Pese a lo fijado en el pacto fiscal, la presión real de II.BB. creció en 2018

La recaudación del impuesto -altamente distorsivo- como porcentaje del PIB en 2017 fue de 3,86% y el año pasado, levemente superior: 3,98%.

Hace tiempo que Ingresos Brutos (IIBB) está en el centro del debate; tanto de los reclamos empresarios por sus efectos distorsivos como en la discusión entre Nación y provincias que terminó en la firma del pacto fiscal. El año pasado, conforme al consenso, deberían haber bajado, pero su presión efectiva real creció 1,2 % interanual.
¿Qué pasó? Es que en el pacto se incluyó un cronograma de reducción que arrancaba en 2018 pero, en el caso de las actividades en que muchas jurisdicciones tenían la alícuota por debajo de la banda establecida, las subieron. Un informe del Iaraf que conduce Nadín Argañaraz indica que la recaudación de IIBB como porcentaje del PIB en 2017 fue de 3,86% y el año pasado, levemente superior: 3,98%.
La presión tributaria de la carga entre ambos años subió 0,04 puntos porcentuales, un dato significativo porque se esperaba una caída anual equivalente a 0,4 puntos porcentuales. Los datos del análisis son de la Secretaría de Hacienda nacional sobre 22 provincias (los de Chaco, Chubut y Tierra del Fuego, son provisorios): la recaudación por ese impuesto terminó con un alza real de 0,4% interanual en 2018.
El último bimestre se registró una baja real de 3,3% interanual con un comportamiento heterogéneo entre provincias. A nivel consolidado, la recaudación de los primeros 10 meses del año fue de $438.332 millones, siendo el impuesto de mayor importancia dentro de la estructura tributaria de las 22 provincias analizadas (no están La Pampa y Misiones por falta de datos).
El año pasado IIBB tuvo una participación de 73% en el total de lo recaudado por impuestos provinciales, cifra que aumentó en un punto porcentual respecto del mismo período de 2017 (72%).
En el pacto para el comercio no se establecieron máximos de alícuotas a aplicar, mientras que, a partir de este año, el compromiso asumido fue el de aplicar alícuotas que no sean superiores a 5%. Al comparar las alícuotas máximas finales de los años 2017 y 2018 de las 22 jurisdicciones analizadas, La Rioja, Neuquén, Chubut, Salta, Río Negro y Tierra del Fuego fueron las provincias que más subieron la alícuota máxima legal en la actividad comercial; una docena la mantuvo.
Para restaurantes y hoteles, siete provincias subieron la carga en 2018; 14 la mantuvieron constante y dos (Córdoba y Mendoza) la bajaron. En Construcción, Salta y La Rioja incrementaron la alícuota; ocho la dejaron igual y una docena la bajaron.
Argañaraz entiende que en 2018 hubo un cambio de estructura de alícuotas, pero con algunas subiendo y otras bajando. “El texto del pacto debería haber establecido que ninguna alícuota podía subir, además de fijar un tope”.
En 2018 Neuquén fue la provincia que más aumentó en términos reales la recaudación de IIBB durante los primeros 10 meses, con una variación de 29,1%. Le siguió Salta, con un incremento real del 28,9%. Le siguieron Río Negro, La Rioja y Tierra del Fuego, con variaciones de 11,3%, 8,6% y 8,1%, respectivamente. El sexto lugar lo ocupó Tucumán, con un aumento real de 6,5%, y el séptimo, Entre Ríos, con una suba del 5,4%.
Estas siete provincias, que lideran el ranking de aumento real de la recaudación, aplicaron aumentos en sus alícuotas máximas del impuesto al comercio en 2018. Esto refleja que en algunas jurisdicciones ciertos contribuyentes tuvieron en 2018 una carga tributaria superior a 2017, siendo que el Pacto a priori iba a significar una baja de la presión tributaria. “En otras palabras, las reformas diseñadas y aprobadas para bajar impuestos a algunos sectores de ciertas provincias les representaron subas de impuestos en un contexto recesivo como el de 2018”.
Para el Iaraf la caída de recaudación iniciada es una señal de alerta para varias provincias de cara a este año por el impacto en sus propios ingresos. Desde el lado del sector privado, en lugar de bajar la presión tributaria como era el espíritu del Pacto Fiscal “terminó subiendo respecto a 2017”.



Dejar respuesta