Desafiando a Schiaretti, cuatro intendentes PJ llaman a votar el 14-4

Se trata de los jefes comunales de Villa Huidobro, Saldán, General Paz y Santa Catalina Holmberg.

Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

huidobroCuando el calendario de elecciones acordado por los jefes comunales e intendentes peronistas del interior que no tienen Carta Orgánica parecía estar cerrado y sin fisuras, la decisión de un puñado de ellos cayó como balde de agua fría en el Centro Cívico.

El titular de la municipalidad de Villa Huidobro, el  justicialista Silvio Quiroga, sorprendió ayer, al filo de los plazos fijados por la ley, firmando el decreto de convocatoria para los comicios locales poniendo fecha para el 14 de abril y no el 12 de mayo como la mayoría de los distritos PJ. De igual manera procedió el peronista Cayetano Canto de la municipalidad de Saldán y el justicialista Carlos Borgobello de Estación General Paz. De nada sirvieron las reuniones y llamados que hasta último momento de ayer se registraron entre éstos alcaldes PJ y funcionarios del Gobierno de Córdoba. Ambos intendentes firmaron los respectivos decretos de convocatoria para el 14 de abril. En la misma línea ya se había manifestado el oficialista Miguel Negro de la localidad del departamento Río Cuarto, Santa Catalina Holmberg. Se trata del único intendente que gobierna desde el ´83 y que ahora irá por su última reelección.

Oficialmente, los hombres del PJ justifican la decisión esgrimiendo razones que responden a estrategias políticas regionales. Pero la realidad es que, como ocurre con otros jefe comunales que lo repiten por lo bajo pero no se animaron a desoír el pedido de Schiaretti, hay cierto malestar y disconformidad con el Panal frente a promesas que dicen quedaron incumplidas por parte del Gobierno en lo que hace, por ejemplo, a obras comprometidas. Desde el ministerio de Gobierno ayer intentaron frenar la rúbrica de esos decretos, pero finalmente no hubo acuerdo.

Lo que se pidió

Una vez que el gobernador Juan Schiaretti dio a conocer su decisión de adelantar el proceso eleccionario de la Provincia, desde el Panal se ordenó a las más de 250 localidades conducidas por hombres del PJ que pudieran hacerlo, que los comicios locales se celebren en simultáneo con las generales. Una estrategia en el marco del plan reeleccionista de Schiaretti, objetivo supremo de Unión por Córdoba (UPC) para este 2019.

El mandatario provincial espera que los distritos del interior trabajen para su candidatura mientras buscan blindar sus jurisdicciones del avance de la ola amarilla un proceso que se inició en el 2015 y se consolidó en las legislativas del 2017.

Si hay una característica que atraviesa esta etapa del justicialismo cordobés, en la era iniciada pos José Manuel de la Sota, es su funcionamiento orgánico. Más o menos contentos con las decisiones y lineamientos que imparten desde el Centro Cívico, Schiaretti tiene a toda la tropa alineada acatando la dirección política que marca el ahora único jefe de UPC.

De hecho, al cierre del año, en el plenario justicialista provincial que encabezó el gobernador en un hotel de la capital cordobesa, el intendente de San Francisco, Ignacio García Aresca, fue el encargado de ratificar la decisión de la mayoría de los municipios pejotistas de pegar la fecha de las elecciones al 12 de mayo.

Es por eso que la decisión de los cuatro intendentes justicialistas de seguir la estrategia de muchos radicales y macristas y convocar a votar el 14 de abril, generó ruido en el Centro Cívico.

Es que si bien se trata de localidades pequeñas, el Gobierno no quería dejar ningún cabo suelto en lo referido a las fechas, sobre todo frente al avance de la alianza en el interior provincial, particularmente, en territorio donde gobierna UPC.

En el caso de Huidobro, se trata de la ciudad cabecera del departamento General Roca, una zona de predominancia radical donde Cambiemos promete consolidarse en este año electoral.

Lo llamativo del decreto firmado por Quiroga son los argumentos considerados en el decreto firmado en el día de ayer, que hablan de que “nuestros vecinos deberán evaluar exclusivamente los programas de gobierno ofrecidos por quienes pretendan gobernar nuestra localidad, sin la influencia de posturas, propuestas y campañas de los aparatos propagandísticos de quienes se disputan cargos a nivel provincial”.

Quiroga manifestó: “Que no resulta conveniente para el correcto y más cabal ejercicio de la democracia representativa, que la voluntad popular pueda llegar a ser desvirtuada cuando se superponen elecciones en dos esferas distintas de poder propias del sistema de organización federal de nuestro país y nuestra provincia. Es decir, no es difícil que la elección de autoridades provinciales pueda influir en la conciencia del votante de la elección de autoridades municipales, y viceversa”.

Y además informó que de esta manera en su ciudad se votará con el sistema de boleta tradicional que “es la que mejor garantiza la expresión de la voluntad del elector”.

Esas son algunas de las razones que manifestó públicamente para justificar el desaire ante el pedido de Schiaretti.

Según consignó ayer el diario digital Córdoba Interior Informa al comunicar la decisión de Quiroga, en Villa Huidobro se elegirán 7 concejales y 3 vocales del Tribunal de Cuentas. Y se descuenta que, del departamento General Roca, las principales localidades administradas por la UCR como Huinca Renancó, Jovita, Del Campillo e Italó también elegirán el 14 de abril.



Dejar respuesta