Preocupa a PRO la paridad en el duelo Mestre-Negri

Los macristas quieren una pronta definición de la candidatura



Por Alejandro Moreno

La cúpula macrista nacional recibió ayer a la delegación del PRO cordobés para discutir el escenario político provincial, que en Buenos Aires preocupa por la indefinición en la puja entre Ramón Mestre y Mario Negri por la candidatura a gobernador de Cambiemos.
De un lado de la mesa se sentaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el viceministro del Interior, Sebastián García De Luca; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el presidente del PRO nacional, Humberto Schiavoni; y el vice Francisco Quintana. Del otro, los cordobeses: Darío Capitani, presidente del PRO provincial; los diputados Héctor Baldassi y Gabriel Frizza; y la senadora Laura Rodríguez Machado.
En la reunión los anfitriones pidieron a los cordobeses que haya definiciones pronto; en lo posible, antes del 17 de enero, porque entienden que una vez que el proceso electoral interno acelere (se votaría el 17 de marzo) podría ser difícil de frenar. Le temen a la seguridad que exhibe Mestre por medirse en las urnas con Negri (el tercero en discordia es el alfonsinista Dante Rossi).
Los macristas coincidieron en que deben ser activos en la búsqueda de una solución pacífica, basada en un consenso que surja de las encuestas. Les inquieta que la falta de una resolución entre los dos principales precandidatos pueda perjudicar las chances de Cambiemos. Y, a propósito, ninguno dudó de que a Mauricio Macri le hace falta una victoria en Córdoba antes de que se largue la carrera presidencial. Mestre y Negri están “fracasando”, consideraron.
Si al modo macrista serán las encuestas las que hablen a la hora decisiva, ¿qué dicen los números que tienen en la mesa del PRO?
Trascendió que en el mano a mano entre Mestre y Negri hay apenas cuatro puntos de ventaja a favor del diputado. Una diferencia casi irrelevante por el margen de error y porque es difícil medir la intención de voto para una elección abierta a los independientes. Además, medidos ambos contra el gobernador Juan Schiaretti, quien buscará una nueva victoria para el peronismo cordobés, se registra otra vez una ligera ventaja de Negri sobre Mestre.
La distancia entre Schiaretti y los radicales es de aproximadamente doce puntos, pero esto no altera tanto a la dirigencia del PRO si hay una rápida y no sangrienta definición de la candidatura a gobernador. Reflexionan, los macristas, que la diferencia es reversible porque Cambiemos no tiene realmente un candidato en la calle, mientras que el gobernador está de campaña desde hace cuatro años, como sucede con cualquier oficialismo.



Dejar respuesta