Caso Darthés: la nueva Inquisición

Darthés se ha convertido en un muerto civil. Así funcionan las cosas en este mundo increíble. Una mujer denuncia a un hombre (si es por televisión mejor), y automáticamente, como si se tratara de un programa computarizado, se dicta la condena social y mediática, que, como no admite recursos, se ejecuta de inmediato.

Por Daniel Gentile

Todavía está caliente el caso del actor Juan Darthés, “denunciado” públicamente por una joven actriz por un supuesto abuso sexual ocurrido hace diez años. Fue una suerte de cadena nacional, una puesta en escena de una multitud de mujeres (que por algún motivo hicieron alarde de su condición de abortistas), que guionaron una réplica del movimiento “Me too” que tiene epicentro en Hollywood. Este colectivo, como se sabe, agrupa a mujeres más o menos notorias, que han mantenido relaciones sexuales con hombres más notorios que ellas, y que al cabo de una década o más creen recordar que en realidad no prestaron un consentimiento completo o adecuado para el acto íntimo.
Es muy importante tener presente que en ningún caso lo que se denuncia son técnicamente violaciones sino algo así como abusos de confianza. Los hechos que se imputan pueden traducirse en palabras como: “Yo no quería, pero él insistió y no pude resistirme”. No uno, sino varios abismos, median entre una violación y los episodios que relatan estas actrices. Sin embargo, el impresionante poder del feminismo pone en marcha, a partir de cada nueva narración, la maquinaria del oprobio, no necesariamente la de la Justicia. No ha pasado una semana de la “denuncia”, y a Darthés se le suspendió su afiliación a la Asociación Argentina de Actores, se lo bajó del Festival del Tango, se lo excluyó de todos los trabajos que venía realizando, y hasta le cuesta conseguir un abogado que lo defienda.
Sus colegas, quizás por miedo a contaminarse, lo tratan como a un leproso; diputados y senadores exhiben en el Congreso el cartelito “Mirá como nos ponemos”, que popularizaron las actrices denunciantes, el presidente de la República se solidarizó con la acusadora y puso en marcha nuevos mecanismos para prevenir “abusos”; el Intendente de Córdoba hizo declaraciones similares, y los medios de comunicación, previsiblemente, le dan al denunciado trato de reo.
Darthés se ha convertido en un muerto civil. Así funcionan las cosas en este mundo increíble. Una mujer denuncia a un hombre (si es por televisión mejor), y automáticamente, como si se tratara de un programa computarizado, se dicta la condena social y mediática, que, como no admite recursos, se ejecuta de inmediato. En este tiempo en que ingenuamente algunos creen que hombres y mujeres han sido equiparados en derechos, la balanza se ha inclinado dramáticamente en perjuicio del varón: su presunción de inocencia ha desaparecido.
Pero no es solamente la presunción de inocencia lo que se vulnera, sino que estamos ante algo tan grave como eso. Así como el feminismo pretende arrasar con el idioma castellano con su “modo inclusivo”, esta ideología se propone imponer nuevas reglas en lo que puede llamarse el “lenguaje del sexo”. Ese lenguaje, que es verbal y corporal, frecuentemente no es explícito, según lo ha señalado Marcelo Morgante. No siempre “no es no”, nos recuerda, y trae a colación un tema de Arjona: “Dime que no y lánzame un sí camuflajeado”. Así funciona el sexo, y no con consentimientos contractuales, que convertirían al juego más divertido del universo en una especie de trámite burocrático no sólo gris, sino de imposible realización. Y añade Morgante que la mezcla del “No es no” con el “Yo siempre te creo” dará como resultado un veneno letal, por sus proyecciones jurídico-penales, que es precisamente lo que estamos viviendo.
La escritora francesa Catherine Millet encabezó recientemente un movimiento opuesto al Me Too, afirmando que esas posiciones radicales no son compartidas por la mayoría de las mujeres. “En una relación entre dos individuos –dice Millet- siempre hay un momento borroso y ambiguo en el que alguno de los dos no tiene muy claro lo que quiere… Un momento de duda; a veces terminas cediendo y otras no. Mientras las mujeres del Me Too dicen que un no siempre es definitivo, yo creo que hay matices. A veces –afirma Millet- los hombres tienen una oportunidad si insisten una segunda vez”. Nunca tan bien explicado el mecanismo del juego del sexo, o si se prefiere, las reglas del juego, pues de eso se trata.
Millet da un paso más adelante, y reivindica “la libertad de importunar”, incluso físicamente, algo que ella considera indispensable para salvaguardar la herencia de la revolución sexual. La escritora francesa denuncia como una flagrante injusticia que se haya acusado a algunos hombres por hechos mínimos, que han tenido consecuencias graves en sus carreras. “Se ha constituido un tribunal público en el que ni siquiera se los ha dejado defenderse. De repente tuvimos la sensación de que todos los hombres eran cerdos. Hay que meterse en la piel de quienes han padecido violencia sexual, pero también debemos pensar en los hombres que han sido víctimas de acusaciones muy rápidas y con consecuencias graves en sus vidas profesionales.”
Y concluye, sin pelos en la lengua: “Son métodos que me recuerdan a los del stalinismo”. Catherine Millet, que acusa a Me Too de promover el regreso de la moral victoriana, concluye sin atenuantes: “Veo aparecer un clima de inquisición, en el que cada uno vigila a su vecino, como sucedía en los regímenes soviéticos, y luego lo denuncia en las redes sociales. Todos los rincones de la sociedad están bajo vigilancia, incluida nuestra esfera íntima”. Palabra de mujer.



11 Comentarios

  1. Soy mujer y estoy de acuerdo con todo lo que dice este artículo! Excelente, mejor no se pudo expresar. No estoy justificando a nadie, creo que la ley dice que todos somos inocentes Hasta que se comprueba lo contrario.

  2. Tal cual. Pero lo peor, creo yo, que esta es una movida mediática fogoneada desde no sé donde para tapar alguna situación , tal como fué la historia de nunca acabar de la ley del aborto mientras se gestaba la debacle económica- financiera. Acá, para entretener a las masas( no sé si está bien la palabra) y frenar los tradicionales asaltos a supermercados y protestas violentas de fin de año.

  3. La verdad mejor explicado no podría estar es hora de poner paños fríos a esta situación todos somos inocentes mientras no se demuestre lo contrario o haya prueba flagrante pero este no es el caso lo peor de todo es que la generación que viene está absorbiendo esas ideas poco comprensivas e inentendivles partiendo desde el cambio de lenguaje que buscan imponer de allí en mas

  4. Los casos de abusos sexuales, salvo que sean de extrema nitidez como cuando el abusador emplea violencia fisica o amenanazas con armas, son cuestiones altamente complejas. Es lo que creo que intenta poner en relieve el columnista. Por lo tanto, deben quedar en manos de profesionales altamente competentes. Aún así… quien sabe hasta donde es posible esclarecerlos, sobre todo si ha pasado mucho tiempo. El linchamiento mediatico puede ser un abuso también.

  5. Esto es una verguenza, hoy salen todos o la mayoria a intentar defender a Galán de telenovelas que las envuelve con sus personajes y en la vida real con tantas denuncias y acusaciones contra rl siguen creyendo y defendiendo su inocencia?en que país vivimos,te dejo mi experiencia, mediocre para ver si de algo te sirve, soh ins victima de abuso sexual ,esto ocurrió hace 20 años atrás y aún no puedo hablar,y te cuento a medias como fue,sali de un boliche y como no tenia dinero para regresar a casa acepte subir a un vehículo donde se transportaba un ex compañero de trabajo, me dijo que esquivariamis el control del alcoholemia y luego salfgiamos a la ruta nuevamenta dado a que estaba a 30km de casa,y cuando llegamos a induvirnos en el campo uno se bajo y dos de elloz me tocaroron e intentaron tener sexo ,en ese momento les dije que si me violaban debían matarme xq de lo contrario yo me iba a encarfar de buscarlos uno por uno y matarlos, como no tubieron coraje para hacerlo decifieron continuag el viaje,yo no podía quedar en esf lugar en medio del campo perdida sin saber que hacer, mg llevaron hacia la localidad de Hernando donde ellos pertenecían los dos que abusaron de mi se bajaron y el conductor decidió llevarme gasta el pueblo siguiente,otro complice hijo de puta,que en mitad del camino freno la camioneta y me dijo,»yo no te hice nada ahira podemos tener sexo» y no tenes ni idea lo que yo sentia en ese momento» dije que no!!!! Y automaticamente me pidió que me bajara del vehículo y md dejó abandonada en una madrugada helada de invierno a la orilla de la ruta ,en la oscuridad ja irónico contenta xq no me habian violado,pero el abuso existió y los tres fueron cómplices,solo recuerdo correr desesperada y un par de vehículos que pasaron no me levantaron, y un camionero en un momento pato como a 300 metros y me dijo que el pudo natar que yo no estaba bien, y asi pude llegar a casa, vivi con todo esto x 20 años y hoy es la pgimera vez qu lo hago público,y te cuento que muchas voces me senti tan mal y llegué a sentir asco, durante mucho tiempo sentis rechazo para estar con alguien,y si no lo conté fue xq personas vomo vos hay en todos lados y más en estos lados, que fe seguro iban a desmitificar mi versión de lo ocurrido y de seguro iban justificar a sus actos,diviendo que yo provoqué el hecjo,y que de seguro estaba borracha y que los debia haber insinuado y haber provocado ese acto,entonces por temor social decidí callarlo,xq no tengo pruebas,xq no llegaron a violarme y no hubo penetración pero el abuso estuvo y te los juro por mi vida que esto me dejo muh marcada,por eso deja de defender lo indefendible y sumate a wue esto se termine,xq esto esta cada ves peor y las mujeres necesitamos más apoyo y menos prejuicios social!!!pensa si vos hubieras estado en nuestro lugar!!!!!!!!!

  6. El lobo ya habló! Dijo q una niña de 16 años( niña x q así figura en nuestras leyes) lo provoco y el actor adulto no pudo resistir…no me jodan ese discurso admite su barbarie delicuente capaz de corromper a una criatura y les recuerdo que tipo tiene numerosas denuncias más de abuso y está de lo más vivito y será juzgado con abogado defensor…el artículo está plagado de falasias y seudo conclusión misoginas…el remate de es palabra de mujer es bizarro, como si no hubiese mujeres reproduciendo el sistema patriarcal que nos está abusando y matando. Nuestra defensa no es contra los varones sino contra el patriarcado

  7. Pasamos de ser hombre a cerdos como dice la nota, cuantas parejas se conocieron después de insistir, por más que nos hayan dicho que no? Ahora salgo con temor a la calle que quieren lograr?

Dejar respuesta