A todo o nada; Cambiemos no permite candidatos desdoblados

El que sea candidato a gobernador no podrá serlo a diputado nacional.

Mario Negri o Ramón Mestre jugarán a todo o nada cuando uno de ellos sea el candidato a gobernador de Cambiemos, en la elección del 12 de mayo. No habrá revancha: el que compita contra Juan Schiaretti tendrá prohibido, si pierde, presentarse como candidato a diputado nacional en agosto/octubre.
Así lo resolvió ayer la alianza Cambiemos a nivel nacional, que integran el PRO, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica-ARI: los postulantes que se presenten como candidatos a gobernador, en elecciones desdobladas, no podrán presentarse luego a cargos nacionales.
La decisión la tomó la conducción partidaria en una resolución firmada por Humberto Schiavoni (PRO), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y Alfredo Cornejo (UCR).
En un comunicado Cambiemos indica que «en el marco del adelantamiento de elecciones provinciales, ya sea por decisión de los respectivos gobiernos provinciales o por restricciones de orden constitucional, y a los efectos de otorgar transparencia a los procesos, las autoridades de los partidos fundadores de Cambiemos decidieron establecer que quienes sean candidatos a gobernador no podrán optar por competir en las elecciones nacionales».
Fuentes partidarias explicaron que la decisión busca reducir las incertidumbres, internas y evitar candidaturas testimoniales.
En Córdoba, Negri celebró la resolución aliancista: “La decisión de Cambiemos de establecer que quienes sean candidatos a gobernador no puedan postularse a cargos nacionales es una señal de honestidad política y respeto a los ciudadanos”. “Distinto es lo que hizo el PJ de Córdoba -agregó-, que legalizó la mentira con las dobles candidaturas”.
Hasta hoy son diez las provincias que separarán sus elecciones del cronograma nacional. La última de ellas fue San Luis, que días atrás decidió convocar a comicios provinciales el próximo 16 de junio.
A nivel nacional se estableció la fecha del 11 de agosto para las PASO; el 27 de octubre para las elecciones generales, y el 24 de noviembre, para la segunda vuelta, en caso de que ningún candidato presidencial consiga ventaja para alcanzar la presidencia en el primer test electoral.
Las diez provincias que ya notificaron el desdoblamiento electoral son La Pampa, que abrirá el calendario a medidos de febrero con las PASO provinciales, y también adelantarán los comicios Neuquén, San Juan, Chubut, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Rio Negro y San Luis.

Buenos Aires
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó que «la decisión» de desdoblar o no las elecciones provinciales de las nacionales «la potestad es de cada provincia» y, en el caso de la de Buenos Aires, planteó que «es una discusión que todavía hay dar y sobre la cual no hay una definición tomada hasta el momento». «Muchas provincias han decidido, en el marco de sus facultades, separar su elección de la nacional, y en algunos casos las propias constituciones obligan a separarlas, entendiendo que de alguna manera busca que los ciudadanos presten más relevancia a la cuestión local al momento del comicio», dijo Frigerio.
La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, también estudia el posible desdoblamento, y una comisión Bicameral analiza el tema, pero hasta ahora tanto ella como los máximos exponentes de Cambiemos han dicho que la decisión final se adoptará en febrero.



Dejar respuesta