PRO rechazó interna en Capital y desarmó a su último rebelde

El concejal pidió al presidente del espacio, Darío Capitani, que autorice una puja amarilla, “previa a cualquier de la alianza”, para elegir la fórmula municipal.



Por Yanina Passero
[email protected]

La unidad del PRO en la ciudad de Córdoba integrará la lista de los buenos deseos para el electoral 2019. El precandidato a intendente Abelardo Losano retomó una idea con la que había coqueteando el mestrismo antes que los miembros de Cambiemos acordaran la interna abierta y mixta para el 24 de febrero. El concejal pidió al presidente del espacio, Darío Capitani, que autorice una puja amarilla, “previas a cualquier alianza”, para elegir la fórmula municipal.
“Motiva nuestro pedido la convicción de que una interna partidaria para elegir los candidatos que nos representen es la vía correcta para seguir consolidando el rumbo que nuestro presidente Mauricio Macri adoptó para nuestro país desde el 2015. Es una instancia que fortalecerá el valor de la identidad partidaria y permitirá la unificación de nuestro partido en la ciudad”, explicó Losano.
Cierto es que el PRO en la ciudad no logró el acuerdo provincial que se cerró con la bendición del diputado Héctor “La Coneja” Baldassi como único precandidato a gobernador. Si bien varios dirigentes de la fuerza expresaron su preferencia por un hombre de la UCR, la media docena de postulantes moderó su discurso y apoyó la decisión del diputado Nicolás Massot y el legislador Capitani. En la ciudad, el viceintendente Felipe Lábaque y la legisladora Soher El Sukaria abonan su precandidatura.
Losano había quedado eclipsado y apeló a su vieja estrategia para ganar visibilidad: la revuelta. El precandidato cuidó las formas y explicó que su decisión persigue el objetivo de lograr “mayores garantías de igualdad de oportunidades para afiliados y dirigentes”. Y elevó el tono crítico: “Para que las candidaturas 2019 sean legítimas es imprescindible que quienes representen al PRO en Cambiemos para las próximas elecciones, surjan de la participación democrática de todos los afiliados”.
Con el pedido, el edil díscolo volvió a tensar la cuerda con el partido. Cabe recordar que la relación quedó cortada luego que Losano amenazara con romper con el bloque Juntos por Córdoba, en medio de la catarata de denuncias contra el intendente Ramón Mestre por la licitación y adjudicación del servicio de recolección de residuos. Como no tenía crédito, era de esperarse la respuesta orgánica que no tardó en llegar.
Ayer, el macrismo celebró una asamblea partidaria con el objetivo de aprobar su participación en la alianza Cambiemos para las elecciones del año que viene, pero Losano ganó un párrafo especial. El presidente Julián Chasco rechazó el pedido de Losano y otros dirigentes capitalinos.
Los promotores de la interna elevaron la queja y acusaron a Capitani de apoyar una línea interna, la de la presidenta del PRO Capital. Deliberadamente o no, el partido sepultó rápidamente las ansias de protagonismo de Losano y allanó el camino de El Sukaria para liderar la oferta del macrismo en la Capital.
“La política es así”, la simple respuesta que deslizó un integrante de la mesa que además de Chasco se completaba con Capitani; el vicepresidente del PRO, Andrés Díaz Yofre y el apoderado Oscar Agost Carreño.
Los internistas aseguran que irán a la Justicia, pero las cartas ya están sobre la mesa. El PRO está dispuesto a trabajar por la unidad, o imponerla. Lo que suceda primero



Dejar respuesta