentes afines a la figura de CFK. “Porque estaba convencido de que la unidad es necesaria para salir adelante”, agregó.

Apenas dos gobernadores fueron de la partida en Ferro: Gildo Insfrán, de Formosa, a la sazón presidente del congreso partidario, y el mandatario de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, actualmente volcado al kirchnerismo y que afronta una gran disputa interna en el PJ provincial con su hermano que llegó a la justicia porque los dos quieren competir por la gobernación con el sello justicialista.

El resto de las ausencias fueron maquilladas con las asistencias de varios intendentes, el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, y de una compacta representación sindical, con el camionero Hugo Moyano a la cabeza.

Desde el kirchnerismo, ante la no asistencia de Máximo Kirchner, ofició de vocero el diputado Eduardo de Pedro, colaborador directo de la ex presidenta Cristina Fernández, quien llamó al PJ a recorrer un camino de unidad partidaria para luego integrar “un gran frente opositor, sin exclusiones”. Algunos dirigentes hicieron suyas las palabras del dirigente de La Cámpora y también reclamaron a viva voz la necesidad de alcanzar la unidad partidaria; al mismo tiempo que criticaban las posturas radicalizadas de Urtubey, y del senador nacional Miguel Pichetto, quienes hasta acá se han mostrado inflexibles en su negativa a cohabitar otra vez con los seguidores de la ex mandataria, a quien naturalmente nadie esperaba que fuera a aparecer por Ferro.

Gioja, señaló que ese congreso marcará el rumbo porque “vamos camino a la unidad y al armado de un frente patriótico para derrotar a (Mauricio) Macri”. “Estoy convencido de que lo conseguido en provincias como Santa Fe, La Pampa y Entre Ríos será el espíritu que predomine a nivel nacional, y así logremos la unidad del peronismo, junto a otros partidos populares”.

En el mismo sentido, el ex jefe de Gabinete kirchnerista, Alberto Fernández, señaló: “Espero que después de este congreso podamos convocar a Sergio (Massa) y a los gobernadores para unirnos y comprender que tenemos que estar todos juntos para superar este momento”.