Adiuc va al paro (16/11) contra su propio acuerdo

El gremio de los profesores universitarios acatará este viernes 16 el paro decretado a nivel nacional por Conadu. Reclaman adelantar la revisión salarial acordada para fin de año.



A sólo dos meses de haber cerrado la negociación paritaria 2018, los profesores universitarios volverán al paro de actividades este viernes 16 de noviembre. Conadu a nivel nacional, y Adiuc como su filial local, pararán en el marco de un plan de lucha que implica distintas acciones entre el 14 y el 22 de noviembre.

Esta vez no será por falta de definiciones sobre sus incrementos salariales, sino para reclamar que se adelante una revisión que los gremios habían acordado para el final del año.

El acuerdo paritario firmado a comienzos de septiembre por el Gobierno y cinco centrales gremiales incluye una “revisión obligatoria” para el bimestre noviembre-diciembre según la evolución de la inflación. Sin embargo, Conadu no quiere esperar, argumentando que los aumentos generalizados de precios así lo exigen.

El paro se realizará apenas un día después de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) haga pública el valor del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de octubre. Las medidas monetaristas introducidas por la nueva conducción del Banco Central hacen presumir que la inflación será menor que en meses anteriores.

Mientras tanto, en Córdoba el paro recordará a oficialistas y opositores el sinsabor de las tomas de edificios, que mantuvieron en vilo a la Casa de Trejo hasta apenas seis semanas atrás. Las ocupaciones habían comenzado como un apoyo a los reclamos docentes, pero se extendieron durante varias semanas después de que los profesores resolvieran su conflicto.

Paro contra lo acordado

El acuerdo paritario de este año insumió al Gobierno y a los gremios docentes casi siete meses de negociación y conflicto. Finalmente, a inicios de septiembre, la cartera educativa nacional consiguió la firma de cinco centrales: Conadu, Fedun, Fagdut, UDA y Ctera. Conadu Histórica permaneció como la única entidad que no reconoce el acuerdo, tal y como lo hizo por casi una década durante el kirchnerismo.

La propia Conadu califica las cláusulas pactadas como “uno de los acuerdos paritarios más altos”, puesto que implica un aumento salarial de 26 por ciento desde marzo hasta octubre. Sin embargo, reclama que “el desmanejo del proceso inflacionario causado por el gobierno establece la necesidad de activar la cláusula de revisión salarial que equipare el incremento de precios y dé alguna respuesta al malestar de la docencia universitaria”.

El punto 6 del acuerdo paritario salarial establece una revisión obligatoria de la evolución de la inflación para el bimestre noviembre-diciembre, lo que sólo podría hacerse a mediados de enero cuando se conozca la inflación oficial del último mes de este año.

A pesar de ello, Conadu ha decidido presionar al recientemente asumido titular de la Secretaría de Políticas Universitarias, Pablo Domenichini, en busca de una revisión antes de entrar a diciembre. Desde el Ejecutivo nacional han preferido aguardar a conocer la cifra de la inflación de octubre antes de reunirse con los gremialistas, puesto que es la única forma de contrastar lo acordado con la evolución real de los precios.

Además del paro del viernes, los profesores articularán medidas de fuerza con la CTA en la jornada del miércoles, en repudio al proyecto de Presupuesto 2019 que ya cuenta con media sanción del Congreso. El miércoles de la próxima semana, en tanto, se realizará el “Foro Universitario del Encuentro Latinoamericano contra el Neoliberalismo, por una universidad democrática y popular”. El plan de lucha concluye con una nueva reunión del plenario de secretarios generales, que ocurrirá el jueves 22 de noviembre.

Córdoba

Si bien Conadu informó que las autoridades de su filial cordobesa no participaron del plenario en el que se decidió el plan de lucha, Adiuc ya ha informado su acatamiento del paro de esta semana.

La jornada de protesta puede ser un aliciente para el secretario general del gremio, Javier Blanco, quien enfrentó serias dificultades para que las bases aceptaran lo acordado por Conadu. Los delegados de Córdoba votaron contra el acuerdo en el congreso de la central nacional, pero días después lo aceptaron, en una segunda asamblea que fue costosa para Blanco.

El renovado plan de lucha podría ser una herramienta que el profesor de Famaf utilice para re-legitimarse ante sus pares.



Dejar respuesta