Nazario alinea ultradelasotismo detrás de Schiaretti ‘19

La diputada nacional se reunió con dirigentes del interior para coordinar acciones departamentales y comenzar a trabajar en el proyecto reeleccionista del gobernador, pero sin perder identidad.

Por Yanina Soria
[email protected]

A casi un mes y medio de la tragedia que enlutó al PJ cordobés y obligó al gobernador Juan Schiaretti a poner en marcha un dispositivo de reordenamiento interno, la figura de José Manuel de la Sota sigue siendo el punto convocante y movilizador entre la dirigencia.
En nombre del legado que dejó, el partido está recorriendo distintos puntos del mapa provincial llamando a la unidad y activando a los suyos en la previa a un año electoral donde el oficialismo sólo maneja como opción imponerse nuevamente en las urnas y retener, por sexta vez consecutiva, el poder en la Provincia.
La muerte inesperada del creador de Unión por Córdoba (UPC) aceleró procesos y en la práctica, está funcionando como la amalgama que el justicialismo local necesitaba para iniciar un camino real hacia la unión de sus partes.
Por eso, aunque Schiaretti haya sabido leer rápidamente el escenario que se abría y el PJ esté en plena fase de consolidación interna, en el Panal tiene muy en claro que no hay margen para descansar. Al contrario. El desafío de afrontar la primera elección sin su gran líder motivó al justicialismo cordobés a poner primera y arrancar arando. En eso están.
Como parte del operativo de contención para quienes perdieron a su guía político, el gobernador convocó a los delasotistas. Primero lo hizo con la hija del ex mandatario y concejala, Natalia De la Sota y el legislador Daniel Passerini, y luego, con la diputada Adriana Nazario, última pareja del difunto. La ex funcionaria provincial es, en cierta forma, quien representa al núcleo de dirigentes del interior.
Tras una reunión que mantuvo con Schiaretti en el Panal el diálogo entre ambos quedó abierto. Ese primer encuentro sirvió también para enterrar algunas cuestiones por las que la parlamentaria que el año pasado no aceptó ser parte del bloque que responde al gobernador en la Cámara Baja, decidiera dejar, en breve, la bancada massista para jugar políticamente el último año de su mandato con sus pares cordobeses del PJ.
Mientras tanto, Nazario y Schiaretti ya dieron cuenta de lo aceitada que está la relación, la semana pasada cuando, en un recorrido por Río Cuarto, la mujer recibió y acompañó al mandatario provincial.
Este fin de semana, la diputada recibió en la casa que compartió con el ex gobernador en la ciudad el sur provincial, a dirigentes del ultradelasotismo, entre ellos funcionarios, legisladores y concejales. Estuvieron Franco Miranda, Laura Labat, Miriam Cuenca, Miguel Ángel Majul, y Edgar Bruno, entre otros.
“José Manuel siempre nos enseñó que los que aman lo que hacen no duermen para descansar sino para seguir soñando. Y acá estamos juntos, fuertes y listos para salir a la cancha a hacer realidad lo que soñamos junto a él! #LegadoDelaSota”, escribió en su cuenta de Twitter.
Allí, junto a los referentes de La Militante, la agrupación que supo ser el brazo juvenil del delasotismo, organizaron un acto homenaje que se realizará el próximo 1 de diciembre donde se espera movilizar a un número importante de dirigentes.
Pero también, se juntaron para trazar una hoja de ruta con recorridos departamentales que el ultradelositismo comenzará a realizar por el interior provincial para, además de mostrarse activo, comenzar a trabajar fuertemente bajo el lema “Schiaretti 2019”. La idea es coordinar acciones para aportar lo más que se pueda al proyecto reeleccionista pero sin perder identidad.



3 Comentarios

  1. Se viene la fórmula Schiaretti – Nazario (seguro agregará De la Sota al apellido aunque ya estaban separados) a la provincia y Vigo a la municipalidad.
    Seguiran las mismas familias. Se acuerdan de Catamarca (clan Saadi), de Santiago del Estero (los Juárez), Formosa (Infran). ¿Cómo se llama eso? Para Córdoba no quiero lo mismo

Dejar respuesta