La Rosada pidió paz y PRO firmó alianza (calma duró poco)

Cambiemos quedó conformado, pero enseguida estalló una nueva polémica

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

El presidente del PRO cordobés, Darío Capitani, firmó finalmente ayer la integración a la alianza Cambiemos, que ya integraban la Unión Cívica Radical y el Frente Cívico (adhiere, además, la Coalición Cívica-ARI). Algunos retoques al reglamento dejaron satisfechos a los macristas cordobeses, aunque también la presión de la Casa Rosada pidiendo la paz.
Hasta la noche del miércoles, en el PRO analizaban diversas opciones para apurar la conformación de la alianza que los mismos macristas no firmaban, por entender que la riña interna radical colocaba todo en un nivel de ruptura.
La solución más pacífica era la que tomaron: suscribir el acuerdo con algunas modificaciones que entendían claves, como por ejemplo una integración equilibrada de la estratégica Junta Electoral. Unas horas atrás no descartaban los macristas ir por el sello Cambiemos, lo cual implicaba una ruptura.
Desde Buenos Aires observan preocupados que Cambiemos parece cada vez más lejos de solucionar las candidaturas para enfrentar a Juan Schiaretti por la Gobernación, y para tratar de retener el Palacio 6 de Julio frente a la arremetida de Martín Llaryora. Por eso, reclamaban por cerrar cualquier posibilidad de una fuga. Algunas versiones indicaban que uno de los que amenazaba era Luis Juez, en el caso de que no lo satisfagan con la candidatura a intendente.
Los aliancistas estuvieron contentos con el avance pero por muy poco tiempo. De pronto, uno de los secretarios más importantes en el esquema de Ramón Mestre en el Comité Central de la UCR, Alberto Zapiola, dijo a Cadena 3 que el candidato a gobernador es el actual intendente, pero que si Negri quiere participar, entonces habrá una elección interna, que ya está programada para el 17 de marzo.
En el negrismo las declaraciones de Zapiola cayeron como una bomba, e incluso en el macrismo reconocieron su sorpresa. Puede tratarse de matices, pero en la crispación aliancista dolió que insista en la teoría del candidato natural, sobre la que se apoya la candidatura de Mestre.

Precandidatos, de campaña
Ramón Mestre festejó la formación de la alianza Cambiemos y luego cruzó a Alejandra Vigo, la diputada nacional y esposa del gobernador Juan Schiaretti, quien calificó a Córdoba como “la ciudad del abandono”.
“Diputada, qué mensaje desafortunado. A estas obras las hacemos juntos y celebro que estemos dando solución. Ojalá ponga el mismo empeño para frenar la inseguridad, que también e sun justo y reiterado reclamo de las familias de todo Córdoba”, señaló.
Por su parte, Mario Negri se reunió en Bell Ville con miembros de la Sociedad Rural y del Consorcio de Canaleros. “Las inundaciones en los departamentos Unión y Marcos Juárez hace años que ocasionan pérdidas millonarias a los productores. Cuando sea gobernador daremos prioridad las obras postergadas de canalización, sistematización de cuencas y cauces y contención. No puede esperar más”, sostuvo.
Además, consideró que “la provincia debe dejar de especular y declarar con urgencia la emergencia para así poder llegar la ayuda de la Nación”.
Finalmente, en Río Ceballos, Dante Rossi prometió “restablecer el 82 por ciento móvil para nuestros jubilados”. “Vamos a derogar la injusta ley 10.333 y a volver al 82% móvil”, agregó.



Dejar respuesta