Interna en el Suoem: Jubilación de Daniele (y de Biolatto) reavivan puja por la sucesión

Con el ex secretario general del Suoem pasado a retiro por el intendente Ramón Mestre y su sucesora descalificada para competir por un nuevo mandato, la vida interna del poderoso sindicato no se toma vacaciones.

Por Yanina Passero
[email protected]

suoemPese a que la Municipalidad se encuentra a media máquina por el receso de verano, la política sindical se expresó en un interrogante que se escuchó de boca de varios delegados: ¿quién sucederá a Beatriz Biolatto en la compulsa que debería realizarse, según marca el estatuto interno, recién en el segundo semestre de 2020? La duda encierra un hecho concreto: la actual responsable del Suoem se vería impedida de buscar su reelección porque terminará su mandato en condiciones de jubilarse (este año cumplirá 57 años).

La llegada de la dirigente al sillón central obedeció a un pedido del histórico referente de los municipales, Rubén Daniele, más que a una ambición de poder de quien fuera la secretaria gremial en Educación por más de dos décadas. Esta habría sido la razón por la cual quedaba descartada de futuras compulsas porque, al fin y al cabo, su mandato debería haber durado sólo un semestre. Finalizado el plazo perentorio, Biolatto adelantaría las elecciones y el capo del Suoem burlaría el intento del intendente Ramón Mestre de anularlo laboral y políticamente.

Ya no habría dudas que el gran vencedor fue el radical. El 3 de enero pasado, Mestre completó la jugada que inició en 2017. Extinguió la relación laboral tal cual le permite el Estatuto de Personal Municipal.



«Es demasiado alto el sacrificio que terminamos pagando todos cada vez que el peronismo llega al poder. Cerramos décadas de atropello y extorsión a los vecinos por intereses particulares. Apostamos por instituciones sindicales responsables con los trabajadores y el rol del Estado», celebró aquel día el titular del Palacio 6 de Julio en Twitter.

Por recomendación de los asesores legales de Daniele, ya no concurre a trabajar pero preparan un recurso administrativo para revertir la decisión a la que calificaron de arbitraria e ilegal al asegurar que el dirigente goza de tutela sindical por integrar la comisión salarial del sindicato y llevar la representación del organismo en la CGT.

Lo cierto es que todas las medidas tomadas por la cúpula han caído en saco roto. La ahora Secretaría de Trabajo de la Nación aún mantiene la observación legal que impide la organización de un nuevo acto electoral interno y Daniele está fuera del radar y, ahora, fuera de la Municipalidad donde mechaba su actividad administrativa con “horas de consulta” a los afiliados.

Biolatto demostró solidez para conducir un sindicato naturalmente libanizado, pero su actuación tuvo siempre fecha de vencimiento. Antes, por el compromiso asumido con Daniele de entregar el cetro de mando, ahora el de su jubilación. Este año, la dirigente alcanzará la edad jubilatoria que se exige a los docentes: 57 años.

Desde el área de Recursos Humanos de la Municipalidad explicaron –extraoficialmente- que se toma la última actividad laboral desempeñada antes de pedir licencia gremial, la docencia municipal.

El desafío es enorme: con Daniele fuera del radar y los interesados en sucederlo contando los días para que Biolatto sea notificada por Recursos Humanos la interna se reactiva, incluso en verano.

Desde estas páginas, adelantábamos que el actual secretario adjunto del Suoem, Daniel “Chiquito” Fernández, comenzó su campaña de instalación, incluso incursionó en la comunicación masiva con un programa de radio que tuvo como invitado especial en su primera emisión a Daniele. El secretario gremial, Raúl Díaz, es otro de los hombres que ya mueve sus hilos. Incluso, el “opositor” de la Lista Naranja, Ariel Quiñone, ya anunció a su tropa que en la próxima compulsa juega “sí o sí”.



Dejar respuesta