Argentina entre los países con peor performance exportadora en la región

El crecimiento interanual de 5% en 2018 hace que en el ranking de resultados por evolución 2018/2017, Argentina apenas obtenga el octavo rendimiento porcentual. Sólo mejor que Paraguay y Uruguay, que también fueron aquejados por problemas climáticos.



Las exportaciones argentinas de bienes alcanzaron los 61.621 millones de dólares en 2018 logrando un alza de 5,1% comparadas con las de 2017 (que habían sido de 58.621 millones de dólares), cifra que ubica a la Argentina como el cuarto exportador Latinoamericano (el tercero sudamericano). El resultado no es bueno comparando con otros países en la región, aunque a priori debe advertirse que como atenuante aparece el problema climático que afectó las exportaciones agropecuarias (superado, se espera para 2019 un número de ventas externas superior a los 70.000 millones de dólares).

Los datos son de un trabajo del experto en comercio exterior, Marcelo Elizondo, quien señala que el crecimiento interanual (5%) de 2018 hace que en el ranking de resultados por evolución 2018/2017, Argentina apenas obtiene el octavo rendimiento porcentual (sólo mejor que Paraguay y Uruguay, que -como Argentina- fueron aquejados por problemas climáticos).

Saliendo de la coyuntura, el economista apunta que si se estudian los resultados de las exportaciones de los países de la región desde el 2000 hasta hoy se descubre que Argentina exhibe el peor resultado en la evolución exportadora (sin contar a Venezuela porque de ella no hay datos actuales).

“Nuestro país muestra desde el 2000 hasta el 2018 una evolución porcentual que es menos que la mitad que la de Uruguay, apenas alrededor del 40% del porcentaje alcanzado por Chile o Brasil, menos de un cuarto del alcanzado por Perú y menos de la décima parte del crecimiento logrado por Paraguay”, describe.

Argentina exporta desde hace no poco tiempo menos que Chile (aunque exportaba 50% más al inicio del siglo XXI), pero además se alejó de los resultados de Brasil (que exporta casi 4 veces lo de Argentina mientras que en el 2000 era poco más del doble). También mostró menor evolución que México (hoy exporta casi 7,5 veces más y hace 18 años era seis veces).

Elizondo apunta que durante muchos años las exportaciones argentinas padecieron problemas de competitividad varios y por ello están entre las de peor evolución desde que comenzó el siglo XXI en toda Latinoamérica. “El reciente ajuste cambiario corregirá el atraso respectivo que afectó a no pocos exportadores en 2018, pero en modo alguno subsanará otros problemas persistentes”, agregó.

Para el especialista un modo (entre muchos otros) de entender la problemática es acudir a la última versión del Índice de Competitividad del World Economic Forum, en el que Argentina apenas aparece en el lugar 81 entre 140 países (los mejor posicionados son Hong Kong, Singapur, Corea del Sur y Suiza).

En el reporte se advierte que mientras el ámbito en el que mejor se califica al país es el del capital humano; por el contrario los principales obstáculos para la competitividad relevados (los ítems en los que peor ranqueado se encuentra nuestro país) son la tasa de inflación, la carga de las regulaciones gubernamentales, la ineficiencia en la solución de controversias legales, el bajo cumplimiento de los derechos de propiedad, las restricciones a importaciones, el escaso financiamiento disponible, las rigideces en las relaciones laborales y los efectos distorsivos de impuestos y subsidios (entre otros).

El análisis coloca entre un total de 140 países medidos, en el puesto 77 a nuestro país cuando se evalúan instituciones, mientras lo califica en el puesto 68 cuando se evalúa infraestructura, lo pone en esa lista en el número 65 cuando se analiza la disposición de tecnologías, en el puesto 138 en la evaluación de estabilidad macroeconómica, en el 52 cuando califica habilidades y aptitudes de la personas, en el 53 cuando califica la salud pública y en el 120 cuando analiza la calidad y dimensión de los mercados.

Está en el número 118 en el análisis de los mercados laborales, en el 52 cuando califica el sistema financiero, en el 68 al dimensionar el mercado, en el 55 cuando analiza el dinamismo de la economía y en el40 cuando califica la innovación.



Dejar respuesta