Un reclamo de UEPC que podría perjudicar a Pihen

Los docentes inauguraron su plan de lucha con un paro que tuvo una adhesión largamente superior a los anteriores. Por otro lado, el reclamo de los educadores, nacido en la oposición al oficialismo en UEPC, podría complicar a la actual conducción del SEP, que buscará su reelección el próximo 12 de abril.

Por Felipe Osman

Los docentes cumplieron con su advertencia y las clases no comenzaron. O al menos no con normalidad. Hubo una movilización de aproximadamente 4.000 educadores, y si bien el acatamiento a la medida de fuerza parece variar según a quién se le pregunte –desde la Provincia estimaron una adhesión apenas por encima del 23 por ciento, mientras que desde la UEPC la situaron arriba del 70 por ciento-, agrupaciones de la oposición gremial estimaron que el 50 por ciento de los docentes se plegaron a la huelga.
Esta cifra, sin ser abrumadora, representa un crecimiento significativo en la convocatoria de la UEPC, que en sus últimas medidas de fuerza no había logrado superar la barrera del 30 por ciento de adherentes.
Es probable que esto responda a que no se trató huelga impulsada por la conducción del gremio, sino por los sectores que se negaron a respaldar la oferta que la conducción había diseñado junto a los funcionarios de la Provincia. En pocas palabras, sectores más combativos.
Sin embargo se espera que la adhesión a la huelga disminuya hoy, en la segunda jornada, por los descuentos aplicados desde El Panal a los docentes que se pliegan a la medida de fuerza. Ya es conocido que la Administración encabezada por Juan Schiaretti hace cumplir a rajatabla la máxima que reza “día no trabajado, día no pagado”, y este es uno de los puntos que más roces genera entre la conducción de la UEPC y las listas opositoras.
Desde la oposición apuntan que Juan Monserrat, secretario general del gremio, jamás lleva a la mesa de discusión un reclamo para que la Provincia deje de descontar a los docentes los días de paro. Desde El Panal, por su parte, dan por descontado que tal cosa no sucederá jamás bajo el mando del actual gobernador.
Pero más allá de las discusiones entre la lista que lidera Monserrat y los espacios opositores dentro de la UEPC, el reclamo sigue vigente, los docentes están a la espera de una nueva oferta paritaria del Centro Cívico, y los efectos de este reclamo pueden trascender al gremio docente complicando a otra conducción: la del SEP.
SEP y UEPC son, en ese orden y sin lugar a dudas, los principales brazos gremiales de Unión por Córdoba. El Sindicato de Empleados Públicos, aunque más pequeño, está liderado por José “Pepe” Pihen, que además de ocupar una banca peronista en la Legislatura es el actual secretario general de la CGT Regional Córdoba. La UEPC, por su parte, cuenta entre sus representados a más de 70 mil educadores cordobeses.
El reclamo docente nació del rechazo de la oposición en UEPC a la oferta paritaria consensuada entre Monserrat, por un lado, y Walter Grahovac, ministro de Educación, y Silvina Rivero, secretaria general de la Gobernación, por el otro. Esta oferta es idéntica a la aceptada por el SEP antes de terminar 2018.
Si los docentes logran ahora una mejora en la oferta salarial, cabe esperar que haya reproches de las bases del SEP hacia su conducción que, en fin de cuentas, habrá aceptado una oferta perfectible.
Estas recriminaciones no serían, por otro lado, preocupantes en sí mismas, sino por el momento en que se harían oír. La actual conducción del SEP buscará ser reelecta en los comicios internos del gremio, que ya están a la vuelta de la esquina. Las nuevas autoridades del sindicato serán electas el 12 de abril.
Las agrupaciones que están en campaña para disputarle la Secretaría General del SEP a Pihen ya han empezado a hacer foco en la paritaria, objetándola.
¿Qué papel jugará esto entre los funcionarios del Centro Cívico? ¿Ofrecerán una mejor paritaria a los docentes, con la intención normalizar rápidamente el arranque del ciclo lectivo que no dista demasiado de las elecciones provinciales? ¿O, al contrario, endurecerán su postura con la UEPC manteniendo la misma oferta que aceptó el SEP para, entre otras cosas, no perjudicar a Pihen?