Batalla política por paternidad de la paridad de género

Hoy, en la última sesión del año, el Concejo Deliberante de Córdoba se tratará la reforma de la Carta Orgánica y el Código Electoral que garantizarían el reparto equitativo de lugares en las listas legislativas municipales.



Por Yanina Soria
[email protected]

El Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba anticipa un cierre de año legislativo al rojo vivo. En la última sesión del 2018, el cuerpo se apresta a tratar, nada más y nada menos, que las iniciativas que promueven, con algunos matices, la paridad de género.
Pese a que desde todos los bloques argumentan querer que la obligatoriedad de boletas integradas por hombres y mujeres en igual proporción vea hoy la luz verde, la realidad es que la discusión quedará empantanada por intereses políticos cruzados.
La campaña ya arrancó. La fijación de la fecha de los comicios provinciales para el 12 de mayo agitó el avispero, y el recinto deliberativo no queda exento de ese clima preelectoral. Sobre todo, porque las dos principales fuerzas que competirán por el Centro Cívico están allí representadas.
Tras una dilación en el curso legislativo de los proyectos de reforma de la Carta Orgánica y el Código Electoral que garantizarían el reparto equitativo de lugares en las listas legislativas municipales, el Ejecutivo Municipal dio la orden de poner primera y acelerar.
Desde una parte de la oposición acusan al intendente Ramón Mestre de querer usufructuar políticamente esta victoria con miras a su posicionamiento para las elecciones provinciales, mientras que desde el oficialismo disparan directamente contra el Panal, concretamente hacia la diputada Alejandra Vigo, por trabar la sanción.
La realidad es que en la orden del día para la sesión de hoy, está previsto el tratamiento de la enmienda enviada por el Ejecutivo meses atrás; mientras que se intentará tratar sobre tablas la reforma del Código. Ni para uno ni para otro proyecto los votos estaban garantizados al cierre de esta edición.
En el poroteo previo que realizó la bancada de Juntos por Córdoba, la iniciativa enviada por su jefe político necesita mayoría agravada y, hasta anoche, les faltaba un voto.
Contaban con 16 voluntades propias, tres del bloque que responde a Olga Riutort y la de Marcelo Pascual, del bloque unipersonal de Frente Federal de Acción Solidaria. La expectativa está puesta en la dirección que pueda tomar el conjunto de VAMOS que definiría recién hoy qué hacer.
Los cuestionamientos de Pensando Córdoba y Unión por Córdoba que traban el acompañamiento del texto enviado por Mestre, tiene que ver con introducir garantías para que la paridad se efectivice en el próximo turno electoral. Ese es el punto.
Lo que las concejalas Victoria Flores y Nadia Fernández preparan para hoy es un despacho para poner fecha al referéndum de enmienda de la Carta Orgánica que, a esta altura, asoma como la única salida para zanjar disputas políticas. E, incluso, también frente a las distintas bibliotecas jurídicas que podrían surgir ante la tesis de que sólo con la reforma del Código Electoral Municipal bastaría para que debute la boleta mixta en el `19.
Por otro lado, la enmienda de Mestre contempla la alternancia desde el tercer concejal (deja afuera a la fórmula), mientras que el cambio al Código va un poco más allá fijando que el tercer renglón debe ser ocupado por una persona de distinto sexo al candidato a vice intendente.
La realidad es que el oficialismo tampoco puede garantizar los votos para habilitar el tratamiento de ese segundo texto ya que entre sus filas cuenta con concejales que no están dispuesto a acompañar esa alternativa, porque en verdad no están de acuerdo con la discusión de fondo y sólo aprobarán lo primero por una cuestión de obediencia al Palacio 6 de Julio.
La previa de hoy e, incluso, el desarrollo de la misma sesión, serán fundamentales para avanzar o no con las negociaciones. Aquel reclamo que comenzó con un puñado de mujeres edilas de distintos bloques logró imponer el tema en la agenda legislativa. Sin embargo, la discusión política hoy las encuentra jugando en veredas distintas.

 

Mestre exigió “Paridad ya”

“¡No hay vuelta atrás! Que #MiraComoNosPonemos sirva para poner voz al dolor de víctimas que se callan por miedo. Todos podemos hacer algo, empezando por llamar al 144. También, necesitamos de la voluntad de las y los concejales que se niegan a la #ParidadYa en el Concejo Deliberante de Córdoba”, twitteó Mestre.



Dejar respuesta