Nación respaldará al Grupo Balcarce con su as: Vidal

La gobernadora bonaerense prometió sumarse a la campaña local que apuntará al votante independiente y se servirá de la dirigente de Cambiemos que mejor mide.

Por Yanina Passero
[email protected]

vidalEl radical Mario Negri es el precandidato a gobernador que el presidente Mauricio Macri quiere enfrentar al gobernador Juan Schiaretti el 12 de mayo. La oración se repetía como un mantra en el bunker del Grupo Balcarce que se completa con el diputado amarillo, Héctor Baldassi, y el precandidato a intendente, Luis Juez. Fue el armador del PRO local, Nicolás Massot, quien blanqueó mediáticamente la preferencia (ya sin eufemismos) y marcó la diferencia entre los bandos: los bendecidos versus los rebeldes liderados por Ramón Mestre y Rodrigo De Loredo, ambos piezas centrales del acuerdo que el bahiense pergeñó para aumentar la participación macrista en las listas. El final de la historia es conocido porque los radicales pactaron la unidad prescindiendo de la mediación del discípulo de Emilio Monzó.
Negri pidió diálogo horas después de la frenética confección de las boletas legislativas. En el Jardín Botánico, Mestre le respondió con la presentación en sociedad de sus candidatos. La voluntad conciliadora deberá convivir con la campaña dura para buscar el triunfo en la interna de Cambiemos del 17 de marzo. La ratificación de Massot no fue inocente. Nadie duda que Negri construyó vínculos sólidos con Macri y los funcionarios más influyentes del gabinete nacional; Baldassi se desempeñó como el mejor alumno de Marcos Peña, mientras que Juez gozó de la protección de los fundadores de la entente que logró blindar a fuerza de encuestas. La propuesta de consenso vestía piel de cordero: el apoyo de la Nación a los tres no tardará en corporizarse. La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, prometió a Negri que viajará a Córdoba para respaldarlo públicamente. El desembarco ilusiona a los aliados del radical porque es la dirigente de Cambiemos que mejor mide, por encima de Macri, incluso en sondeos confeccionados en la provincia. Desde que asumió en 2015, sería la primera vez que la mandataria cumpliría con agenda estrictamente electoral en el territorio. Probablemente, el jefe de gobierno porteño y principal lobista nacional del Grupo Balcarce haya solicitado a Vidal que contribuya en el plan central de la campaña para la interna local: la caza de los votos independientes. En común, los mandatarios macristas no sólo ostentan buenos números en las encuestas sino que es probable que ya se muevan en tándem con un objetivo a largo plazo: la sucesión de Macri. En ese entramado, como siempre, Córdoba se vuelve fundamental. Pero más allá de las apuestas a futuro, desde el entorno de Negri, Juez y Baldassi anticiparon que la Casa Rosada ya imaginaba el escenario con Mestre como otro de los protagonistas y tomaron sus precauciones. Vidal es la pieza central del plan soporte al que se sumará la diputada Elisa Carrió, quien también se mostrará con los candidatos. Como sucedió en la campaña municipal del Marcos Juárez, los funcionarios que sufrieron el desgaste de la gestión nacional y la crisis tienen vedado el ingreso a los límites provinciales, al menos que tengan una misión muy diferente a la de Vidal y Carrió. Fuera de los anabólicos de primera línea, el Grupo Balcarce promete un fuerte trabajo territorial para persuadir al votante independiente que se presente de las primarias de Cambiemos. La expectativa central de los aliados recae en este volumen indeterminado de electores. El desafío es aumentar el promedio histórico de extrapartidarios que registra las internas radicales puras, en torno a los 15 puntos.

Protocolo contra infiltrados

En la conferencia del Grupo uno de los temas que predominó es el temor de que el peronismo juegue con sus no afiliados en la interna. Anticiparon que ejercerán un fuerte control con fiscales en los comicios para denunciar las irregularidades, aunque el pedido del documento de identidad a cada elector y su constatación con el padrón resuelve el problema. Lo cierto es que hay un interés marcado del Grupo Balcarce por identificar a Mestre como el candidato del gobernador Juan Schiaretti, para reforzar la idea de Negri como único competidor fuerte para clausurar el gobierno provincial de Unión por Córdoba. Prometieron que la campaña será sin golpes bajos.



Dejar respuesta