Fracasó plan para que la interna resuelva el orden de la fórmula

El negrismo rechazó la idea mestrista que consistía en que el ganador vaya de candidato a gobernador, y el perdedor, de vice.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

Simultáneamente al cruce de chicanas entre los principales precandidatos a gobernador de la UCR para Cambiemos, Ramón Mestre y Mario Negri (uno acusó al otro de vivir del estado desde 1983, y la réplica del segundo fue que hay jóvenes que administran muy mal), se entablaron negociaciones para tratar de llegar a un acuerdo. Pero sin éxito, y por ahora el diálogo entró en pausa.
Operadores del mestrismo plantearon a los negristas que una posible solución era que los dos pretendientes compartan la fórmula.
¿Cómo sería eso? Pues bien, el resultado de la elección interna del domingo 17 de marzo definiría los términos del binomio de la alianza Cambiemos: el que gana sería el candidato a gobernador, y el que pierde, el vice.
El propio Mestre reconoció la idea en diálogo con periodistas de San Francisco. Planteó, precisamente, que la interna resolvería el orden, logrando así que nadie pueda considerarse fuera del juego.
“Estamos trabajando en los consensos, buscando con el diálogo tratar de resolver la candidatura a gobernador. He planteado que si todos manifestamos la generosidad quizás tal vez una forma de resolverlo sería no poner candidato a vicegobernador, vamos a una interna, el que gana conduce y el que pierde va ser el candidato a vicegobernador, eso nos da más fuerza”, dijo el intendente de Córdoba.
El negrismo rechazó el planteo mestrista, y más aún luego de los hirientes cruces del fin de semana.

Muchas preguntas
La idea del oficialismo partidario abrió muchos interrogantes en la Unión Cívica Radical, pese a que ya fue cajoneada, dependiendo de quién se los hace.
¿Puede seguirse un razonamiento lineal y concluir que Mestre está seguro de su victoria y quiere un vice que una a todo el partido para la batalla final contra el peronismo? ¿O es al revés, y está tratando de abrir una puerta de salida que no parezca una derrota?
Mestre-Negri o Negri-Mestre, sin embargo, no parece una solución que puedan aceptar los otros socios de Cambiemos. ¿Por qué el PRO admitiría que el radicalismo complete los dos casilleros de la fórmula provincial? ¿Acaso porque la UCR estaría dispuesta a ceder al macrismo la candidatura a intendente? Difícil de creer. Y mucho más, de aceptar por el PRO e incluso por el Frente Cívico, cuyo jefe Luis Juez quiere pelear por su regreso al Palacio 6 de Julio.

Las fórmulas
El plan unificador se dañó con el primer duelo chicanero entre Mestre y Negri, y terminará por archivarse esta semana o la próxima, cuando el actual diputado nacional presente oficialmente como su compañero de binomio al macrista Héctor Baldassi. El ex árbitro estuvo de vacaciones, y a su regreso será exhibido como el vice de Negri.
Esta jugada podría acelerar la definición del vice de Mestre, ya que los macristas orgánicos, básicamente los ex ucedeístas, no digieren que Baldassi haya cerrado con Negri por su propia cuenta, sin compartir los beneficios, y aceptarían dividir al PRO colocando un ladero para el intendente de Córdoba.
Mientras tanto, los dos precandidatos en pugna, al igual que el tercer anotado en la carrera, el alfonsinista Dante Rossi, siguen recorriendo la provincia para apuntalar sus chances, con el domingo 17 de marzo, el día de la interna, marcado en rojo en sus calendarios.



1 Comentario

Dejar respuesta