Energía, principal amalgama para la alianza Cambiemos

Mestre y Negri coincidieron en acusar a Schiaretti de mentir en torno a los subsidios

Ramón Mestre y Mario Negri –los dos principales precandidatos a gobernador por Cambiemos- coincidieron ayer en cuestionar al gobierno provincial por la Tarifa Social Eléctrica, acusándolo de mentir respecto a la responsabilidad en la eliminación de los subsidios.
El gobierno provincial envió cartas a los usuarios advirtiéndoles que la administración nacional quitó los subsidios, y que Córdoba los restituyó.
“Si algo caracteriza al gobierno de Cambiemos desde el día uno, es decir la verdad. Distinto al populismo de Unión por Córdoba, que no solo toma medidas que aumentan la brecha, sino que miente”, afirmó.
“Que se hagan cargo de haber dado de baja la tarifa social de electricidad”, reclamó el intendente.
La publicación fue acompañada por un comunicado de la Secretaría de Energía de la Nación que señala que “desde este año, la Tarifa Social eléctrica es responsabilidad de las provincias, no del gobierno nacional”.
“Esto fue acordado por los gobernadores, incluido el de Córdoba, y el Gobierno nacional. Si su familia pierden en estos días el beneficio de la Tarifa Social será por decisión del Gobierno de Córdoba”, afirma el escrito.
Negri fue en la misma dirección. El actual diputado nacional señaló que “el gobierno nacional debió explicar mediante una solicitada que el gobierno de Córdoba mintió en la carta que envió a los usuarios eléctricos”.
“Tal como denuncié, no es cierto que la Nación haya eliminado la tarifa social, ya que ésta es responsabilidad de las provincias”, sostuvo.
La situación energética de la provincia de Córdoba le ofrece a Cambiemos uno de los flancos más débiles del gobierno peronista, ya sea por los frecuentes cortes del servicio, los incesantes aumentos de las tarifas y, ahora, por esta polémica por los subsidios.

Piguillem
Por otro lado, en el escenario municipal, uno de los precandidatos a intendente de la UCR, el alfonsinista Sergio Piguillem (grupo Asamblea Radical), dijo ayer que “Córdoba encontró en estos siete años de gestión radical el punto de inflexión, luego de doce años de caída libre, de desidia e irresponsabilidad en el manejo de la cosa pública. Y podemos afirmar que la ciudad lentamente, pero con paso firme encontró su norte y comenzó su curva ascendente”.
“La ciudad no debe detenerse, ni mucho menos retroceder, ahora es tiempo de trazar un plan director con ejes concretos y nosotros estamos dispuestos a poner nuestra experiencia en gestión y nuestras propuestas para consolidar una ciudad más inclusiva, más participativa, más sustentable y más segura”, continuó.