A pesar de nuevo aumento, Conadu decidió paro (48 horas)

Los docentes universitarios recibirán un nuevo incremento del 4 por ciento con el sueldo de este mes. Conadu parará 6 y 7 de marzo.



Dos noticias que podrían haber sido opciones alternativas en el ámbito gremial de los profesores universitarios, fi nalmente se presentan como dos caras de una misma moneda. Mientras que el Gobierno nacional anunció que el sueldo de este mes tendrá un nuevo aumento (4 por ciento), la principal central gremial de los docentes (Conadu) resolvió que realizará un paro de 48 horas a comienzos de marzo

La decisión de la medida de fuerza fue tomada por el plenario de secretarios generales de la federación sindical, que se reunió en la tarde noche del martes y consideró insuficiente el gesto de la cartera educativa nacional. Esta medida de fuerza, que podría extenderse a 72 horas por la adhesión al “paro de mujeres” que distintos sectores promueven para el 8 de marzo, acerca a Conadu a las posiciones más combativas de Conadu Histórica. La segunda central en representatividad ha dispuesto, aún con mayor contundencia, que directamente “no comenzaran las clases en las Universidades Nacionales”. Por el contrario, desde la central Fedun celebraron el aumento anunciado, que se suma al incremento salarial otorgado el mes pasado del 5 por ciento. Si bien aclararon que “continúa siendo insuficiente”, esperarán a conocer la nueva propuesta que el Gobierno presentará en marzo. Córdoba Adiuc, la filial vernácula de Conadu, había reunido el lunes a su junta ejecutiva y su cuerpo de delegados para debatir al respecto y consensuar una posición que el secretario general Javier Blanco pudiese trasladar al plenario nacional.

La principal propuesta acordada el lunes fue proponer al resto de las asociaciones de base la realización de una “consulta nacional a la docencia universitaria” antes de volver a reunirse con el Gobierno para la ronda de negociación de marzo. Además, habían decidido convocar una asamblea general de afiliados en fecha posterior a la reunión con el Gobierno, para poner a consideración lo que la Nación pueda proponer como acuerdo paritario 2019. Sin embargo, la decisión de realizar un paro por parte de Conadu podría obligarlos a adelantar esta instancia para las próximas semanas. Los días del paro, 6 y 7 de marzo, serán todavía de trabajo a media máquina en la UNC, puesto que la mayoría de sus unidades académicas no habrá comenzado el dictado de clases todavía. De todos modos, el acatamiento de la medida de fuerza podría afectar el normal desenvolvimiento de la toma de exámenes finales. El hecho de que los dos días de paro caigan inmediatamente después un fin de semana extralargo (lunes 4 y martes 5 de marzo son feriados de Carnaval), podría hacer que la adhesión sea más “atractiva” para el cuerpo de profesores de la Casa de Trejo y mejoren los paupérrimas guarismos de participación de los docentes cordobeses en las medidas de fuerza. Si el conflicto salarial se prolongase en el tiempo, probablemente pueda entremezclarse con la campaña electoral de la primera elección directa de rector y vicerrector, que comienza oficialmente los últimos días de marzo. El kirchnerismo universitario, aún sin candidato, podría intentar achacarle al rector Hugo Juri su filiación radical y su buena sintonía con el gobierno de Cambiemos. Sin embargo, la impoluta trayectoria del médico cordobés en cuanto a defensa de la universidad pública y su activo rol al frente del Consejo Interuniversitario Nacional podrían blindarlo. Revisiones sin gatillo El acuerdo salarial al que llegaron el Gobierno y las centrales gremiales en septiembre pasado incluye dos tipos de aumentos. Por un lado, estableció un porcentaje fijo que se comenzó a abonar a partir de octubre del año pasado; por el otro, dispone dos revisiones para otorgar nuevos aumentos. Estas revisiones no implican aumentos automáticos a través de una “cláusula gatillo”, sino la posibilidad de que los gremios y el Ejecutivo discutan nuevos incrementos salariales. La primera de esas revisiones fue en enero pasado, tras la cual el Ministerio de Educación dispuso un aumento del 5 por ciento para todos los docentes, el cual ahora es complementado con el nuevo 4 por ciento. Conadu mientras tanto continúan reclamando alrededor de un 10 por ciento más, sin contemplar todavía la inflación del mes de febrero. El próximo 18 de marzo todas las partes volverán a encontrarse en una nueva ronda de discusión, luego de que el Indec publique el Índice de Precios al Consumidor para febrero.



Dejar respuesta