En Racing, la dirigencia contra la Escuela

El domingo se desarrolló una asamblea informativa en Nueva Italia, dando a conocer un pasivo post concursal superior a los 30millones de pesos.

Por Federico Jelic

El año pasado a esta altura del mes, Racing de Nueva Italia se encontraba a punto de festejar el ascenso al Federal A, cerrando una de las etapas más oscuras desde lo deportivo. Curiosamente un año después, figura comprometido con la permanencia en la categoría, mientras institucionalmente busca acomodarse tras la salida de la intervención judicial y una deuda post concursal que a esta altura, asusta. No tanto con lo del concurso preventivo, donde la cuota anual de 350 mil pesos ya fue saldada. El tema son los juicios y un gran desbarajuste económico financiero en la tan preciada Escuela Modelo de Juego y Deportes del club.
Por eso es que se llevó a cabo una asamblea informativa el domingo pasado, donde se brindaron detalles del estado de situación general, aunque claro está que la mayoría de los reclamos de los más de 140 socios que se hicieron presentes, fueron relacionados al equipo y al mal rendimiento, ya que “La Academia” marcha última en las posiciones y con riesgo de descenso.
De todas maneras, hubo algunas conjeturas que llamaron la atención desde lo financiero-judicial que dejan a las claras la necesidad de Racing de reacomodarse en todos los terrenos: en la cancha y en los escritorios, si es que pretenden mantenerse a flote a nivel institucional y deportivo. Manuel Pérez, el presidente de la entidad, fue quien encabezó el acto, dejando por momentos algunos ataques de “sincericidio”, que en materia discursiva podrían generarle algunos inconvenientes. Y en ese contexto, la mayor diferencia o enfrentamiento legal se llevó a cabo desde la dirigencia con la Escuela, con controversias que amenazan con permanecer si no hay un mayor control de ambos costados del escritorio.
El saldo de la deuda estimada desde lo post concursal, con 43 juicios (algunos con sentencia) suma 34 millones de pesos generados, en su mayoría, como consecuencia de los irresponsables despidos durante la presidencia de Fabián Novack y, sobre todo, por no haberse defendido jurídicamente en los estamentos adecuados. Se hizo una bola de nieve y ni la intervención ni la dirigencia actual pudieron torcer el rumbo en las negociaciones. Traducido, hay que pagarlos sin vueltas.
El problema fundamental radica en la Escuela Modelo de Juego y Deportes, que otrora fuera motivo de orgullo y hoy es foco de conflicto. En total, según cálculos de la dirigencia, explicados por el contador Cristian Rezzónico, la deuda asciende a 14 millones de pesos, entre obra social y otros aspectos impositivos. Según comentaron, en la Escuela hay inscriptos 717 alumnos y el establecimiento educativo cuenta con 107 empleados. De esa forma, es inviable el manejo económico, y por eso es hubo encontronazos entre los asesores letrados del club y las autoridades de la Escuela. Finalmente resolvieron acotar y también recortar la extensión horaria. Afortunadamente, desde la institución aducen que los formularios 931 en AFIP se vienen abonando para no generar más deuda.
Vale aclarar que profesores y directores de la Escuela no dieron tregua por momentos, realizando denuncias mediáticas de persecución por parte de la dirigencia, con respecto a los recortes salariales y otros derechos que, según entendía, los tenían adquiridos. Hubo diálogo, poco de consenso pero se pudo avanzar en algo, aunque nadie cercano al conflicto se anima a anunciar el cese de hostilidades y armonía general en ámbitos de la Escuela.
El detalles más singular y llamativo de la polémica mañana en Nueva Italia fue la incorporación súbita del vicepresidente Cayetano Canto a la mesa de la dirigencia, a pesar de encontrarse legalmente con uso de licencia. El también intendente de Saldán participó en carácter de socio y a la hora de hacer una acotación desde el fondo de la sala, fue interceptado e interpelado por un hincha que le sugirió, al borde de la imposición, que para dar aclaraciones a la gente, debía reubicarse con el seno de la comisión directiva, sentado al frente de todos en el recinto.
Canto no solo que se acomodó con sus pares de comisión sino que manifestó que desde mañana ya volverá a sus funciones, a pesar de que, en un principio, había planteado su licencia hasta marzo. Esta actuación bipolar de Canto es frecuente en las reuniones, pero desde la cúpula directiva entienden que en este momento, nadie debe quedarse afuera si quiere aportar al progreso de Racing.
En materia de recortes del plantel superior y de la depuración para la segunda rueda, desde el entorno de Pérez, en consenso con el DT Carlos “Mostaza” Merlo, aprovecharon la ausencia de Canto para cortar los contratos de algunos que llegaron de su mano, como el intrascendente arquero Juan Manuel García y el defensor Juan Tejera. Otro zaguero, Oscar Sáinz, seguiría el mismo camino. Son de los tres sueldos más altos de la plantilla, en parte fue como una respuesta al vice, que se había tomado algunas atribuciones no solo en lo deportivo, según argumentan, marcando una grieta en el seno dirigencial, pero sobre todo, un encono con el titular de Racing, Pérez. Ahora hay una especie de tregua en el ambiente, que durará hasta que el campeonato vuelva a empezar. La bipolaridad tendrá lugar si la pelota entra a la red y se festeja gol o si pega en el palo y sale, como ocurre generalmente.
La dirigencia, con Pérez como representante principal, entiende que lo mejor fue haber dado a conocer los aspectos administrativos en rojo de la institución. Ya hubo arreglo extrajudicial con once juicios pero resta conversar y negociar con el resto de los 43 acreedores laborales para bajar el pasivo y no sufrir el pago del concurso preventivo. Sin embargo, la deuda superior es en lo futbolístico, donde ningún acuerdo con la Justicia será suficiente como para evitar el descenso y el malestar de la opinión pública “académica”. Y por momentos, cuestionando y revelando actitudes extra deportivas de los jugadores no siempre parece ser el camino indicado para empezar a resolver las controversias.



Dejar respuesta