Mestre ignora a Negri y carga contra Schiaretti

En su discurso, el intendente repasará los logros de su gestión y ensayará una breve autocrítica delineando el camino a seguir por la próxima administración. Además cargará contra el gobierno provincial, subiéndose a la disputa electoral de fondo y dando por descontado que será él y no Negri el rival de Schiaretti el 12-M.

Por Felipe Osman

Aunque el Concejo Deliberante eligió ayer a las autoridades del cuerpo para este año, nadie prestó demasiada atención a la sesión preparatoria. Todas las expectativas están puestas en el discurso inaugural que Ramón Mestre dará hoy, en el Parque Educativo Este. El lugar elegido por el intendente para poner en marcha el último período legislativo de su mandato no es casual. Sus colaboradores ayer adelantaban que uno de los ejes de su discurso estará destinado a reforzar el concepto de Córdoba como “Capital Social”, marca registrada de su gestión con la que busca poner en valor distintas acciones como la construcción de parques educativos, la extensión de la red de dispensarios municipales y la refuncionalización de los natatorios de la ciudad.

Sin embargo, el capitulo más interesante de su alocución tendrá un destinatario claro: Juan Schiaretti. El intendente, decididamente subido a la carrera por la Gobernación, apuntará sus dardos contra el mandatario y buscará tocar cada uno de los flancos que crea vulnerables en la actual gestión provincial. Hará foco en una presunta discriminación del Centro Cívico hacia su administración y cuestionará el manejo que la Provincia hace de los fondos coparticipables, reviviendo el conflicto que sostuvo con El Panal por el reparto de fondos y por el cual aún mantiene un litigio. Recuérdese que el intendente capitalino es el único que no declino su demanda judicial contra el Centro Cívico para entrar al “Acuerdo Federal Provincia Municipios” mediante el cual, en agosto del año pasado, la Provincia logró desactivar el resto de los reclamos judiciales encabezados por jefes comunales a cambio de fondos. Pero además, y en decidido tono de campaña, desgranará críticas hacia temas de gestión del gobierno provincial que no hacen –al menos, en forma directa- a la relación con los municipios. Abordará asuntos tan dispares como la inseguridad, la salud, la situación de Epec, la educación y el llamado “Costo Córdoba”, en un claro intento por posicionarse como principal antagonista de Schiaretti. La idea es sencilla, pero astuta. El intendente, ya percibiéndose como único rival del mandatario provincial, ignorará a su competidor directo en la interna cambiemita, el diputado nacional Mario Negri, y se presentara –por omisión- como vencedor incluso antes de haber competido con el radical.

Finalmente, en la columna de los aciertos propios Mestre contará la “pasificación” de los gremios municipales. Este es, probablemente, el punto que mejor ha gestionado el jefe comunal. En relación al Suoem, ha contado con algunas ventajas, como el fin de la era Daniele. Sin embargo Mestre jugó bien sus cartas y bloqueo el regreso del histórico líder de los municipales, que aún ganando (a medias) en el plano judicial, no pudo forzar una elección anticipada que lo devolviera a la Secretaría General del sindicato. Quedó a cargo del gremio, en su lugar, Beatriz Biolatto, regente de Daniele que sufre los embates constantes de quienes integrando la conducción esperan sucederla en el cargo. La tensión con el Surrbac es permanente. Pero el intendente ha logrado, aún con un sinfín de contratiempos, instalar un nuevo sistema de recolección de residuos que empieza a estabilizarse. Aún así, el proceso licitatorio de este servicio será uno de los puntos sobre los que el PJ presionará durante la campaña electoral si finalmente Mestre es el elegido de la interna cambiemita para disputar la Gobernación.



En cuanto a la UTA, la administración del conflicto que en junio de 2017 mantuvo paralizada a la ciudad por más de una semana es, sin lugar a dudas, la principal victoria de Mestre en el plano gremial. Superada esta huelga Córdoba lleva largos meses de estabilidad en el servicio de transporte, y cuando alguna medida de fuerza aislada ha perturbado esta paz, ha sido en virtud de un paro nacional o de un conflicto que por su naturaleza ha excedido la participación del Palacio Municipal.



Dejar respuesta