Fondos que Mestre rechazó, repartidos entre 403 municipios

Al no suscribir el Acuerdo Federal impulsado por la Provincia, la ciudad de Córdoba no recibirá unos 500 millones de pesos aproximadamente. Esos recursos serán distribuidos entre las comunas y municipios que sí firmaron.



Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

Los municipios cordobeses que finalmente adhirieron al Acuerdo Federal Provincia Municipios de Diálogo y Convivencia Social, recibirán un beneficio extra: los -aproximadamente- 500 millones de pesos que no percibirá la ciudad de Córdoba, serán repartidos entre 403 localidades.
Se trata de los fondos que el intendente Ramón Mestre rechazó del Pacto Fiscal propuesto por el gobernador Juan Schiaretti, al decidir mantener en pie la demanda judicial contra la Provincia por supuesta retención de fondos de coparticipación, un reclamo cercano a los 5 mil millones de pesos. En esa misma posición se pudieron mantener sólo otros 23 jefes comunales (mestristas) que también excluyeron a sus localidades del “salvataje económico”, tal como lo llamaron desde el Centro Cívico.
Lo que la Provincia ofreció meses atrás fue repartir alrededor de 1.200 millones de pesos y crear un fondo anti crisis de otros 500 millones. “Queremos fortalecer a la institución municipal inyectándole los fondos de desarrollo urbano, que antes tenían devolución y ahora no lo van a hacer”, había explicado el ministro de Gobierno, Carlos Massei. Es decir concretamente, distribuir fondos a través de distintas partidas presupuestarias, incluidos también, recursos que por Ley no está obligada a coparticipar, según apuntaron.
En esa línea, los gobiernos locales asumían el compromiso de abstenerse de iniciar demandas judiciales con base en el régimen de Coparticipación Provincial, o bien, desistir de los ya iniciados. Hasta ese momento, además de Córdoba Capital, la ciudad de Oliva con el macrista Oscar Tamis a la cabeza, también mantenía una posición litigante contra el Gobierno. Sin embargo, después de unos meses, el presidente de la Comupro retiró la acción judicial y hoy integra el lote de alcaldes beneficiados con esos fondos.
A rigor de verdad lo que en la superficie se planteó como una pelea institucional entre la Municipalidad de Córdoba y la Provincia, fue en realidad una discusión meramente política, con las elecciones del `19 como telón de fondo.
Mientras Mestre acusó al gobierno de extorsionar a los intendentes para suscribir al acuerdo, desde la Provincia le retrucaron asegurando que su posición respondía a una estrategia de posicionamiento personal de cara a su postulación provincial. Sin embargo, poco tiempo después, el presidente del Comité Central de la UCR aceitó nuevamente sus vínculos con el Panal y firmó la actualización del 20 por ciento de los fondos que por ley la Provincia transfiere a la Municipalidad.
Lo cierto es que tal como lo establece el Acuerdo Federal convertido en normativa en agosto pasado, los 500 millones de pesos, aproximadamente, que no recibirá la ciudad de Córdoba serán ahora repartidos entre las comunas y municipios PRO, UCR, Vecinalistas y peronistas que sí estamparon su firma en el Pacto.
Ese plus repartido según el índice de coparticipación, en algunas localidades llega a duplicar la cifra prevista inicialmente con lo cual, en un contexto de ajuste y crisis económica, resulta una excelente noticia para los jefes comunales.
Seguramente éste será uno de los temas que se abordará la semana que viene en una nueva reunión de la Mesa Provincia- Municipio donde el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, explicará a los cuatro bloques políticos que la conforman, los detalles del Presupuesto ya ingresado en la Legislatura de Córdoba.

Reunión de alcaldes PJ con Massei
El miércoles pasado, a pedido del presidente del bloque de intendentes de Unión por Córdoba, Facundo Torres, el ministro de Gobierno, Carlos Massei, recibió a un grupo de jefes comunales para conversar sobre los alcances del Presupuesto y planificar del cierre del año. Entre ellos, además del alcalde de Alta Gracia, estuvo su par de San Francisco, Ignacio García Aresca; el intendente de Noetinger, Ángel Bevilacqua; de Laguna Larga, Federico García; Federico Alesandri de Embalse, entre otros.



1 Comentario

  1. ¡Y si Mestre aceptaba, seguro que le iban a caer a la yugular por lo desmedido de la compensaciòn! Schiaretti, quizàs pensò “Todo hombre tiene su precio”, pero creyó que Ramoncito estaba en “liquidaciòn de fin de temporada” ¡ja,ja!

Dejar respuesta