Las jubilaciones nacionales recién se recuperarían a fines de 2019

En los dos primeros años de la Ley de Movilidad Jubilatoria el balance es malo para los beneficiarios.

Los jubilados nacionales terminarán este año con una pérdida de poder de compra de entre 7% y 6,6% (dependiendo del bono recibido en marzo) respecto a 2017 y recién hacía fines del año próximo lograrían recuperar capacidad de compra, si la inflación se ubica alrededor el 23%. Este mes requerirían de entre $9.649,5 y $9.131,5 para compensar, lo que equivale a un haber mínimo más.
Los datos se desprenden del último informe del Iaraf y, de acuerdo a las estimaciones para el 2019, los haberes recuperarían poder de compra en el último cuatrimestre; es decir que en los dos primeros años de la Ley de Movilidad Jubilatoria el balance es malo para los beneficiarios.
Este mes los jubilados que perciban la mínima cobrarán $9.309,8, que sumado al aguinaldo alcanza los $13.964,7. En los meses de enero y febrero pasará a $9.309,8 hasta marzo donde recibirán un nuevo aumento igual al 11,8%.
El poder de compra del haber jubilatorio registra una tendencia descendente desde mayo, que se profundiza a partir de setiembre, a pesar del aumento otorgado. En junio, el jubilado pudo adquirir el 98% de la misma canasta que accedía un año atrás; este mes, alcanzará a comprar el 87%.
Sólo en el primer trimestre del año el haber mínimo nacional logró posicionarse en mejor situación que en 2017; en parte fruto del bono otorgado en el mes de marzo por el empalme de fórmulas y por un crecimiento de la inflación por debajo del ingreso; después no logró perforar la variación de los precios y fue perdiendo capacidad de compra. En el segundo semestre del año hubo una fuerte contracción del poder adquisitivo en relación con 2017
El Iaraf analiza los datos a octubre, los últimos disponibles y estima una inflación mensual en noviembre y diciembre de 3% y 2,5%, respectivamente y supone que el jubilado usa todo el haber mensual en la compra de pan o leche. Mientras el litro de leche registró un crecimiento interanual mensual promedio igual al 23%, el kilogramo de pan subió a un ritmo del 39%, en promedio entre los 10 meses del año. En esa línea, el haber mínimo se incrementó una media de 23,6%.
El haber medido en términos de litro de leche evidencia una performance similar a la de 2017: en junio compró 17 litros más que los 476,8 litros que podía consumir con el haber mínimo en junio de 2017. La mejora en su poder adquisitivo se debió, en parte, a una baja tasa de crecimiento del precio del litro de leche con respecto a otros bienes de la canasta básica.
En el caso del pan, en junio le alcanzó para comprar 220 kilos y un año atrás, eran 247 kilos. Así, su capacidad cayó 11% y sólo pudo adquirir el 80% de lo que podía comprar en junio de 2017.
Bajo el supuesto de que el beneficiario solo adquirió litros de leche con su haber mensual, el poder de compra mejoró un 1,7% en el acumulado para el período enero- octubre de este año. Si accedió al bono de $375 la pérdida en su poder de compra es de 9,3%; si el bono fue de $750 la baja fue de 8,8%.
Para estimar el posible sendero de los haberes jubilatorios en 2019 se propusieron tres escenarios de inflación 23%, 27% y 30%; si el Ripte (indicador que se usa para actualizar el haber) crece por encima del IPC, los haberes jubilatorios reflejarían ese impulso. En la primera parte del año, los haberes volverían a ubicarse por debajo de la inflación y recién en la segunda etapa del año, cuando éstos se actualicen por la inflación y el Ripte del primer semestre, los haberes volverían a ganarle a la inflación.
Si la inflación de 2019 se ubica en torno al 23%, el poder de compra en diciembre del año que viene se asemejaría a la del corriente mes; si es igual al 27%, el beneficiario podría acceder al 96% de los bienes que consume ahora y experimentaría una mejora con respecto a diciembre de 2018 equivalente al 10%.
Con una inflación interanual del 30% en diciembre de 2019, el haber real mínimo permitiría acceder al 95% de la canasta que el beneficiario consumía en diciembre de 2017 y podría aumentar un 9% su consumo en relación con este mes.



Dejar respuesta