Urtubey sin armador en Córdoba; su paraguas es Schiaretti

El Gobernador cordobés mantuvo una reunión con su par salteño en el Centro Cívico. El pasado viernes, el precandidato a presidente por Alternativa Federal inició en Córdoba su campaña de instalación de cara a las Paso, aunque asegura que su lógica de construcción política se basa en la proximidad con la gente.

Por Yanina Passero
[email protected]

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, aseguró que «la mitad de los argentinos no quiere votar ni a Mauricio Macri ni a Cristina Fernández y busca un espacio diferente». El dirigente peronista inició su campaña de instalación presidencial en Córdoba, una provincia que demostró ubicarse en un extremo de la “grieta” cuando siete de cada 10 ciudadanos se inclinaron por el titular de la Casa Rosada, el 22 de noviembre de 2015. Fue recibido por Juan Schiaretti en el Panal, para avanzar en la construcción de Alternativa Federal.

Su campaña de instalación nacional es un hecho, pero ¿cómo avanza el diálogo interno? ¿Qué chance tiene de ser el candidato del consenso del Peronismo Federal?

Nosotros construimos el peronismo federal desde una lógica federal, abierta y democrática. Nuestro camino es ir a las primarias de agosto, en donde aquellos que tenemos vocación o voluntad de competir electoralmente podamos llevar nuestra propuesta a la elección. Entonces, para nosotros lo importante es que esa instancia sea lo más abierta, plural y participativa posible porque esto le va a dar mucho más vigor y fuerza a nuestro espacio.



Pluralidad, ¿sólo dentro del peronismo?

Alternativa Federal no es un espacio íntegramente peronista. Yo soy peronista, hay muchos peronistas, pero hay otros dirigentes que pertenecen a otros partidos políticos. Pero queremos ampliar más aún con partidos como el socialismo o con otras fuerzas provinciales. Nuestra dinámica no es “peronismo o no peronismo” sino que estamos construyendo una alternativa que pretende ser superadora de esta grieta planteada entre el macrismo y el kirchnerismo. No es un espacio íntegramente peronista. Están invitados todos aquellos que no quieran ser funcionales a esa grieta.

El gobernador Juan Schiaretti vierte buena parte de su energía en ese armado nacional. ¿Su opinión va a ser decisiva en la estrategia nacional?

Obviamente que Schiaretti no sólo es uno de los principales articuladores de este espacio, juntos construimos este espacio político, sino que aparte por su propio peso y trayectoria política –aparte de gobernar la provincia más importante que tenemos en nuestra fuerza-, la figura de Schiaretti es obviamente una figura de privilegio porque es el principal articulador de nuestro espacio.

¿Su apoyo será importante para evitar las Paso y acelerar tiempos?

Con Schiaretti compartimos la misma función, tenemos una mirada común en muchos temas, por eso tenemos un vínculo más sólido. Pero, más allá de lo personal, nos une la necesidad de construir un espacio netamente federal. Queremos modificar el sistema de gobierno en la Argentina para ir a una lógica federal. Por una cuestión histórica, la provincia de Córdoba, más allá del nombre, siempre fue como la referencia inevitable cuando uno habla de federalismo en el país.

¿Cuál será su estrategia para entrar a la provincia, de clara cepa anti k y donde el presidente Mauricio Macri fijó su “segundo domicilio” tras su éxito electoral en 2015 y 2017?

Soy una persona que estuvo desde siempre fuertemente vinculada al sector productivo. Creo en un modelo desarrollista, creo en la Argentina que potencie su capacidad de agregar valor en origen, de abrir un círculo virtuoso que genera producción local. Esa es una de las grandes cuentas pendientes que tenemos en la actualidad, en donde la pérdida de competitividad de los sectores productivos de la pequeña y la mediana empresa, la caída en términos de competitividad es realmente complicada.

¿Con qué sectores dialoga? ¿Quién será su armador en Córdoba?

No. La verdad que estoy en la lógica de conversar con los distintos sectores de la sociedad y no quiero quedarme en la política solamente. Ya va a venir el momento, dos o tres meses antes de las elecciones. Hablo con dirigentes de distintas provincias, pero tengo una lógica de construcción de abajo para arriba. Los dirigentes y los candidatos tienen que generar aceptación en la sociedad y es la sociedad la que va a ir ordenando a losdirigentes.

¿Cuál será su principal propuesta de gobierno?

Propongo un sistema de democracia semiparlamentaria, que obligue a la generación de políticas de estado, que facilite condiciones de consenso y que nuestra representación general en el Congreso pueda tener voz y voto a la hora de la discusión de un modelo de país; que no sea validar o no políticas del Ejecutivo solamente.



Dejar respuesta