Talleres y la “Muni”, alentando en San Pablo

El intendente Mestre estuvo presente con Cossar en el Morumbí, invitado por Fassi, en un viaje donde también estuvieron otras personalidades de la política en el mismo vuelo chárter, como Gustavo Santos.

Por Federico Jelic
Especial desde Sao Paulo (Brasil)

talleresTalleres se presentaba en San Pablo por la Copa Libertadores de América y sin duda fue motivo de mucha concurrencia y demanda en entradas, ya que ningún fanático quiso perderse la posibilidad de poder ir a alentar a su equipo en un histórico recinto como el Morumbí. Y más después de haber ganado 2 a 0 en el duelo de ida en el Mario Kempes, con 48 mil espectadores. El ambiente era ideal e invitaba a la ilusión.
Y más allá de los 30 micros que viajaron 40 horas con algunas escalas en las playas de Guarujá, y los vuelos permanentes y algún aventurado en auto particular, algunos personajes de la política cordobesa no quisieron perderse la fiesta y no dudaron en sacar sus pasajes y sumarse a la caravana rumbo a Sao Paulo.
En este caso, las más destacadas personalidades son del ámbito municipal, porque el intendente Ramón Mestre y su vice, Marcelo Cossar, también Secretario de Modernización, estuvieron en San Pablo incluso. Los acompañó José María Olmos también del Palacio 6 de Julio, en la Secretaría de Control, Fiscalización y convivencia Ciudadana, junto al hermano del jefe comunal, Diego Mestre, Diputado Nacional. Todos del ámbito del Radicalismo. Y no es casualidad.
Y para continuar en la misma senda ideológica (política y deportiva), también se pudo ver en el fastuoso Hotel Hyatt de San Pablo al Ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, junto a su hijo Matías. En este caso, ya sería con la coalición Cambiemos y el PRO. Todos los nombrados tuvieron protagonismo con el plantel y en también en el palco del Morumbí, dando por sentada la gran relación y conexión entre los políticos y la dirigencia de Talleres, con Andrés Fassi al frente como principal promotor en esto de las Relaciones Públicas y los actos diplomáticos.
Claro, y por eso es que dejaron algunas suspicacias en el ambiente, con la creciente relación entre Talleres y el Municipio. No faltaron los tendenciosos que asociaron este viaje de placer viendo al club de sus amores con la aprobación del nuevo predio del club albiazul, en los terrenos de la Ruta 5, donde de un día para otro el Concejo Deliberante habilitó para su funcionamiento, de manera express.

El predio, la conexión principal
Más allá de que a Fassi y a Mestre los unen los colores albiazules, con diferentes responsabilidades, en los últimos días hubo otro tipo de conexión entre el club y el Municipio con aspectos inmobiliarios. Una reunión fue necesaria para explicar los alcances que Talleres tiene en mente con el predio donde se construirá la Ciudad Deportiva, camino a Alta Gracia, por la Ruta5, en los terrenos colindantes a la Universidad Católica de Córdoba. La necesidad de cumplir su única promesa inconclusa de Fassi en tiempos proselitistas al erigirse presidente, aceleró gestiones para cerrar esa etapa y dar vuelta la página. Ya desde la Municipalidad no pudieron habilitar los terrenos en la Ruta 19 en Palmar camino a San Francisco, donde el primer predio estaba proyectado, provocando una piedra en el zapato a la gestión oficialista en Talleres. Por lo que el objetivo era cerrar el año con la aprobación del plan B, después de que el departamento de Urbanidad e Higiene no autorizara el primer lugar elegido a raíz de que la planta de residuos cloacales lindantes a la zona que afectarían el agua del predio en ese territorio.
Entonces, el proyecto en las tierras camino a Alta Gracia coincidió con muchos atributos a futuro para refuncionalizar una zona ociosa, y de paso, dar lugar a un gran desarrollo inmobiliario. Necesitaba Fassi que fuera aprobado esa planificación urbana –deportiva por el Concejo Deliberante. Y como el oficialismo radical tiene mayoría en ese ente municipal, con una sólo sesión con tratamiento entre tablas del tema y una votación al día siguiente en el inusual horario de las 8, fue suficiente para darle vida y futura concreción a los planos presentados por Talleres.
Claro que el proyecto abarca más de 50 hectáreas donde además una parte serán destinadas a la construcción de más de 200 viviendas, con parquizamiento y desarrollo como barrio abierto y residencial. A cambio el albiazul se compromete a refuncionalizar espacios baldíos para construir 30 canchas de futbol o potreros en barrios con niños en situación vulnerable, con un costo de 18 millones de pesos. “Quid pro quo”, se llama eso en latín.

La barra
En el estadio Paacaembú, se metieron los violentos en la boletería en la venta de entradas para los hinchas albiazules que llegaban desde Córdoba, para después revenderlas a 300 reales. El precio original-oficial era de 90 reales. Tamaño negocio. Ni hablar de las extorsivas amenazas a los colectivos particulares que llegaban sin la venia de la barra. El “peaje” para dejar todo en paz era de 20 mil pesos. Inadmisible. Y entre la barra vale aclarar, el líder es Darío Cáceres, quien forma parte del gremio de recolectores de residuos Surrbac y en el polémico ente municipal, que dirige Mauricio Sayllén y su hijo Franco, el legislador provincial.
También bajó al vestuario como si fuera por el living de su casa Gustavo Santos, quien mantiene estrecha relación con Fassi desde siempre, al punto que es uno de los 100 asambleístas en la Asamblea de representantes, según en modernizado estatuto albiazul. De hecho siempre se inclinó a favor del hombre fuerte de Pachuca apenas se postuló a presidente, y le dio un gran espaldarazo en la charla que el titular de Talleres brindó meses atrás en la Bolsa de Comercio de Córdoba, incluso recomendando invertir en la entidad de barrio Jardín como negocio próspero.



¿Fassi radical o PRO?
¿Fassi será candidato político, en poco tiempo? Él lo niega rotundamente, aunque desde su entorno no niegan en absoluto que fue contactado por gente de PRO para sumarlo a su trinchera. Por el momento, seguirá ligado al fútbol aunque en gestiones no detiene su marcha: negoció junto al cónsul argentino en San Pablo y con la policía de Córdoba la posibilidad que ingresen todos los hinchas albiazules que se quedaron sin entradas tras agotar las 3 mil disponibles. Y llegó a buen puerto: al final hubo 3500 personas alentando en el Morumbí, con una apertura improvisada de boca de expendio a falta de una hora del inicio del juego. Eso sí: del tema de la barra, del apriete a los colectivos y la reventa, prefirió no pronunciarse hasta tener toda la información en mano. Hasta en eso es cauteloso, mesurado y político.
Mientras tanto, sigue fortaleciendo sus relaciones con sectores políticos, sin diferenciar color aunque después de este viaje queda en claro que encontró aliados en la Municipalidad, con Mestre y Cossar, con los que también comparte su pasión por Talleres.



Dejar respuesta