Herederas de una dinastía

Como parte de la grilla del festival Personal Fest, que tendrá lugar en Buenos Aires este fin de semana, el domingo se presentará Warpaint, una banda que está conformada por cuatro chicas y que ha cosechado un altísimo prestigio en el ámbito del rock independiente estadounidense.



Por J.C. Maraddón
jcmaraddon@diarioalfil.com.ar

WarpaintEntre las muchas canciones que los Red Hot Chili Peppers incluyeron en su disco doble de 2006, “Stadium Arcadium”, se cuenta una titulada “Desecration Smile”, que fue el cuarto single del álbum y que, según cuenta la leyenda, fue escrita por el cantante Anthony Kiedis para su novia Heather. Sin embargo, la que participó concretamente de la grabación del tema, para interpretar los coros, fue Emily Kokal, quien en ese momento estaba noviando con John Frusciante, el polémico guitarrista de Red Hot Chili Peppers que se había ausentado de la formación entre 1992 y 1998 y que terminó apartándose definitivamente en 2009.
“Desecration Smile” tuvo una gran difusión en aquel momento, sobre todo a partir del videoclip que fue realizado bajo la firma del renombrado realizador Gus Van Zant, quien ya había trabajado antes con la banda en “Under The Bridge”. Allí se ve a los cuatro miembros de la formación gesticulando sobre unos peñascos, con el bajista Flea oculto bajo un sombrero y un poncho. Por supuesto, no figura allí la corista Emily Kokal, cuya participación en el registro de la canción sólo mereció una mención secundaria entre los créditos, por lo que en aquel entonces pasó completamente desapercibida.
Una vez recuperado de su adicción a la heroína, que fue la que lo obligó a apartarse de los Red Hot Chili Peppers en el momento en que el grupo alcanzaba su mayor suceso, John Frusciante expandió su energía creativa hacia la composición y a la producción. Tras promover la carrera musical de su novia al sumarla como corista en “Desecration Smile”, Frusciante trabajó en la mezlca final del primer EP de la banda que ella había fundado en Los Ángeles junto a otras chicas: Warpaint. El trabajo se llamó “Exquisite Corpse” y fue editado de manera independiente en 2008, con excelente repercusión entre la crítica especializada.
Un detalle llamativo es que Frusciante sugirió a Warpaint que sumara para “Exquisite Corpse” al violero Josh Klinghoffer, quien por esos años oficiaba de segunda guitarra en los Red Hot Chili Peppers y que, a la salida de Frusciante de esa banda, lo reemplazó en su función, una tarea que desempeña hasta la actualidad. Mientras Warpaint se ganana un lugar destacado en la escena rockera estadounidense y con su puesto cubierto en RHChP, John Frusciante dio inicio a una década de experimentaciones artísticas individuales, que incluso lo han llevado a coquetear con la electrónica.
Desde aquel EP inicial, Warpaint, con Emily Kokal al frente, lleva publicados otros tres discos (el último, “Heads Up”, en 2016) y ha cosechado un altísimo prestigio en el ámbito del rock independiente, donde se ubica a su obra como heredera de una dinastía en la que figuran intérpretes de gran renombre. Sin embargo, su carácter alternativo no les impidió ser el número soporte del ex One Direction Harry Styles durante sus shows en Asia este año, después de haber teloneado a Depeche Mode en ocasión de sus cuatro funciones en el Hollywood Bowl en junio de 2017.
Como parte de la grilla del Personal Fest que tendrá lugar en Buenos Aires este fin de semana, Warpaint subirá al escenario el domingo, en la última jornada, que tendrá como cierre la presentación de Lorde. Aunque por aquí no es tan conocido el periplo de estas cuatro rockers, es difícil que su performance pase desapercibida. Con un estilo enérgico y salpicado de psicodelia, ellas trasuntan el espíritu del girl power emergente por estos días, por más que su currículum discográfico comience con aquel ya lejano padrinazgo de John Frusciante y de la tímida presencia de la voz de Emily Kokal en “Desecration Smile”.



Dejar respuesta