Lousteau vendría a apoyar a Mestre en el territorio

El economista y actual diputado nacional viajaría a Córdoba a respaldar la candidatura de Ramón Mestre antes de que se disputen las internas en Cambiemos. Sería un nuevo gesto de rebeldía del radicalismo más crítico hacia Mauricio Macri.

Por Felipe Osman

lousteauLa relación UCR-PRO (o mejor aún, UCR-Macri) atraviesa tiempos convulsos. Y no sólo en Córdoba, sino en varios puntos del país. Si repasa el “electro” de la alianza puede encontrarse, en el pasado cercano, un primer pico de tensión con la decisión de Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza, de despegar las elecciones provinciales de las nacionales. Esto, aunque buscó disimularse, no cayó nada bien en Balcarce 50.
Pero a esto se sumó episodio un más traumático para la Casa Rosada: el candidato radical Daniel Kroneberger derrotó -por paliza- a Carlos Mac Allister en las internas cambiemitas de La Pampa y la Jefatura de Gabinete comandada por Marcos Peña, a cargo del armado electoral en las provincias, empezó a recalcular. Con el cierre de listas de este lunes, en el que el dedazo presidencial no tuvo la fuerza suficiente para hacer desistir al actual intendente de sus intenciones de competir en las primarias contra Mario Negri y Héctor Baldassi, la tensión sigue en aumento. El radicalismo huele la debilidad por la que atraviesa el PRO -con una imagen de Mauricio Macri en retroceso, el aumento ininterrumpido de la inflación e indicadores macroeconómicos que no dan señales del tan esperado “rebote”- y exige que sus acciones dentro de Cambiemos se coticen en alza. O al menos una parte del radicalismo. Dentro de la UCR conviven tres “tercios” que se definen en forma distinta en su relación el PRO. Existe un grupo decididamente crítico hacia Macri que se opone a la permanencia del radicalismo dentro de Cambiemos. Entre algunos de sus principales referentes puede mencionarse a Raúl Alfonsín (h), Juan Manuel Casella y Federico Storani. Hacia el otro extremo, Mario Negri y Rafael Corral (Santa Fe) prestan un estrecho apoyo al presidente. En una posición intermedia, de apoyo crítico hacia la Casa Rosada, se encuentra un tercer sector representado entre otros por el cordobés Jorge Sappia (presidente de la Convención Radical), Enrique “Coti” Nosiglia, Martín Lousteau, Ramón Mestre, Daniel Kroneberger y Rafael Pascual. Este último grupo empieza a robustecerse y plantea la posibilidad de que la UCR compita en la interna de Cambiemos con un candidato propio que le dispute a Macri la candidatura presidencial. El nombre que no deja de sonar para plantar bandera en la interna cambiemita es el de Martín Lousteau. La Convención Radical Nacional se reunirá en abril, con el jujeño Gerardo Morales como anfitrión. En tal ocasión, el máximo órgano de gobierno radical deberá decidir si refrenda o no su alianza con el PRO y, en tal caso, si la UCR plantará bandera postulando a un candidato propio en la interna cambiemita que definirá el candidato presidencial. La sucesión de “levantamientos” radicales avivan el escozor que esta incógnita genera en la Casa Rosada. Lousteau, por su parte, no permanecerá al margen de la interna que los dos precandidatos a gobernador por Cambiemos disputarán en Córdoba. Mientras el “Grupo Balcarce”, que Mario Negri integra junto a Héctor Baldassi (PRO) y Luis Juez (Frente Cívico) se ufana de contar con el respaldo de los mayores referentes de Cambiemos (principalmente del PRO); Ramón Mestre, que armó una fórmula radical “pura”, con Carlos Briner (Bell Ville) como candidato a vice gobernador y Rodrigo de Loredo como precandidato a intendente, contará con el apoyo de Lousteau, que vendría a Córdoba a respaldar su candidatura antes de la interna, el 17 de marzo. Podría alguien decir que el economista es un personaje menor si se lo compara con el presidente o con alguno de sus colaboradores más cercanos, sin embargo no son pocos los sondeos de opinión que empiezan a mostrar la imagen de Mauricio Macri en franco retroceso. Incluso en Córdoba, donde el mandatario nacional supo ser el gran elector de los últimos comicios.



Dejar respuesta