Grupo Balcarce reserva vice de Juez a un radical

Con el lugar vacante, Mario Negri, Héctor Baldassi y Luis Juez enviaron el último guiño al intendente y precandidato a gobernador, Ramón Mestre.



Por Yanina Passero
[email protected]

juez
(Foto: Gabriel Alvelo)

El Grupo Balcarce –Mario Negri, Héctor Baldassi y Luis Juez- encabezaron la mesa de hombres que se reunió en la tarde de ayer para apuntar los primeros nombres de la lista que cuenta con el patrocinio de los popes de Cambiemos a nivel nacional.
Los radicales Julio “El negro” Ochoa, Orlando Arduh, Juan Negri; y los macristas Darío Capitani, Gabriel Frizza y Oscar Agost Carreño, completaron la mesa chica. El festival de pretensiones no tardó en comenzar, cada sector elevó su precio. Quien será el precandidato a gobernador exigía los primeros cuatro legisladores. Es el jefe.
Su compañero de fórmula, el ex árbitro internacional, reclamó dos lugares; mientras que el PRO orgánico, que antes negociaba con el ahora rival, Ramón Mestre, pidió encabezar la lista de legisladores por departamentos, en al menos tres: Marcos Juárez, Colón y Río Segundo. Los 10 primeros lugares formaron el cuello de botella que confirma que no hay espacios para todos. Al cierre de esta edición, los bendecidos no habían comenzado con la discusión de la boleta de concejales, terreno donde el Frente Cívico buscaría aprovechar su ventaja.
El intendente Mestre anunciaba quién sería su compañero de fórmula para la interna del 17 de marzo –el intendente de Bell Ville, Carlos Briner- mientras llegaba la única certeza que habría dejado la cumbre del Quorum. El candidato a vice de Juez será radical, incluso, se habló de la posibilidad de inscribir la lista con el rótulo “reservado”, un viejo recurso de la interna del centenario partido para dejar abierta la puerta para un posterior arreglo. Por supuesto que las fuentes prefieren mostrarse cautas y asegurar que el acuerdo por la filiación del número dos de la boleta municipal podía variar si los planes no resultan.
Siguiendo las recomendaciones del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el Grupo Balcarce debe arbitrar todos los recursos para lograr el consenso con el titular del Palacio 6 de Julio. En concreto, durante el fin de semana trascendió que Negri ofreció a su rival interno la cabeza de la lista de diputados y la jefatura del interbloque Cambiemos. Una promesa a largo plazo y riesgosa para Mestre porque el escenario nacional es dinámico, sacudido por la crisis y siempre puede jugar en contra una encuesta que retire aquella vieja oferta. Y, nunca debe olvidarse que la desconfianza forma el ADN de los integrantes de la entente.
Pero hubo más: su hermano, Diego Mestre, encabezaría la lista de legisladores por el departamento Capital; entre los 10 primeros lugares se encontrarían cuatro mestristas y ocho en total entre los 20 lugares. En tanto, en el Concejo Deliberante, nueve bancas quedarían reservadas para la UCR; tres, para el PRO; dos serían para el Frente Cívico y una, para la Coalición Cívica. Mestre rechazó, dice que con una clásica respuesta, irreproducible en esta página.
Juez, el más beneficiado de la interna y por las encuestas, vetó la candidatura de la presidenta del PRO Capital, Soher El Sukaria, y la de su compañero de fórmula, Rodrigo de Loredo. Allí es cuando empezaron a barajarse los nombres de la fórmula que eligió la neutralidad de la interna de Cambiemos, el viceintendente Felipe Lábaque y el legislador mestrista Javier Bee Sellares.
El presidente del Concejo espera instrucciones de la Casa Rosada para inclinarse por una u otra opción. Lábaque había expresado su preferencia por Mestre, pero los armadores nacionales pidieron por Negri y el macrista dice ser un orgánico. Puede anticiparse en que cancha jugará.
Todo indica que se impuso la estrategia y, al parecer, la escolta de Juez estaría reservada para alguien de confianza de Mestre. Sin embargo, el presidente de la UCR parece determinado a jugar a fondo y no hay mucho más que ofrecer para conformar sus ambiciones.



Dejar respuesta