Eje Pihen-Dragún se afianza como brazo gremial del PJ antes del 12-5

El gobernador y varios de sus ministros se reunieron con referentes de más de 40 gremios que integran el Movimiento Obrero Peronista en El Panal el pasado viernes. Después del pase a planta de 4200 contratados del SEP, este gesto consolida la elección del MOP como principal brazo gremial de Unión por Córdoba con miras a las elecciones provinciales.

Por Felipe Osman

El pasado viernes José “Pepe” Pihen y Omar Dragún, junto a los principales referentes de los gremios que integran el Movimiento Obrero Peronista, asistieron a una reunión en el quincho de El Panal, donde fueron recibidos por el gobernador Juan Schiaretti y algunos de sus principales ministros. Entre ellos, Carlos Masseri (Gobierno) y Omar Sereno (Trabajo).

La reunión viene a consolidar las buenas relaciones que Schiaretti cultiva con la CGT Regional Córdoba. Si el pasado doce de diciembre el gobernador firmó el decreto que dio estabilidad a 4209 contratados del SEP, este convite vino a satisfacer el reiterado reclamo de Pihen de una reunión con el mandatario provincial.
Por otro lado, no deja de formar parte del plan de contención de Schiaretti para con el delasotismo. Recuérdese que el secretario general del SEP es un sindicalista íntimamente identificado con el ex gobernador.

Pero además de esta reunión con el MOP, Unión por Córdoba también estrechó vínculos con importantes gremios del sector privado en una reunión el pasado jueves en la sede del sindicato de empleados de comercio.
Al mitin, en el que Pablo Chacón fungió de anfitrión, asistió el senador nacional Carlos Caserio y representantes de importantes gremios del sector privado y productivo local. Entre ellos Ricardo López (ATSA), Miguel Benedetto (UPCN), Néstor González (Gastronómicos), Gustavo Pedroca (SUVICO), Guillermo Borelli (Petroleros), Edgar Luján (Camioneros) y Miguel Herrera (AOITA).



Un capitulo principal de la reunión estuvo destinado a conversar sobre el futuro de la provincia y, en este apartado, todos los asistentes estuvieron de acuerdo en trabajar conjuntamente buscando la reelección del gobernador en 2019.
La conclusión más inmediata ante estas reuniones entre representantes del oficialismo y dirigentes gremiales es que Unión por Córdoba ha elegido sobre qué sectores del sindicalismo se recostará para enfrentar las elecciones provinciales que se avecinan: el Movimiento Obrero Peronista, impreso sobre la base de la CGT Regional y el Smata; y el Movimiento de los Trabajadores de Córdoba, dirigido por Chacón (Comercio).
Esta selección dejaría afuera -al menos, de momento- a las 62 organizaciones peronistas de Sergio Fittipaldi y Ricardo Moreno. Sin embargo allegados a la organización no pierden la tranquilidad, y hacen dos señalamientos.

El primero es que si bien es cierto que Unión por Córdoba aún no ha intentado un acercamiento formal con las 62, sus vías de comunicación con el Centro Cívico permanecen abiertas.
El segundo, que su organización –al margen de reclamar un lugar dentro del armado justicialista en las próximas elecciones- ha sido ideada con fines que exceden el futuro inmediato en lo electoral. Como prueba de esta afirmación indican que sus energías ahora están concentradas en ampliar su base territorial, desembarcando en las ciudades de Villa María y Río Cuarto.



Dejar respuesta