Schiaretti llamó al PJ a trabajar “sin triunfalismo” para el ´19

El gobernador encabezó un plenario general en la capital cordobesa. Los intendentes de UPC ratificaron la decisión de pegar los comicios locales con la fecha provincial. Llaryora, la carta para ganar en la ciudad.

Fotos: Gabriel Alvelo

El mismo día en que el intendente Ramón Mestre despejaba la segunda gran incógnita rumbo a las elecciones del ´19 y Mario Negri se lanzaba como precandidato a gobernador por Cambiemos, en otro rincón de la ciudad, el PJ movilizaba a los suyos.
Toda la dirigencia del interior y de Capital fue convocada al último plenario del año que lo tuvo como principal orador al gobernador Juan Schiaretti, la figura con la que Unión por Córdoba (UPC) buscará retener por sexta vez consecutiva el poder provincial.
Intendentes, legisladores nacionales y provinciales, concejales, tribunos de cuenta, funcionarios, sindicalistas y autoridades partidarias, dieron volumen político al último encuentro del año en el que el ahora único conductor del peronismo, recordó a José Manuel de la Sota e instó a mantener vivo su legado.
Schiaretti repasó las obras y programas puestos en marcha en estos 20 años de justicialismo al frente del poder en la Provincia anticipando la importancia que esos ejes tendrán en la campaña que se abre de cara al domingo 12 de mayo.
No dejó dudas que la gestión provincial será la principal apuesta para vencer a Cambiemos en las urnas.

“¿Alguien se imagina a Córdoba sin los programas sociales, para los más necesitados, que hemos y estamos llevando a cabo?; ¿alguien se imagina a Córdoba sin los gasoductos troncales para llevar gas natural  a todos los pueblos del interior?”, dijo Schiaretti.
Antes que el mandatario provincial abrió el intendente de San Francisco, el llaryorista Ignacio García Aresca, quien adelantó la decisión de todos los municipios PJ que pueden, de pegar la fecha de sus elecciones locales con la provincial; una jugada previsible para traccionar al objetivo supremo del justicialismo cordobés.
Schiaretti tuvo un guiño también hacia el recambio generacional que se viene dentro del espacio, asegurando que los más jóvenes serán protagonistas en la próxima campaña pero también en el próximo gobierno. “Nuestros jóvenes dirigentes de capital e interior, están llamados a tener una participación importante en esta elección, somos la fuerza política con más intendentes jóvenes de la provincia», aseguró.
En su rol de jefe político del PJ cordobés, Schiaretti reiteró el llamado que hizo hace algunas semanas atrás desde el corazón del peronismo capitalino: extender las fronteras de Unión por Córdoba hacia otras fuerzas políticas. Un ensayo que intenta poner en práctica a nivel nacional con “Alternativa Federal”, por ejemplo, buscando nuevos aliados en el progresismo.
Sobre el final de su discurso bajó algunas líneas claras a la dirigencia respecto al camino a recorrer en la antesala electoral.
“Nosotros no contestamos agravios en campaña, quien agrede en campaña, seguramente no tendrán mucho para mostrar, nosotros gestionamos», apuntó. Además dijo que, pese a que los números acompañan hoy al peronismo, la tropa debe trabajar sin espíritu triunfalista, “con humildad y sin soberbia”.

Llaryora y De la Sota



Ubicado en la primera fila, el vicegobernador en uso de licencia y diputado nacional, Martín Llaryora siguió de cerca todo el discurso. Si bien no hubo ninguna confirmación oficial aún, dentro del PJ se descuenta que será la carta que Schiaretti jugará para ganar la Capital el próximo 12 de mayo. La única posibilidad que no fuera era si, efectivamente, el intendente Ramón Mestre decía despegar los comicios municipales de las provinciales, cosa que finalmente no ocurrió.
El sanfracisqueño es el dirigente del peronismo y del pelotón total de anotados rumbo al palacio 6 de Julio, que mejor posicionado está en la ciudad.
Paradójicamente la ausencia de la dirigente capitalina e hija del ex mandatario, Natalia de la Sota, llamó la atención. La concejala que viene trabajando desde la mesa de conducción del partido, prepara su propio acto para el sábado próximo. Una iniciativa que cuenta con la anuencia de Schiaretti pero que internamente generó ruido en UPC.



Dejar respuesta