Schiaretti, no presidenciable pero sí armador del PJ Federal

Desde España, el gobernador desinfló la expectativa de quienes lo cuentan como posible candidato a presidente y dijo que está enfocado en Córdoba.



Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

“El gobernador Juan Schiaretti no hará nada, absolutamente nada, que pueda poner en riesgo la continuidad del peronismo en el poder provincial”, responde un schiarettista paladar negro cada vez que se le pregunta sobre la posibilidad de que el cordobés se suba a la pulseada nacional el año que viene.
Son varios los elementos que alimentan una fantasía que está dando vueltas desde hace tiempo en el PJ Federal y que es abonada por hombres como Miguel Ángel Pichetto o Juan Manuel Urtubey.
El primer factor que cuentan es que Schiaretti es el administrador de la segunda provincia más importante del país, destacan su perfil de gestor; en segundo lugar, dicen que el cordobés genera consenso y es legitimado por sus pares peronistas. Como tercer elemento y entre los más subrayados, recuerdan que después de la ultramacrista María Eugenia Vidal, las encuestas nacionales lo ubican como el jefe provincial con mejor imagen.
Esas tres condiciones en un contexto donde ya no está José Manuel de la Sota y, a excepción de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la oposición no asoma un solo nombre que por su peso específico pueda hacerle sombra a Mauricio Macri, la acciones de Schiaretti suben. NOta
Más aún cuando el cordobés asume con muy alto perfil su rol dentro del ala del peronismo rebautizado como republicano y federal.
Su costado de articulador entre la Rosada y los gobernadores PJ, lo pone como uno de los conductores del espacio que además de tener su caja de resonancia legislativa, busca trabajar en una oferta electoral propia.
Es allí donde, a fines de septiembre, el mandatario provincial junto a su par salteño, Urtubey, el senador Pichetto y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, lanzaron su propia línea interna con miras al 2019. Mediante un comunicado hablaron de fortalecer una “tercera vía” al macrismo y el kirchnerismo de cara al año político que entra.
De aquella foto de los cuatro a hoy pasaron muchas cosas, y la discusión del Presupuesto volvió a abrir una grieta entre los jefes provinciales peronistas.
Lo cierto es que ayer, desde España donde gestiona fondos para obras provinciales, Schiaretti desinfló la idea que sobrevuela sobre su posible candidatura nacional, dejando en claro que la prioridad hoy pasa por cuidar el terreno donde el peronismo es gobierno desde hace casi dos décadas. Córdoba, sigue siendo su plan A.
Cuando justamente se le preguntó sobre esa posibilidad, en declaraciones a Cadena 3 dijo: “Respeto a todos los dirigentes que plantean sus expectativas pero no es lo correcto hacerlo ahora. Quienes tenemos responsabilidad de gobierno tenemos la responsabilidad de que la crisis golpeé lo menos posible a los habitantes de nuestra provincia”.
Subrayó que el peronismo tiene “que establecer un programa para una alternativa”, pensando en las elecciones presidenciales del año que viene, e insistió con su idea de sumar otras fuerzas partidarias para conformar el frente electoral.
“Yo aspiro que no solo estén los peronistas republicanos, sino que estén otras fuerzas, como el propio movimiento popular neuquino, el partido socialista que expresa Miguel Lifschitz o Margarita Stolbizer. Tenemos que establecer un programa para una alternativa”, agregó.

Gira
Schiaretti encabezó la misión institucional de la Provincia de Córdoba en España, y mantuvo distintas reuniones, enmarcadas dentro del proyecto International Urban Cooperation (IUC), que financia la Unión Europea y que persigue mejorar la colaboración entre distintas regiones.
El objetivo de la visita fue propiciar futuros acuerdos en innovación y competitividad en cinco sectores específicos: agroalimentario, autopartista y metalmecánico, tecnologías de la salud, tecnologías de la información, y turismo. El gobernador regresó anoche a Córdoba.



1 Comentario

Dejar respuesta