Metalúrgicos cordobeses: van mal pero las expectativas mejoran

Durante el tercer cuatrimestre del año pasado continuó siendo mayoritaria la cantidad de empresas metalúrgicas con menor producción que un año atrás (70.1%); los más afectados fueron los que trabajan para automotrices y maquinaria agrícola.



El vaso se puede ver, ya se sabe, medio lleno o medio vacío y así lo muestra el Observatorio de la Actividad Metalúrgica de la cámara cordobesa del sector: si bien los componentes del Índice de Confianza Empresaria en la industria metalúrgica muestran una percepción mayoritariamente negativa sobre la situación económica actual (provincial, nacional y del sector) hay una expectativa mayoritariamente positiva sobre la situación económica futura.
El trabajo que realiza la consultora Economic Trends muestra que consideran que la situación actual es peor que un año atrás el 76.3% de los industriales metalúrgicos, en lo referido a la economía provincial, el 82.5% para la economía nacional y el 75.3% para el sector.
Esperan una mejor situación dentro de un año el 54.6% para la economía provincial, el 59.8% para la nacional y el 58.8% en lo referido a la economía del sector. El Índice de Confianza Empresaria, que combina las percepciones sobre la situación económica actual y las expectativas sobre la situación económica futura, se incrementó 17.1% entre octubre y diciembre, aunque todavía se encuentra un 32% por debajo del nivel registrado un año atrás.
También mejoraron, en ese período, las expectativas macroeconómicas más específicas, como la de mayor crecimiento económico durante 2019 (el porcentaje que cree que el crecimiento en 2019 será mayor que en 2018 se incrementó del 53.6% al 62.9%) y la expectativa de menor inflación durante 2019 (el porcentaje que cree que la inflación en 2019 será menor que en 2018 se incrementó del 66.0% al 68.0%).
La mejora de expectativas fue acompañada de una mejor evaluación de la gestión económica del Gobierno Nacional, aunque siguió muy por debajo de los niveles registrados un año atrás. En diciembre, el 26.8% de los metalúrgicos cordobeses la evaluó positivamente (14.4% en la medición anterior, 61.5% un año atrás), y el 33% la evaluó negativamente (42.3% en la medición anterior, 9.7% un año atrás).
Otra evolución se dio en la evaluación sobre la política industrial del Gobierno Nacional, aunque también siguió por debajo de los niveles registrados un año atrás. En diciembre, el 26.8% de los metalúrgicos cordobeses la evaluó positivamente (13.4% en la medición anterior, 52.9% un año atrás), y el 36.1% la evaluó negativamente (46.4% en la medición anterior, 19.2% un año atrás).
Sobre la política industrial del Gobierno Provincial, el 2018 cerró con una mayoría positiva (35.1%) sobre 19.6% negativa, con una leve reducción de la evaluación favorable (37.1% en la medición anterior) y una mayor reducción de la evaluación negativa (24.7% en la medición anterior). y muy pequeña la porción con mayor actividad interanual (sólo 7.2%). Si bien estas cifras son levemente mejores que en la medición anterior, continúan en órdenes de magnitud que no se observaban desde la recesión de 2009.
A diferencia de lo ocurrido con la producción, aumentó en ese lapso la cantidad de empresas con menor cantidad de empleados, que pasó del 29.9% en el segundo cuatrimestre al 42.2% en el tercer cuatrimestre, nivel que no se registraba desde la recesión de 2014. El porcentaje de empresas con mayor empleo fue de sólo el 7.3%.
La pérdida de rentabilidad continuó afectando a una amplia mayoría, al 72.2% de las empresas durante el tercer cuatrimestre de 2018, porcentaje apenas dos puntos porcentuales menor que en la medición anterior, pero sustancialmente mayor que un año atrás (había sido de 41.3%). El porcentaje de empresas con mayor rentabilidad fue de sólo el 9.3%.
Las expectativas sobre producción, empleo y rentabilidad para 2019 son moderadamente positivas: 48.5% de los industriales metalúrgicos cordobeses espera mayor producción (15.5% espera menor producción), 17.5% espera mayor empleo (6.2% espera menor empleo) y 44.3% espera mayor rentabilidad (11.3% espera menor rentabilidad).
Los segmentos metalúrgicos más afectados por la recesión durante el tercer cuatrimestre de 2018 fueron los vinculados a las industrias automotriz y de maquinaria agrícola, excepto los segmentos que abastecen al mercado de reposición: tuvieron menores volúmenes de ventas que un año atrás el 66.7% de las empresas metalúrgicas que entregan a terminales automotrices, el 87.5% de las que abastecen a otras autopartistas, el 82.8% de las que proveen a fabricantes de maquinaria agrícola y el 66.7% de las que venden a otras agropartistas.



Dejar respuesta