Deflagró unidad y el 12 de marzo competirán dos listas no docentes

Disputas en el MUN determinaron el fin de la lista única. De comicios cantados en las elecciones previstas para el 12 de marzo, se pasa ahora a un resultado abierto. Será decisivo el rol que juegue el líder del MUN, Jorge di Marco.

Fractura del MUN

El cántaro no puede ir tantas veces a la fuente porque se rompe. Eso fue lo que terminó sucediendo en el larguísimo proceso de elecciones internas del gremio de los no docentes de la UNC (Gremial San Martín). El viernes a las 24 se consumó lo que anunciaban los entremeses de la agitada jornada, en los que la lista que iba a ser única y que aseguraba un cómodo tránsito hasta la fecha comicial, el 12 de marzo, se desintegró.

Con propiedad, la fractura se produjo en el segundo término de la alianza vallejismo MUN: esta agrupación, comendada por Jorge di Marco, vivió prácticamente un golpe de Estado, cuando Héctor Gatti desconoció a su referente histórico, Di Marco, y armó un sello nuevo que lo lleva a él como candidato a secretario general con las siguientes agrupaciones: ATU (Agrupación Trabajadores Unidos) que responde a Aldo Esparza (ex secretario general del gremio); Cambiemos (nombre de clara inspiración macrista pero que por el declive del presidente Macri, prestamente mudó a Cambio No Docente) que inspira Héctor Vallejos; 15 de Junio, de Cecilia Esparza, hermana de Aldo Esparza; Sargento Cabral, de Gustavo López; Frente de Trabajadores Universitarios, de Ricardo Machado; 26 de noviembre, imputable a los referentes Juan Venezia y Hugo Pagliari; Juana Azurduy, que se apoya en la actual secretaria general Silvia Aguirre; y Encuentro No Docente, de Juan Centurión.

La lista contendiente lleva a Ana Ramos de candidata a secretaria general (Escuela de Nutrición) es menos aparatosa en nombres de fantasía, pero de más consistencia y recorrido: el vallejismo o Agrupación Sanmartiniana, que suma a Nueva Opción 366, de Marcos Castro, y, se verá oportunamente, desprendimientos del MUN.

 

Gatti, paritario de los empleados y del empleador



Pero las discusiones de subido tono entre Gatti y Di Marco no fue, ni lejos, lo más importante que ocurrió el viernes. Las consecuencias si que serán graves y eso recién se verá el 12 de marzo. Gatti acumula una serie de cargos que le dan mucho poder. Es secretario Administrativo de la Facultad de Agronomía, prosecretario Administrativo de la UNC, representante del Consejo Superior en el Directorio de Daspu,  actual secretario de Finanzas del gremio y paritario por el sindicato que tiene a su cargo resolver la situación de los empleados contratados, y por añadidura un hijo suyo, Martín Gatti, es consiliario en el Consejo Superior.

Ha acumulado tantos cargos que “¿por qué no puedo –se habrá preguntado- también ser el secretario general del gremio?”. Si su lista gana el 12 de marzo, le habrá puesto una bisagra a la historia de la Gremial San Martín, pero si sucede lo contrario deberá repensar su futuro porque ha pasado largamente su edad jubilatoria. Pero hay un problema adicional. Como es prosecretario administrativo de la UNC estará del lado del empleador en las discusiones paritarias, en donde también tiene otra silla asegurada del lado de enfrente porque también es representante paritario del gremio.

 

Resultado incierto

¿Cómo se observa este lance desde el Rectorado? Tal vez con preocupación, porque de lista única y ganador cantado se pasa a un escrutinio de resultado abierto. Posiblemente la clave esté en el rol activo o no que juegue Di Marco. Su alianza histórica con el vallejismo ha sido invencible e inclusive la boleta que inspira Carlos Vallejos sería la favorita si hace pesar su ascendencia en el MUN hacia los adversarios de Gatti. La cuestión es si el impensado entrevero del viernes se transforma en cisma. Incluso, si Di Marco hace la plancha, la entente vallejismos-Marcos Castro iría como favorita en los cálculos previos. Ese eventual triunfo haría volar en retazos una alianza que solo son yuxtaposiciones de nombres. Los que aparecen en esa boleta son de no docentes que juegan siempre de líberos y con ubicaciones dentro de la cancha según las circunstancias. Baste mencionarse el caso de Héctor Vallejos, hermano de Carlos, que por él entró a la UNC y por él a su Agrupación Sanmartiniana. Para tener de hermano a Caín mejor ser hijo único.

 

Podio de candidatos

Alianza
Secretario General Héctor Gatti
Secretario Adjunto Rubén Orquera
Secretario Organización Claudio Gallanes

Vallejismo
Secretaria General Ana Ramos
Secretario Adjunto Marcos Castro
Secretario Organización Miguel Galoppo



1 Comentario

  1. buenas tardes… quisiera saber si el que redacto esta nota es periodista por motivos varios. uno de ellos seria la informacion correcta que se brinda, ya que cecilia esparza no es hermana sino hija de aldo.

Dejar respuesta