Macri: En 2023 la mitad de la facturación de Fadea debe provenir del mundo

El Presidente estuvo en el acto de presentación de los primeros tres Pampas IA63 fabricados en serie en Fadea.



Por Gabriela Origlia

Mauricio Macri presidió la ceremonia de entrega de los tres IA 63 Pampa III a la Fuerza Aérea que se realizó en la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea). Es la primera que se completa en una década; las unidades se produjeron en serie y sus componentes nacionales aumentaron de tres por ciento a 12% permitiendo un ahorro de US$650.000 por avión y el inicio de un proceso de desarrollo de proveedores locales con certificaciones internacionales.
Macri, acompañado por Aguad y Gustavo Santos, adelantó que en 2023 la mitad de la facturación de Fadea debe provenir de ventas al mundo y la otra mitad, del Estado. Se refirió al pasado reciente de la fábrica: “Lamentablemente acá también llegó la desidia y el abandono. Acá se despilfarró Plata. Se perdieron 10 aviones Pampa. Hay más buenas noticias para compartir: hay otros clientes que quieren trabajar con Fadea. El sueño es fabricar aviones para el mundo”, recordó.
La adecuación más importante de estas unidades es que cuentan con una “cabina de cristal” que permite que toda la indicación a los pilotos sea digital (la anterior era con relojes e indicaciones analógicas); tienen funciones integradas (Nav/Com/Attack) y un sistema de manejo integrado de armamento (SMS). Según anticipó el ministro  Oscar Aguad, serán destinadas en la frontera norte para control del narcotráfico.
Fabricados por primera vez en los ’80 en colaboración con la alemana Dornier, los Pampas tienen tres grandes modificaciones. El primero –el IA-63, matriculado EX-01 (Experimental 01)- se presentó en 1984; un año después voló el segundo prototipo y en  marzo de 1986, despegó el tercero. El requerimiento original de la Fuerza Aérea Argentina era de 64 aparatos pero se redujo a 20.
Los que se presentaron ayer son los primeros manufacturados en serie de la versión III y están incluídos en el contrato por $612 millones entre Fadea y la Fuerza Aérea. El objetivo del Gobierno es “volarlos para mostrarlos” porque entiende que hay chances de ganar nuevos mercados; el Pampa es uno de los pocos aviones de su tipo en el mundo y ahora tiene un “estándar actualizado”, según explicaron.
Cuenta con 40.000 componentes y en esta versión 30 de los que se compraban a Italia, Francia, Alemania y Estados Unidos se reemplazaron por piezas nacionales con lo que se logró un ahorro de US$650.000 por avión (el total por componentes por unidad es de US$9 millones). Las autoridades de Fadea destacaron que se ganó eficiencia y control sobre la cadena pero, además, los proveedores quedaron en condiciones de vender a empresas de otras partes del mundo.
La expectativa del Gobierno, respecto de los nuevos Pampas, es conseguir un socio para fabricarlo y venderlo. Hay negociaciones la empresa sudafricana Paramount Group y con el gobierno de México, interesados en fabricar aviones.
Desde la asunción de Cambiemos, Fadea atravesó una etapa de ajuste; después de los últimos años de administración de La Cámpora en 2016 se auditó un pasivo de $1400 millones. El grupo kirchnerista se hizo cargo de la empresa en 2013; entonces el rojo era de $150 millones. Hay causas judiciales iniciadas por posibles irregularidades en la gestión.
La fábrica tiene ahora 870 empleados (el plantel se redujo en unas 500 personas desde 2016) y el objetivo es reducir la dependencia del Estado; este año de su facturación total, el 80% proviene de esa fuente. El Tesoro aportará unos $350 millones para cubrir el rojo. Por fuera del Estado, la empresa logró acuerdos de readecuación de cabinas de aviones de la división argentina de Latam  y mantenimiento de ruedas de Flybondi. También cerró la venta de aeropartes a la israelí IAI.
Antonio Beltramone, titular de la fábrica, fue el encargado de abrir el acto: “Cerramos el año con más contratos privados de la historia de Fadea. Son logros concretos, sabemos que falta mucho por hacer”, afirmó frente al Presidente.



Dejar respuesta