Juez incombustible: va por la candidatura a intendente

El jefe del Frente Cívico cuenta con el apoyo de Mario Negri

Luis Juez confirmó ayer que no era verdad lo que venía diciendo, acerca de sus aspiraciones provinciales, y ratificó lo que Alfil publicó tres meses atrás: tiene la intención de volver a pelear por la Intendencia de Córdoba.
El ex intendente 2003-2007, cuya gestión fue muy cuestionada incluso por sus actuales aliados en Cambiemos, fundamentalmente por el incremento de la planta de personal, dijo en una entrevista concedida a Cadena 3 que quiere “contribuir desde un lugar que ya conozco”.
“Desde la madurez y desde la experiencia creo que puedo hacerme cargo de solucionar los problemas que tiene la ciudad de Córdoba, que no son pocos”, afirmó.
Como si su supuesta candidatura a gobernador hubiera sido tenido realmente en cuenta en Cambiemos, recalcó que con su virtual renunciamiento busca “despejar la cancha para que se esclarezca y resuelva” la fórmula provincial de Cambiemos.
La alianza Cambiemos tiene prevista una interna para el 17 de marzo entre, por ahora, los radicales Ramón Mestre, Mario Negri y Dante Rossi; también es testimonial la postulación del macrista Héctor Baldassi, quien quedaría como vice del jefe de los diputados nacionales.
Juez aseguró que la decisión de ir por el Palacio 6 de Julio ya fue informada al jefe de Gabinete, Marcos Peña y a todos los socios de la coalición.
Seguro ya lo había conversado con su socio político en Cambiemos, Mario Negri, a quien en 2007 acusara de cobrar del peronismo una suma millonaria para presentarse como candidato a gobernador y restarle chances a él mismo. Acusaciones gravísimas que hoy parecen olvidadas por ambos.
La lista de precandidatos a intendente de Cambiemos es larguísima. Por la UCR figuran Rodrigo de Loredo, Diego Mestre, Javier Bee Sellares, Martín Lucas y Jorge Orgaz. Por el PRO, están anotados Felipe Labaque, Abelardo Losano y Soher El Sukaria. Y por el Frente Cívico estaba Juan Pablo Quinteros, quien automáticamente queda descartado por la aparición de Juez.
El ex senador nacional manifestó que está dispuesto a resolver semejante enigma por encuestas o por internas, si no hay un acuerdo que hoy parece difícil. Igual, desconfía parece inclinarse por el mecanismo de las encuestas, el favorito del PRO: “Si hay garantías de una interna transparente que se pueda controlar participaría, pero nos corren los tiempos, cualquier judicialización de esto sería contraproducente”, dijo.
“Con esto también aporto al equipo porque las encuestas dicen que el mejor lugar en el que puedo contribuir a Cambiemos es tratar de gobernar nuevamente la ciudad de la que fui intendente”, dijo.
“Contribuyo -agregó tratando de entusiasmar a sus socios- desde un lugar que conozco y donde tengo predicamento electoral, y eso no es menor sabiendo que se vota intendente y gobernador el mismo día”.
Además de candidato a intendente en 2003, cuando ganó con el 56 por ciento de los votos, lo intentó otra vez en 2015, pero terminó cuarto con el 15,8.



Dejar respuesta