Juan Schiaretti modera egos y sujeta a un convulso PJ Federal

Por fricciones internas en el grupo de los cuatro (G4), el gran acto de lanzamiento de “Alternativa Federal” previsto para mañana se desinfló y pasó a ser una reunión a puerta cerrada. La Casa de Córdoba en Buenos Aires será la sede del encuentro y el gobernador cordobés, el anfitrión.



Por Yanina Soria
[email protected]

La guerra de egos entre los socios fundadores de “Alternativa Federal”, perturba el proceso de construcción política del espacio que se presenta como peronista no K.
Cuando allá por septiembre los gobernadores Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey, junto al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y al senador Miguel Ángel Pichetto, dieron inicio a una nueva plaza política nacional que pretende ser una opción electoral para el 2019 dejaron en claro una premisa fundamental (y no negociable): ser una alternativa al macrismo y al kirchnerismo.
La expresión del PJ Federal se autoimpuso como límite a la senadora de Unidad Ciudadana aunque, a rigor de verdad, por momentos Massa no se ajustó tan claramente a esa decisión.
Lo cierto es que la foto original del grupo de los cuatro (G4) se amplió cuando en noviembre se incorporaron otros siete gobernadores. La última reunión fue en la Casa de Entre Ríos en la Ciudad de Buenos Aires, donde se sumaron Gustavo Bordet, Juan Manzur de Tucumán, Mario Arcioni de Chubut, Roxana Bertone de Tierra del Fuego, el riojano Sergio Casas, Sergio Uñac de San Juan y el misionero Hugo Passalacqua.
Mañana, el justicialismo de los gobernadores sumará un nuevo capítulo y las partes se volverán a encontrar, esta vez en la Casa de Córdoba también en Capital.
Lo que en un principio sería un megaacto en Costa Salguero con unos 2500 dirigentes y militantes de todo el país, terminará siendo en verdad una modesta reunión de trabajo.
El peronismo no K había planificado cerrar el año con gran evento de lanzamiento de “Alternativa Federal” y demostración de fuerza. El grupo ampliado de los gobernadores tenía por objetivo mostrar su expansión territorial y capacidad política para forjar esa tercera vía de cara a las presidenciales del año que viene.
Sin embargo, la guerra de egos, los reclamos de mayor protagonismo de las figuras que recién se suman y las diferencias de criterios en torno hacia donde seguir con la construcción del espacio, desinflaron la convención y la transformaron en una reunión a puerta cerrada.
El acto de días atrás encabezado por el líder del Frente Renovador donde emitió un documento sumamente crítico con el gobierno de Mauricio Macri, fue uno de los episodios que reavivó las fricciones. Massa y Urtubey, compiten y se sacan chispas. Pichetto también tiene aspiraciones presidenciales.
De los cuatro socios fundacionales, sólo el gobernador Juan Schiaretti no está en carrera. El cordobés tiene como prioridad la provincia donde planea imponerse por segunda vez consecutiva en las urnas, el próximo 12 de mayo.
Esa situación lo ubica casi naturalmente en una posición de moderador en el G4.
El peronista que es una pieza clave en el armado del PJ Federal, funciona como el punto de equilibrio entre los aliados justicialistas conteniendo las partes para evitar que el proyecto político se caiga.
Mañana será el anfitrión del encuentro en el que intentarán avanzar en el programa de propuestas para ofrecer al electorado, y donde buscarán mostrar nuevas adhesiones.



Dejar respuesta