Es heterógenea la búsqueda de los argentinos de dónde pasar las vacaciones

Con la devaluación cayó fuerte el viaje al exterior a la vez que creció el interés de chilenos y uruguayos, por ejemplo. En octubre el rojo entre viajes y otros pagos con tarjetas bajó 64% interanual.  El contexto permite inferir que el chequeo de lugares para el verano próximo todavía está demorado.



La importante devaluación dio vuelta la balanza turística que, desde 2011, arrastraba un déficit creciente, alcanzando un rojo de US$ 5.446 millones en 2017. El tipo de cambio real en noviembre -tanto el multilateral comercial como “turístico”- está en niveles similares a los de 2011; el multilateral es alrededor de 56% más alto que en igual mes de 2015, el previo a la salida del cepo y, el “mutilateral turístico” más del 64% por encima.
Desde mayo  -según un informe de los economistas Marcelo Capello, Marcos Cohen Arazi y Franco Vico del Ieral- hay una importante caída del turismo emisivo en relación a los meses correlativos del 2017. Para setiembre, la cantidad de argentinos que viajaron hacia el exterior disminuyó 10,8% interanual.
La mejora de competitividad favorece el mayor influjo de turistas extranjeros hacia Argentina. Sin embargo, la reacción del receptivo es más leve que la del turismo emisivo; la llegada de visitantes  manifestaba importantes tasas de crecimiento incluso en los primeros meses del año. La proliferación de nuevos vuelos y la mayor conectividad juegan un papel destacado.
También se verifica una significativa reducción del saldo deficitario de la cuenta “Viajes y otros pagos con tarjeta”; en octubre, el déficit se redujo 64% interanual. Las tendencias en el número de viajeros y en el gasto realizado señalan que la baja del gasto ocurrió de manera más inmediata, mientras que los flujos de viajeros se ajustan de forma más gradual.
Una forma complementaria de analizar el fenómeno turístico, es a partir de las tendencias en las búsquedas en la web; permite ver el interés reciente de los argentinos respecto de destinos típicos en el exterior, como también el de residentes afuera respecto de posibles viajes hacia Argentina e identificar tendencias sobre el interés local en destinos internos.
Respecto del turismo emisivo, hay una importante caída en el interés de los argentinos, en particular a lo que refiere a viajes a Chile o Miami, para los cuales se registran reducciones de 84,9% y 43,4% respectivamente en búsquedas web relacionadas. En el caso del turismo receptivo, las búsquedas en Chile y Uruguay crecieron 31,8% y 45,4% interanual, respectivamente.
En lo que hace a tendencias web para el turismo interno, la dinámica observada es muy heterogénea, destacándose una gran cantidad de destinos con un crecimiento interanual en la cantidad de búsquedas.
Los destinos turísticos del país que se analizaron son: Villa Carlos Paz, Villa General Belgrano, Mina Clavero, Buenos Aires, Mendoza, Bariloche, Salta, Jujuy, Cataratas del Iguazú, Pinamar, Mar de las Pampas, Cariló, Mar del Plata y Ushuaia. Según la localidad, el criterio de búsqueda sobre el cual se analizó la tendencia considera la palabra hoteles o cabañas, y la selección de esta alternativa se justificó en cuál es la búsqueda predominante en cada destino en cuestión.
Evaluando las variaciones interanuales para el acumulado del año, varias localidades, como Villa Carlos Paz, Cataratas del Iguazú y Cariló, presentan tasas cercanas a cero, sugiriendo que el interés de los argentinos por estos destinos no registró mayores cambios respecto del año anterior. Algunas localidades exhiben tasas interanuales levemente negativas, como Villa General Belgrano, Mar de las Pampas y Ushuaia.
En el otro extremo, ciudades como Jujuy y Salta experimentaron importantes subas en el interés en la web a lo largo del año, con variaciones interanuales del 19,3% y 8,2% respectivamente.
El informe aclara que muchos de los destinos son característicos del turismo de verano y que las búsquedas normalmente se disparan más cerca de esa época, aunque también es posible que en el contexto actual las decisiones estén coyunturalmente más demoradas. La cantidad de búsquedas para ciertas localidades encuentra fuerte subas con respecto al año previo, donde en localidades como Villa General Belgrano, Cataratas del Iguazú y Mar de las Pampas se exhiben incrementos interanuales superiores al 10%.
Otros destinos turísticos como Villa Carlos Paz, Cariló, Mar del Plata y Mina Clavero, manifiestan caídas interanuales en los niveles de interés en la web, con tasas negativas entre 4,6% y 14,4%.



Dejar respuesta