Juez, el aliado al macrismo que crece criticando a Macri

Curioso caso. El ex intendente mejoró en las encuestas cuestionando al gobierno nacional que él integra.



Por Alejandro Moreno
[email protected]

Después del rotundo fracaso que sufrió en las elecciones municipales del 2015, el destino de Luis Juez parecía sellado; su alianza con Olga Riutort fue castigada por los cordobeses, que no creyeron en el sorpresivo entendimiento entre denunciador y denunciada. Sin embargo, ahora Juez reaparece en las encuestas como una buena carta para Cambiemos.
La aventura municipal de hace cuatro años necesitó de una (nueva) traición del líder de la nueva política, esta vez a Mauricio Macri, quien le había encargado que encabece la boleta de candidato a senadores nacionales.
Después de ese traspié fue perdonado por Macri al concederle el cargo de embajador en Quito. De su desempeño quedaron en el recuerdo las gestiones futboleras por Atlético Tucumán y su patética renuncia por haber calificado de “mugrientos” a los ecuatorianos. De regreso en la Argentina, Macri volvió a darle sombra: lo designó presidente del Instituto Nacional de Capacitación Política.
La fascinación de Macri con Juez es muy extraña. Tanto, que el presidente llegó a olvidar que cuando era jefe de Gobierno porteño, el cordobés lo calificó de “pelotudo”.
Pese a tanta generosidad de Macri, Juez nunca ha considerado deberle nada, y por eso jamás extrañó que haya seguido mordiendo la mano que le da de comer.
Como es un personaje divertido para los medios porteños, suele dar entrevistas para ellos. En 2017 dijo que en Cambiemos “somos una máquina de echar mocos, no podemos ser tan pelotudos”, siempre con la misma elegancia para expresarse.
El año pasado, mientras la crisis económica preocupaba a los macristas y les hacía temer por su futuro, Juez comenzó uno de sus habituales operativos de despegue. Una de las entrevistas en las que más se extendió en sus críticas a Cambiemos fue la que realizó con el periodista Luis Novaresio.
En esa ocasión, el jefe del Frente Cívico cordobés cuestionó de la administración macrista “la ineptitud de los funcionarios, la incapacidad para gobernar el Estado, la inoperancia para mirar la realidad, la falta de criterio para tomar decisiones, la insensibilidad manifiesta de parte de algunos tipos que tienen menos roce que la pana, para darse cuenta que cada desición deja a una familia sin comer, a un negro sin laburar, a un chico sin ir a la escuela”.
También se quejó porque “durante dos años y medio o tres estuvimos diciéndole a la gente que íbamos a pedir prestado porque no queremos ajustar y ahora ajustamos para recuperar lo que perdimos, ¿cómo mierda es el tema? Alguien lo tiene que explicar lo que nos pasó. Explicame por qué la economía está así, por qué seguimos tomando un endeudamiento increíble, por qué no pudimos prever lo que está pasando, si el mundo hoy es muy previsible. Actuamos con un nivel de ingenuidad que hace que la gente se fastidie”.
Mientras golpeaba al gobierno del que forma parte, Juez vio cómo ascendía en las encuestas de la ciudad de Córdoba, al punto de cambiar su histórica pretensión de ser candidato a gobernador por la de un regreso al Palacio 6 de Julio. ¿Acaso es una señal del declive de Macri en la capital provincial, más que una reconsideración de la gestión de Juez en el período 2003-2007?
Propios y extraños reconocen que Juez es uno de los candidatos de Cambiemos con mejores chances. La semana pasada cenó con Rodrigo de Loredo para buscar un acuerdo (encuentro que fue ordenado desde Buenos Aires) pero ninguno cedió en sus ambiciones porque aseguran tener las mejores encuestas. Otro anotado en la carrera es Javier Bee Sellares, en acuerdo con el macrista Felipe Lábaque. También hay otros postulados por fuerzas menores. El tironeo Juez-De Loredo es intenso, y hasta puede afectar la resolución del duelo provincial que protagonizan Ramón Mestre y Mario Negri.
El caso Juez es el de un dirigente que mejora su posición frente al electorado, y dentro de la alianza, por criticar al gobierno del que forma parte. En su reinvención permanente, hizo de la eterna apostasía, una virtud.



2 Comentarios

  1. 2 notas de juez en el mismo dia poniendo exactamente lo mismo…algo q no se lo cree nadie ..juez creciendo en las encuestas jajajajajajajajajajjj

  2. Juez, para muchos Cordobeses, sigue siendo mas un Peronista que Macrista, es por ello que les resulta mas «creible» en la versiòn de crítico del lider de Cambiemos. Es mas, la apariciòn de Juez, les crea un problema a los del PJ, que creen que poniendo al «profesional» Llaryora, se ganan al electorado capitalino.
    Si Juez, se abre de CAMBIEMOS para estas elecciones, les va a restar muchos votos, pues muchos tomarìan : «el malo conocido que el bueno por conocer». Además dificilmente voten a un Radical y menos aùn a uno del PRO.
    La mediocridad dirigencial de la CAPITAL CORDOBESA, le dà a Juez OTRA oportunidad para posicionarse localmente. Lo triste es que LA CIUDAD seguirá a la sombra del desarrollo en esta parte del siglo XXI.

Dejar respuesta