Municipalidad no podrá cobrar tasas en boletas de servicios

El TSJ cerró la disputa entre la comuna y la Provincia y avaló la resolución del Ersep que excluye de la factura del agua un tributo comunal destinado a financiar cloacas.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) rechazó que se haya configurado un conflicto de poderes entre la Municipalidad de Córdoba, el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) y la Provincia y confirmó la resolución general número 12 del organismo que, a su turno, ordenó excluir de la facturación de la empresa Aguas Cordobesas SA la contribución comunal para la financiación de la estructura sanitaria y cloacal.

La Máxima Instancia local también avaló la ley 10545, que limitó la actuación de las prestatarias de servicios públicos domiciliarios como agentes de retención de tributos municipales.

El Alto Cuerpo detalló que como el Estado provincial tiene la responsabilidad de proveer agua potable también es el encargado de legislar sobre todo lo relacionado con su correcta prestación y, con ello, la forma de facturación.

En ese sentido, concluyó que lo resuelto por el Ersep y la norma legal cuestionada por la administración de Ramón Mestre no agravió la autonomía municipal ni su plena potestad de establecer el tributo, determinar el agente de percepción y el cobro al sujeto pasivo de la obligación, aclarando que, por razones de mérito, oportunidad o conveniencia se estableció un límite a la percepción de la tasa municipal en la boleta del servicio público provincial.



Principio general

El tribunal detalló que, como principio general, la Provincia y Municipio establecen por separado sus tributos y modalidades de prestación y agregó que nada impide que se puedan regular canales de percepción unificados. Sin embargo, precisó que si por voluntad conjunta o unilateral de cualquiera de los involucrados ello se revoca, esa decisión se enmarcará dentro las potestades discrecionales legítimas de cada uno, sin afectación de la legalidad.

En tanto, recordó que en su momento la propia Municipalidad le solicitó a la Provincia, a través del Ersep, la autorización para que la recaudación del tributo municipal se hiciera conjuntamente con la percepción de la facturación provincial, y que ese reclamo fue aceptado mediante resolución número 342/12. “Este accionar estatal municipal no solo convalida la competencia de la Provincia, a través del Ersep, de regular y resolver esta problemática, sino también la potestad voluntaria provincial en aceptar o no que los canales de percepción del tributo se vehiculicen en forma unificada o separada”, puntualizó el Alto Cuerpo en el marco de la causa “Municipalidad de Córdoba c/ Ersep y Otro – Amparo”.

Así, cerró la disputa entre la Municipalidad de Córdoba y la Provincia y validó la resolución en crisis.

Las actuaciones se generaron en marzo, cuando la Cámara Contencioso Administrativa de 2ª Nominación admitió el amparo presentado por el municipio en contra de la medida, ahora confirmada por la Máxima Instancia.

En mayo el expediente llegó al TSJ porque la inferior entendió que había un conflicto de poderes en el litigio, un supuesto que fue desestimado.

 



Dejar respuesta