Nació el anti massotismo

El pasado fin de semana, en la ciudad de Carlos Paz, se reunieron algunos dirigentes macristas que están en desacuerdo con el alto perfil del diputado nacional Nicolás Massot en la vida interna del Pro Córdoba.

Operador macrista: Dirigentes, profesionales y afiliados del PRO de los departamentos Punilla, Capital, San Justo, Pocho, San Javier y Colón, formamos la línea interna “Alternativa Pro”, una opción distinta a la conducción del partido.

Periodista: ¿Qué reclaman?

O.M.: Consideramos que la actual conducción de nuestro partido, que responde a Germán Kammerath y Nicolás Massot, no ha trabajado ni trabaja para consolidarlo y hacerlo crecer. Muy por el contrario, las actuales autoridades cerraron las puertas a los militantes y funcionarios que no comulgaban con los intereses dominantes dentro del partido, “abandonándolos a su suerte” en términos políticos y fomentando divisiones, con la única finalidad de impedir el crecimiento de nuevos dirigentes y concentrar el poder en pocas manos.

P.: ¡Uf! Respire.

O.M.: El PRO no tiene candidato. Vemos con preocupación que se ha y dejado “diluir” la fuerza electoral que apoyó al PRO y a nuestro presidente Mauricio Macri en 2015 y 2017. Es por todo esto que como dirigentes nos sentimos en la obligación de decir basta y poner un freno a los candidatos “impuestos” para levantar la voz en apoyo a los auténticos representantes que enarbolan el ideario y los valores del PRO y de nuestro presidente Macri.

P.: ¿Quiénes están detrás de la movida?

O.M.: El concejal Abelardo Losano, Eugenia Gordillo (secretaría de la seccional 10) y Alberto Ferreyra (de la seccional 12).  Walter Racca encabezó el grupo de Moteros.  En tanto, el edil Marcelo Cuevas  y Gianni Boschetti (Director de Turismo) fueron algunos de los dirigentes de Carlos Paz.  Se completa la lista con Martin Ávila, de Alta Graci;  Luz Lenta, de Las Varillas y Silvia Crío y Graciela Nivoletti, encabezaron el grupo que llegó de Villa Dolores.

P.: Imagino que se van a presentar a la interna.

O.M.: Claro.