Ingeniería de Daniele para sostener a Biolatto

Ante una conducción convulsionada, las diferentes facciones que componen la lista Verde se preparan para suceder a Beatriz Biolatto en la Secretaría General. El ex secretario general del Suoem mueve hilos para que esta sucesión no llegue antes de tiempo.



Por Felipe Osman

ele bLa rocosa lista Verde que sostuvo a Rubén Daniele al frente del sindicato municipal durante más de tres décadas ya no goza de la misma salud. Por el contrario, resultan ahora notorias las grietas que empiezan a dividir a esa “federación de reparticiones” que es el Suoem.
Aparentemente, ni siquiera Daniele es invulnerable al paso del tiempo. La jubilación del histórico líder gremial resuelta por el Ejecutivo municipal generó una onda expansiva que aceleró el proceso de dispersión en la lista Verde.
(Viene de Tapa)
Y dado que el poder -como dice la vieja sentencia política- aborrece el vacio, todo es espacio que queda vacante con el retiro de el “Gringo” está ahora en disputa.
El oficialismo gremial obtuvo en las últimas elecciones más del 90 por ciento de los votos. Y en el conviven representantes y delegados de distintas reparticiones y diferentes signos políticos. Teniendo en cuenta sólo estos dos datos, no resulta necesario elucubrar demasiado para darse cuenta de que el adversario duerme bajo el mismo techo.
La regencia de Beatriz Biolatto al frente del Suoem impuesta por Daniele implicó un traspaso de poder formal, no real. Por lo tanto, si el poder que sostiene a la regente en el “trono” es puesto en cuestión, la regencia tambalea.
La relación entre Biolatto y Daniel “Chiquito” Fernández, líder (discutido) de las Áreas Operativas, ha llegado a su punto máximo de tensión. Fernández advierte que, en términos de representatividad, él tiene más “votos propios” que Biolatto, y espera que eso se traduzca en un mayor poder de mando para sí. Pero el Suoem, durante la era Daniele, siempre se condujo bajo el mando único de Daniele. No parece probable que ahora la actual secretaria general acepte compartir el bastón de mando.
Ahora bien, Fernández es el número 2 de la lista Verde. Ocupa el lugar de secretario adjunto. Es decir, una renuncia de Biolatto podría significar que Fernández quedara al frente del Suoem. ¿Por qué no, entonces, forzar esta renuncia?
Porque no sólo Fernández espera hacerse con el puesto de Biolatto. Ignacio Cedrón, por su parte, también cuenta con una buena cuota de poder (real) dentro del gremio. De hecho, a él responden la mayoría de los delegados gremiales.
Cedrón espera suceder a Biolatto, pero no de manera anticipada. El radical conserva una buena relación con Daniele y, se dice, existe entre ellos un acuerdo tácito: sostener a la actual secretaria general hasta el final de su mandato y, si alguien intentara precipitar su renuncia, forzar nuevas elecciones para el sindicato.
Mientras tanto, Cedrón espera ampliar su base de sustentación invitando a dirigentes de otros espacios políticos a sumarse a su agrupación. En otras palabras, espera juntar de la lista Verde a quienes estén dispuestos a acompañarlo en una eventual aventura hacia la Secretaría General.
Pero no sólo en Cedrón espera Daniele apoyar la regencia de Biolatto. El “Gringo” capitalizó los reclamos surgidos desde las Áreas Operativas contra Fernández, y con los desprendimientos sufridos por “Chiquito” en su feudo formó una nueva agrupación, que lleva el nombre de “Yupar”.
Esta es la otra muleta en la que la regencia de Biolatto se afirmará para tratar de completar los dos largos años de mandato que le quedan.
Trascartón, la secretaría general cada vez está más aislada. Ya no sólo Daniele está fuera de la municipalidad y sin chances de volver. Además, Margarita Peseira, secretaria gremial de las Áreas Administrativas y mano derecha de Biolatto, y Nora Andrada, encargada gremial de los jardines maternales y persona de gran confianza para la actual número uno del gremio, se jubilan este año.



Dejar respuesta