Blindaje selectivo de Nación a municipios PRO para el ‘19

Intendentes negocian de manera individual partidas para obras. El macrista Pedro Dellarossa calzó el programa de Hábitat y los ingresos nacionales proyectados representan casi un cuarto del presupuesto neto para la ciudad de Marcos Juárez.

Por Yanina Passero
[email protected]

El año electoral activa el gen negociador de los dirigentes territoriales que ven en el cemento la clave para pelear reelecciones. El ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, garantizó a los intendentes los recursos necesarios para continuar con las obras en ejecución en 2019, pese a las políticas de ajuste que incluyó el Presupuesto que aprobó la Cámara de Diputados y continúa su debate en el Senado.
Pero a las palabras se las lleva el viento y, de manera individual o a través de los foros comunales que integran, buscarán un compromiso personalizado de la Casa Rosada para trasladar a sus respectivos presupuestos. Y contrariando la leyes de la vieja política, los macristas no estarían eximidos de las pulseadas con los popes de Cambiemos por fondos frescos. Por caso, hoy se reunirán los intendentes de Comupro para analizar la evolución de las tratativas, con carpetas de obras en mano.
El amigo del Presidente, Eduardo “El Gato” Romero, viajará mañana a Buenos Aires para obtener garantías de primera mano. Desde su entorno, aseguraron que observan “con preocupación” el impacto de las medidas para paliar la crisis en obras de importancia social como los programas Pobreza Cero y de Hábitat en Villa Allende.
Otra intendenta del municipio más importante del departamento Colón, Jesús María, asegura no tener precisiones sobre los recursos disponibles para proyectos como la nueva terminal de ómnibus, por ejemplo. Como su par de Sierras Chicas, Mariela Ispizua espera ser convocada para rediseñar el plan de obras en el nuevo contexto.
El titular de Comupro, Oscar Tamis, reconoció que está prevista “una restricción importante”. Agregó al respecto: “Si bien no van a dejar los programas en marcha, el Presupuesto 2019 prevé menos recursos para obras”. Seguidamente, destacó el compromiso de la Nación en revisar puntualmente cada programa, independientemente del color político. “El compromiso asumido por el ministro Rogelio Frigerio vale para todos”, tranquilizó el también intendente de Oliva.
Sin dudas, la incógnita más grande es que pasará con las obras y programas que se ejecutan en el distrito que comanda el socio cordobés más importante del Presidente Mauricio Macri. Los alfiles del intendente Ramón Mestre no han dado pistas aún sobre el Presupuesto 2019, aunque relativizan la dependencia con los inquilinos de la casa de Balcarce al 50 al asegurar que los proyectos más importantes se ejecutan con recursos propios y en especial con la deuda externa contraída años atrás. Por caso, hace unos días, el secretario de Finanzas del Palacio 6 de Julio sorprendió al informar que la caja registró superávit hasta septiembre y que no debieron apelar a las partidas previstas para obras para mitigar los efectos de la recesión.
El favorito
Ahora bien, es el intendente de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, quien ya cerró un trato positivo para el 2019. La semana pasada, el macrista que logró su reelección en el ápice de la crisis nacional, envió el proyecto de Presupuesto municipal para el ejercicio 2019 por $ 844.052.000.
El presupuesto neto de la ciudad amarilla es de $ 599.467.000, pero la cifra se completa, entre otros ingresos, con los giros nacionales y provinciales. Dellarossa recibirá del Tesoro nacional un cuarto de sus ingresos propios, es decir, de $ 141.860.000; mientras que desde El Panal enviarán $ 28.375.000.
Y el dato más importante: se mantienen las partidas para infraestructura. Dellarossa tiene abierto un programa de 200 viviendas y de mejoras barriales que ejecuta directamente la cartera de Frigerio. A pesar del enojo del dirigente por la lentitud en los desembolsos en plena campaña, se espera que en el 2019 se ejecuten cada una de las unidades restantes, de las cuales ya se entregaron 48.
Hasta ahora, Dellarossa sería el único liberado de la faena por más fondos que protagonizan miembros del PRO. “Pedro tiene teléfono abierto con el Presidente”, refunfuñan los pares del dirigente que le dio a Cambiemos el oxígeno esperado en el kilómetro cero del cambio, la noche del 9 de septiembre.



Dejar respuesta