Filosofía alista su campaña 2019: cumbre anti Congreso de la Lengua

El evento que el bastión K organiza para fines de marzo incluye en su comité académico al ex decano Diego Tatián y al ex juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni.

La UNC estará signada en el 2019 por la realización de la primera elección directa de rector y vicerrector de su historia. Este cambio de metodología comicial empujará a todo el electorado universitario a involucrarse en la sucesión rectoral y obliga a medir cada movimiento en términos electorales. Es en ese marco en el que se comprende el empeño que la Facultad de Filosofía y Humanidades está demostrando para organizar el “encuentro internacional: derechos lingüísticos como derechos humanos”. El evento es propuesto como la versión “anti” del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, que se realizará en Córdoba del 27 al 30 de marzo y será el hito académico del próximo año.
Tanto el Congreso como su versión antagonista sucederán apenas dos semanas antes de la presentación de candidaturas para la elección, momento en el que probablemente la mayoría de los sectores se encuentren en modo campaña.

Con un protagonismo menguado dentro del elenco de Facultades kirchneristas, Filosofía intenta recuperar espacio enfrentando el involucramiento del oficialismo en el Congreso Internacional, esperando aglutinar militancia y ganar visibilidad. Congreso y anticongreso Con una frecuencia trianual desde 1997 , e l Congreso Internacional de la Lengua Española se ha realizado de manera itinerante en ciudades de España e Hispanoamérica, organizador conjuntamente por el Instituto Cervantes, la Real Academia Española de la Lengua y la Asociación de Academias de la Lengua Española. La edición 2019 será la segunda vez que el Congreso desembarca en Argentina. En 1997 el Congreso tuvo a Rosario como sede, en una edición que cobró visibilidad en la prensa vernácula gracias a la intervención del extinto humorista y escritor Roberto Fontanarrosa sobre las “malas palabras”. Este octavo Congreso tendrá cinco ejes temáticos: el español lengua universal; lengua e interculturalidad; retos del español en la educación del siglo XXI; el español y la sociedad digital; y la competitividad del español como lengua para la innovación y el emprendimiento.

La edición cordobesa ha entusiasmado a actores locales que se han involucrado de lleno en la organización. La Secretaría de Gobierno de Turismo de la Nación, el Gobierno de la Provincia de Córdoba y la Universidad Nacional de Córdoba (particularmente a través de su Facultad de Lenguas) se han abocado a un evento de trascendencia tanto académica como turística. Es dicha relevancia la que anima a la dirigencia de Filosofía y Humanidades a intentar enfrentar el Congreso con una versión local “desde una perspectiva latinoamericana, plural e inclusiva”, que se realizará los mismos días en la Ciudad Universitaria. “Nos posicionamos abiertamente en contra de toda celebración del multilingüismo y el multiculturalismo que obture la comprensión de las violencias y desiguales relaciones de fuerza que están en su base; (…) en contra de toda regulación de la lengua por parte de quienes se arrogan el poder de determinar sus jerarquías y sus límites; en contra de cualquier coerción sobre lenguas y prácticas comunicativas ejercida por mecanismos que afectan derechos y empobrecen los mundos lingüísticos”, detalla el manifiesto oficial de la organización. El “anti Congreso” tiene una marcada orientación kirchnerista en su organización que se refleja en algunos de los miembros de su comité académico: el ex decano y miembro de Carta Abierta Córdoba, Diego Tatián; el ex ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni; y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo Córdoba, Sonia Torres. Los seis ejes en los que se presentarán disertaciones serán: interculturalidad, sociedad, justicia y derechos; territorio, identidad y memoria; género; política y economía; arte y cultura; y educación.

Tiempos electorales

Tanto el Congreso como su versión antagónica tendrán lugar apenas dos semanas antes del inicio formal de la campaña electoral rectoral. Sin embargo, es probable que para entonces los principales bloques políticos de la UNC hayan ya definido sus candidatos y estos se encuentren en proceso de ganar conocimiento en la opinión pública, aún cuando lo hagan de manera extraoficial. El “anti Congreso” se convertiría así en una digna plataforma para aquel universitario que termine encarnando la candidatura kirchnerista al Rectorado, especialmente como contracara de la segura participación del actual rector Hugo Juri en el Congreso oficial.



Dejar respuesta