Juecismo, listo para negociar en Cambiemos (modo paritaria)

Con su regreso a la presidencia del Frente Cívico, Luis Juez se aseguró un espacio de negociación directa con los aliados y colocó a sus hombres de confianza en el congreso partidario.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

El senador nacional Ernesto Martínez cederá la presidencia del Frente Cívico a su fundador, Luis Juez, antes que caduquen los mandatos de la actual conducción, el 10 de diciembre. El también titular del Instituto Nacional de Capacitación Política no tendrá intermediarios en la mesa de negociación de la estrategia electoral de Cambiemos.
Comprensible. Jugará todas sus cartas para evitar que la mixtura de identidades partidarias que pretende en creativo de Cambiemos, Marcos Peña, termine fagocitando a la fuerza que fundó hace 16 años.
Juez carga a cuestas con su rebeldía política. En las elecciones municipales de 2015 se presentó como alternativa a la dupla liderada por Ramón Mestre y el macrista Felipe Lábaque, pero el resultado cosechado junto a la peronista díscola Olga Riutort dio elementos suficientes a sus adversarios (en especial a los cercanos) para amasar la hipótesis de que Cambiemos rinde sin los servicios del exintendente de Córdoba. Pero lo cierto es que el presidente Mauricio Macri no se desprendió de su aliado local y, en concreto, no lo hará en lo sucesivo. El mandamás de la Casa Rosada necesita de cada voto. Ya nada es como 2015.
El Frente Cívico tiene los mismos motivos que el PRO para terciar en la interna cambiemita que, hasta ahora, sólo monopolizaron los “boina blanca” Mario Negri y Mestre. Incluso, impulsos mayores. Veamos por qué.
El macrismo local no tuvo más remedio que imponer la precandidatura del resistido Héctor “La Coneja” Baldassi. Fiel al estilo amarillo, la dedocracia hizo el trabajo. El ex réferi internacional sonrió para la foto flaqueado por el diputado Nicolás Massot, el promotor del festival de candidatos para mermar las expectativas del hombre que mejor mide. Enviaron un mensaje a la UCR, fin del trabajo.
El PRO pretendía salir de ese incómodo lugar que lo ubicaba en la batalla por el segundo renglón de la boleta ejecutiva provincial o -¡peor!- moviendo sus hilos para integrar la lista legislativa provincial. La Municipalidad de Córdoba aparecía como el gran botín.
En el caso del FC, la situación es más complicada aún. Sus dirigentes no ocupan cargos expectables en el Gobierno de la Nación o en áreas de poder real, al menos no en las proporciones de sus aliados. La situación podría profundizarse si sus líderes no muestran energía. Juez tendrá su silla en la mesa que comparten los presidentes partidarios que integran Cambiemos, y también colocó a hombres como Martínez y el legislador Juan Pablo Quinteros en el congreso partidario, a cargo de las plataformas y discusiones que refieran a las alianzas. Pelarán, aseguran.
“No le tenemos temor al proceso de internas. Tenemos encuestas que dicen que Juez empezó a crecer en las encuestas, incluso en niveles similares a los de Mestre”, justificó Quinteros la legitimidad del FC en la pulseada por el 2019.
Y concluyó: “Para evitar la designación de candidatos a dedo, el sistema ideal es el consenso y la elaboración de las reglas de juego”, aseguró el precandidato a la intendencia.
En tanto, Martínez fue enfático: “Vamos a jugar, no nos bajamos de la pulseada provincial ni municipal”.
Mujeres en Capital
Por primera vez, el Frente Cívico tendrá dos mujeres a cargo del partido en Capital. Se trata de Viviana Martoccia y Eugenia Pujadas, en la presidencia y vice, respectivamente.
La lista única de autoridades a nivel provincial inicia con Juez a la cabeza y continúa con Walter Nostrala en la segunda escala. Graciela Villata será la tesorera.



1 Comentario

  1. “No le tenemos temor al proceso de internas. Tenemos encuestas que dicen que Juez empezó a crecer en las encuestas, incluso en niveles similares a los de Mestre”, justificó Quinteros la legitimidad del FC en la pulseada por el 2019.

    Similares a Mestre? o sea, nada de nada… con que poco se conforman los pibes…

Dejar respuesta