Enojo en mestrismo y PRO por candidatura (ficticia) de Juez

Negri sí acompañó en el lanzamiento al jefe del Frente Cívico

El propio Juez confesó estas intenciones en reuniones bilaterales con los principales referentes de Cambiemos. Sin embargo, el público el discurso es otro: reclama una nueva oportunidad para ganar la Provincia. Eso hizo en el club Hindú bajo la euforia de sus seguidores. El juego del líder del Frente Cívico molesta a socios importantes de Cambiemos, y por eso resultó un fracaso la concurrencia de invitados al acto del viernes. La figura destacada entre los convidados fue Mario Negri, curiosamente uno de sus rivales, ahora, en la carrera por la candidatura a gobernador dentro de Cambiemos. ¿Tan gregarios son estos aliancistas que se apoyan entre adversarios? En realidad, Negri escuchó de boca del propio Juez -aquella tarde en que se sacaron fotos con las camisetas de Belgrano y Talleres, respectivamente, para bregar por la paz en las canchas de fútbol- que busca una nueva gestión municipal. Asegura, el ex intendente, que su imagen se recupera en las encuestas de la ciudad de Córdoba y que, esto es cierto, no hay nadie cuya silueta se recorte sobresaliente en el escenario de Cambiemos. De modo que podría decirse que Negri no tuvo temor de quedar atrapado bajo fuego enemigo porque, simplemente, no le cree. Mejor, pensará el entrerriano, tener un socio más en la real batalla contra Ramón Mestre. La otra compañía que tuvo Juez fue de la Coalición Cívica-ARI; no concurrió su presidente, Gregorio Hernández Maqueda, pero se disculpó con un comunicado que fue leído en el club Hindú y envió dirigentes de menor talla del partido de Elisa Carrió a saludar al titular del Frente Cívico. En cambio, fue notable la ausencia de dirigentes distinguidos del mestrismo o del PRO. Un mestrista explicó a Alfil que con Juez está todo muy complicado por sus apetencias municipales. En el oficialismo radical consideran que la sucesión en el Palacio 6 de Julio habrá de corresponderle a un hombre propio, ya sea Diego Mestre o Javier Bee Sellares, por nombrar dos de los más lanzados hacia el 2019. Desde el macrismo, en tanto, entienden que la maniobra de Juez no tiene más propósito que asegurarse una silla en las reuniones en que se corte el bacalao. Ya es un precandidato a gobernador y tendrán que escucharlo a la misma altura que a Negri, Mestre o Baldassi. Luego, si debe resignar esa presunta aspiración por la municipal, todo habrá salido como lo desea. Los macristas, incluso, se quejan porque la invitación fue para la asunción de Juez como presidente del Frente Cívico, y el acto terminó siendo el lanzamiento de su postulación provincial; evidentemente, lo consideran una trampa de la que zafaron por conocer al protagonista. En el PRO se preguntan si hace falta complicar más el panorama provincial, porque en vez de ir resolviendo la candidatura a gobernador aparecen nuevos anotados. En Buenos Aires El jueves, en la Casa Rosada, se realizaría una reunión de Cambiemos para tratar de resolver la definición de las candidaturas 2019. Del encuentro serán anfitriones el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. También participarán el secretario general del PRO, Humberto Schiavoni y el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo. Y, por supuesto, estarán los principales interesados: Ramón Mestre, Mario Negri, Héctor Baldassi y Luis Juez. La discusión de fondo será por el método para elegir los candidatos: encuestas o interna.



Dejar respuesta